La belleza en la mujer tiene que ver más con lo que siente, piensa y proyecta que con los estándares que se han impuesto a través de los años. Para sentirse más segura de sí misma puede que elija un peinado de novia que destaque las más bellas facciones de su rostro y que elija el vestido de novia que mejor le vaya de acuerdo a la forma de su cuerpo. Sin embargo, ¿qué hacer si al ver vestidos de novia 2020 fueron los de tirantes o los de escote strapless los que te cautivaron, pero tus axilas lucen un poco manchadas? Entonces esto te interesará.   

Por qué se manchan las axilas

Si es tu caso, no eres la única. Y aunque no es consuelo cuando piensas que no lucirá tu vestido de novia moderno como quieres, es bueno que sepas que no es por algo que hayas hecho mal o por mala higiene, aunque sí por algunas omisiones como las siguientes: depilarse las axilas con rastrillo sin hidratación y constantemente, transpirar en exceso y no usar un antitranspirante efectivo de acuerdo a tu PH, no exfoliarse de la forma y frecuencia correcta, así como exponerse demasiado al sol. 

Así que antes de pasar a los remedios que te ayudarán a quitar ese miedo de que se noten las manchas con tu vestido de novia de encaje, es bueno que la siguiente vez que quieras eliminar el vello de esta zona, lo hagas a través de la depilación con crema o cera y dejes por un tiempo el rastrillo. También que busques un desodorante más efectivo, que sea dermatológico e indicado para aclarar el tono de piel en esta parte del cuerpo y te proteja de la transpiración. Y que en todo momento que tengas exposición al sol uses bloqueador, no solo en las axilas sino en el rostro y cuello, principalmente.

Si buscas un tratamiento casero, hay algunos ingredientes naturales cuyas propiedades ayudan a exfoliar, blanquear e hidratar las axilas. No son agresivos, por el contrario, hay que tener paciencia para comenzar a ver resultados en un plazo de dos meses, aproximadamente. Estos son algunos de los más efectivos.

Exfoliante de limón con azúcar

Las células muertas hacen que las axilas luzcan más oscuras de lo que realmente son, incluso a veces aunque uses un vestido de novia con mangas de tela ligera, por lo que exfoliar una vez por semana es importante. Mezcla el jugo de medio limón con dos cucharadas de azúcar y que repose por tres minutos.

Aplica la mascarilla grumosa en las axilas y deja actuar por cinco minutos, después frótala ligeramente dando masajes circulares. Enjuaga y aplica crema humectante, así que considera hacerlo por la noche, de lo contrario sudarás al no tener desodorante. Desde la primera aplicación se siente una piel más suave.

Mascarilla de bicarbonato de sodio y limón

Es uno de los remedios al que más recurren las mujeres en general, pero en especial las prometidas que llevarán un peinado recogido y que no podrán ocultar con el cabello esta parte de su cuerpo. Para hacer esta mascarilla blanqueadora, es necesario mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con las gotas de medio limón, no más porque este tiende a manchar si se usa con exceso.

Unta la masa en las axilas, deja actuar por diez minutos y enjuaga. Lo mejor es aplicarlo por la noche y repetir cada dos semanas. Puedes comenzar a notar el efecto después de cuatro aplicaciones.

Hidratante de avena o aloe vera

Después de la depilación, es indispensable mantener las axilas bien hidratadas, ya que la irritación o resequedad son un factor para su oscurecimiento. Un remedio natural para hidratarlas es la avena y la sábila. Con la primera, puedes hacer una mascarilla con dos cucharadas de avena molida y una de miel de abeja, úntala, déjala actuar por diez minutos y enjuaga.

Por su parte, el aloe vera despierta pensamientos de amor cortos entre las mujeres por sus propiedades. Si tienes en tu casa esta planta, corta una de sus hojas a la mitad para que quede la pulpa expuesta y aplica sobre las axilas. Repite este procedimiento de preferencia después de la depilación. 

Antes de seguir con la elección del ramo de novia, sus flores y el estilo que tendrá, date unos minutos para aplicar estas mascarillas. Si te falta más de un mes, aún es tiempo de hacer algo al respecto y lucir radiante el día de tu boda. Comparte este tip con tus damas de honor, sin importar si el vestido de fiesta que llevarán deja o no sus axilas al descubierto. Tarde o temprano te lo agradecerán infinitamente.