Imago Digital

Han buscado cómo hacer centros de mesa para boda, de esta manera ahorrarán una parte que podrán invertir en la luna de miel, también han pensado en obsequiar recuerdos para boda útiles, así los invitados sacarán provecho, pero ¿qué pasa con el libro de firmas? Si creen que este elemento se irá a un rincón ¡están muy equivocado! El libro de firmas también puede tener un buen uso a futuro y no se quedará dentro de un estuche por ser delicado como el ramo de novia ¡Saquen provecho del especial libro de firmas!

Tienen que pensar un sinfín de detalles desde su tamaño, forma, material y ubicación. Deben encontrar el lugar dónde todos los asistentes lo noten y firmen, sobre todo su diseño debe garantizar que sobresaldrá tanto en la boda como dentro del hogar.

Un buen diseño es un gran aliado

Lola Torres Photography

El afamado libro de firmas, además de estar encuadernado puede ser presentando en diferentes formas, materiales, composiciones y colores. Lo ideal es experimentar y crear las más fabulosas ideas. Este puede ser un juego de mesa como un rompecabezas o fichas de jenga, incluso pueden reunir corchos y sobre estos, los invitados firmarán, ya reunidos todos los corchos pueden formar una letra, una figura o colocarlos dentro de un refractario de cristal.

¿Más ideas? manden hacer las iniciales de sus nombres, elijan el material y color que más les guste para después colocarlos en la recepción y los invitados se tomen un tiempo para escribir sobre ellas.

Iram Ortega

A través de las fotografías instantáneas hagan un álbum o enmarquen todas en un solo cuadro, quizá puedan sustituir las fotos por notas, corazones u otra figura de papel que al recopilarlas formen las hojas o raíces de un árbol. La idea es que diseñen un libro de firmas que juegue a la perfección con la decoración o pinte contrastaste en el interior de la boda y de su hogar.

En caso que el diseño del libro no se preste a la decoración de la casa puede convertirse en un accesorio como un juego de mesa ¿la ventaja? Cuando reúnan a sus mejores amigos para platicar, tomar unos tragos y disfrutar de una deliciosa cena a la vez podrán jugar e ir leyendo las dedicatorias de los invitados de su boda.

La mesa para el libro de firmas

Dany Magg Photography

¿Qué? ¿pensaban qué únicamente debían preocuparse por la ubicación de la mesa de dulces para boda? ¿Y de la decoración del pastel para boda? ¡Nada de eso! también tienen que contemplar cómo será la decoración de la mesa, cómo colocarán el libro, cuáles serán los elementos que lo acompañarán y sobre todo, en qué parte del salón lo colocarán. 

Después de pensar cuál es el mejor material con el que se fabricará el libro y que este tenga un uso dentro de casa, tienen la tarea de sentarse y encontrar el espacio predilecto para su ubicación en la boda.

La mayoría de veces el libro de firmas se coloca a la entrada, de esta manera cuando los invitados sean recibidos con bocadillos y cocteles, estos comenzarán a observar detalladamente el interior de la celebración desde los centros de mesa para boda sencillos hasta las arañas luminosas, entre sus curiosidades se acercarán al emplazamiento del libro y se darán el tiempo necesario para escribirles buenos deseos en su nueva vida.

Arely Villarreal

Indiquen a los meseros que habrá un tiempo para entregar los alimentos de bienvenida, es decir, que estos no se ofrezcan cuando los invitados estén firmando o estén cerca del libro, así se evitarán accidentes y no habrá manchas que arruinen la presentación.

Sin embargo, el libro puede estar al lado del photo booth, después de unas fotos rápidas y chistosas estarán inspirados para firmar el libro. En caso que la mesa del libro esté acompañada de más artefactos procuren destinarle un espacio para que este ni otros decorativos sean opacados y no se vea todo amontonado.

Es importante que la decoración de la mesa siga un mismo lineamiento con la temática de la boda, puede colocar las mismas flores para boda de los centros de mesa pero en otros recipientes o añadir una máquina de escribir para dar un toque vintage o señalamientos de madera para evocar lo rústico. Jueguen con los miles de elementos que tengan a su alcance, combinen colores y texturas para obtener una mesa destacable y llame la atención de todos.

Definitivamente el libro de firmas ¡no es un recuerdo para boda! pero sí un recuerdo para ustedes. Esté enmarcado, sellado en paredes formando figuras o dentro de una vasija, el libro siempre les recordará lo mucho que los invitados disfrutaron la fiesta, especialmente los hará retomar cada buen deseo que fue descrito por las personas más importantes, aquellas con quienes compartieron su gran día. Las firmas, dibujos, pensamientos de amor y textos que les escriban siempre quedarán guardados en su mente, corazón y en ese elemento que destinaron como libro de firmas ¡Un tesoro lleno de buenos deseos!