La Casa de las FloresLa Casa de las Flores

Lo que los niños vean en su boda les enseñará el significado de estos eventos: ¿el amor es una cosa aburrida de adultos o es una experiencia maravillosa llena de fantasía? Descubran cómo hacer que se sientan a gusto (y se sienten a la mesa) con mucho más que juegos, un delicioso pastel de boda o la promesa de que pronto podrán atacar la mesa de dulces para boda. Aquí tienen muchas ideas para impresionar a sus invitados más pequeños, desde los recuerdos para boda que los niños (y sus papás) amarán hasta los juegos que los mantendrán ocupados mientras los grandes bailan.

Mesas para todas las edades

Sam Torres PhotographieSam Torres Photographie

Para empezar a planear su mesa (o mesas) de niños para la boda, primero deben hacer una lista de invitados muy especial. Contemplen cuántos niños habrá y qué edades tendrán aunque sea aproximadamente.

Con chicos y chicas de edades muy diversas, es mejor hacer varias mesas. Los grupos de edad para organizar a los niños en diferentes mesas pueden ser: menores de 9 o 10 años, hasta 12 o 13 años y mayores de esa edad. Los adolescentes merecen su propia mesa y, aunque no sean tan inquietos como los pequeñines, se sentirán más cómodos con niños de edades similares.

Aunque se puede hacer mesas especiales para ellos, los niños menores de 5 o 6 años pueden ser muy inquietos y tal vez todavía no están totalmente acostumbrados a comer solos. Por ello, quizás sea mejor que permanezcan con sus papás en el banquete, hasta que les den permiso de reunirse con los más grandes. Analicen también si habrá un espacio para que los bebés y los niños más chiquitines puedan descansar o dormir alejados del ruido.

¿Dónde poner la mesa de los niños?

Eventos CataluñaEventos Cataluña

Antes de seguir, consideren la ubicación de la mesa de los niños. Si quieren integrarlos al máximo en la fiesta, colóquenlos en un lugar cercano a la pista. A los niños les encantan los cuentos, por lo que será un acierto ponerlos en primera fila para presenciar el baile de novios. Además, saltarán a bailar en cuanto haya música.

Si desean dar a los niños su propio espacio para que puedan disfrutar sus actividades, coloquen la mesa infantil en un lugar especial. Podrían tener su carpa o una sala independiente, pero no por ello sin supervisión. Colores, lucecitas y una alfombra pueden ser suficientes para trasladarlos al País de Nunca Jamás. El punto medio es colocarlos a un lado de los adultos, donde puedan convivir con todos.

Qué mobiliario usar para los peques

Ocean WeddingsOcean Weddings

Algo bonito de la mesa de niños es que pueden elegir el mobiliario que ustedes quieran. Si la temática de la boda lo permite y no desentona mucho, puede tener formas divertidas, materiales poco comunes o colores muy brillantes. En recepciones al aire libre con estilos bohemios, campestres y banquetes o cocteles relajados, la ambientación de picnic es muy atractiva.

Para elegir las mejores mesas y sillas, piensen en las edades de los invitados. Los más pequeños necesitarán sillitas y una mesa bajita para poder moverse sin ayuda de sus padres y quizás necesiten materiales suaves, como plástico o espuma, para no lastimarse. Recuerden que a los niños les encanta la fantasía, así que busquen mobiliario que sea funcional para ellos y que, al mismo tiempo, los haga sentir felices.

Para los niños más grandes, pueden elegir mobiliario parecido al de los adultos o el mismo. Eso sí, con unas bancas tal vez les sea más fácil integrarse. Para este grupo de edad, eviten referencias demasiado infantiles; a la mayoría de los adolescentes no les gusta que los consideren niños pequeños. 

Decoración para las mesas infantiles

La decoración de la mesa de los niños es otro gran espacio para explotar la creatividad de los novios. Debe ser una decoración llamativa, pero también debe coordinarse con el resto de la ambientación. Por ejemplo, dentro de la paleta de colores que hayan elegido, pueden colocar arreglos de mesa para boda especiales con flores de papel, rehiletes, barquitos y, por supuesto, dulces.

Cuiden que los arreglos sean seguros. Los niños suelen tocarlo todo y los palos de madera, las espinas de algunas flores y las velas, por ejemplo, pueden no ser tan inofensivas. Para evitar accidentes en la boda, prueben a iluminar la mesa con leds y opten por lucecitas incandescentes en el piso.

Poner los nombres de los niños en las mesas será un gesto de cariño muy bien apreciado. ¿Y qué les parecen unas tarjetas y gafetes con ilustraciones personalizadas? Si ya consideraron tener un dibujante o caricaturista en la boda, hagan este encargo con antelación para que sus pequeinvitados se queden más que encantados.

Vajilla segura para invitados especiales

Alquiladora Enjoy & Carpas GaleazziAlquiladora Enjoy & Carpas Galeazzi

La vajilla para los niños puede ser diferente. Por razones de seguridad y para reforzar el estilo de su mesa, es conveniente que utilicen materiales muy resistentes o desechables, al menos, para los más pequeños. Usen los colores de la boda o platos y vasos con decoración creativa que refuerce el tema. Vasos con vestidito de novia y platos con trajecito de novio pueden ser una opción adorable y llamativa. O sorpréndalos con una vajilla llena de color y de diseño infantil.

Usen materiales biodegradables para enseñarles a reciclar. Además, como los niños no necesitan tantas copas y cubiertos como los adultos, elijan vajillas minimalistas y prácticas. Si quieren sorprenderlos, coloquen un mantel de papel para que, después de comer, puedan dibujar encima: ¡es algo que nunca les dejarían hacer en casa! Para que no se ensucien, repartan mandiles chiquitos de papel o de plástico.

Menú saludable para niños muy activos

Fabrizio Simoneen FotógrafoFabrizio Simoneen Fotógrafo

Cuando se piensa en un menú para niños, las primeras opciones que llegan a la mente son hamburguesas, pizzas, cupcakes y papitas. Se han convertido en clásicos que hasta a los adultos les gustan. Pero también hay muchas opciones saludables y divertidas que tanto sus pancitas como sus papás agradecerán.

Lo importante para elegir el menú de niños es que tenga una presentación creativa y sabores divertidos, pero no muy extravagantes. Es importante que no piensen que es comida de adultos, porque automáticamente la rechazarán. Pueden servir menús individuales o dejar bandejas en la mesa para que tomen lo que más se les antoje: mientras sean opciones sanas, podrán comer cuanto quieran.

Busquen un menú que combine alimentos a las que estén acostumbrados con otros que nunca comen en casa. ¡Será una experiencia gastronómica única, quizás la primera que experimenten! Aunque su proveedor de catering de boda seguro les hará una propuesta envidiable, aquí tienen algunas sugerencias.

  1. Para la entrada, elijan comida confortable: daditos de queso, pepino y zanahoria rallados o cubitos de cereales. Espagueti, arroz con plátano y ensalada con frutas también son buenas opciones. Den un giro a la comida seria añadiendo colorantes, formando figuras como pulpos o sesos de zombies y añadiendo salsas gelatinosas. A los niños les encantará la forma, aunque en realidad estén hechos de verduras o frutas.
  2. El plato fuerte debe tener proteínas, es decir, pollo, carne o pescado. Filete, milanesa o croquetas con harina vegetariana o ralladura de coco tendrán un sabor que, sin duda, disfrutarán. Unos bocadillos saludables y pechuga de pollo endulzada también serán muy gustados.
  3. Consiéntanlos con el postre. La fruta con chilito o con chocolate será todo un éxito. Las manzanas con caramelo, gelatinas, paletas de hielo naturales y cupcakes caseros también les gustarán mucho. Aprovechen el postre para sorprenderlos. Aquí sí se pueden permitir jugar sirviendo cosas que parezcan comida de adultos, pero que en realidad tengan un sabor increíble. ¿Huevos hervidos? ¡Son gelatinas de coco con piña! ¿Capuccino? ¡Es chocolate con espuma de vainilla!

Si les ofrecen todos estos manjares, será imposible que no coman. Eso sí, que guarden un huequito especial para su rebanada del pastel de fondant para boda. Aunque luzca precioso, también tiene que comerse.

Atención personalizada para los peques

NineramaNinerama

La ayuda extra nunca está de más. Contratar animadores, cuentacuentos y cuidadores profesionales les ayudará mucho a mantener entretenidos y bien atendidos a los niños. Cuando busquen este servicio, cerciórense de que el profesional está capacitado para cuidar a los niños de las edades que asistirán a su boda. Además de ponerles actividades divertidas, esta será una forma de tranquilizar a los papás.

Juegos para la mesa de los niños

Wedding MemoriesWedding Memories

Hay muchas actividades para niños en las bodas, pero algunas los mantendrán en sus asientos, por lo menos, un buen rato. Con la ayuda del diseñador de sus invitaciones de boda originales, pueden crear tableros o juegos de naipes personalizados con fotos de su boda, ¿se imaginan? Por ejemplo, algunos juegos de mesa como lotería, memoria, tangram, espirógrafos, Uno o Turista pueden ser un buen entretenimiento, incluso en la era digital.

Por cierto, para los niños grandes que ya tengan celular, ¿qué les parece la idea de pedir que los depositen en una caja fuerte y solo puedan conseguirlos después de resolver algunos acertijos o pasar alguna prueba lúdica?

Y para después de que los platos queden vacíos, organicen concursos. ¿Quién hará la bola más grande de plastilina o la torre más alta de Lego? ¡Solo ellos lo sabrán! Cuando empiecen a ponerse inquietos, revelen una sorpresa. Coloquen debajo de sus asientos boletos intercambiables por premios, golosinas o juguetes, eso les asegurará otro rato de diversión.

Obsequios geniales para niños

Chuy & TaniaBoda de Chuy & Tania

Así como a los adultos los recibirán con un delicioso tentempié y con un buen coctel, reciban a los peques con un creativo kit. Coloquen libretas, crayolas o gises, cómics, burbujeros y una foto de los novios especialmente capturada para los niños. La conservarán si les llama la atención verlos con globos, disfraces o utilería divertida. A propósito, anímense a repartir máscaras, pelucas, gafas y disfraces para que se diviertan mientras comen. ¡Pero sin distraerse demasiado! 

Para después de la comida o la cena, también pueden repartir kits DIY para niños. Si les comparten algunos de los trucos con los que ustedes aprendieron cómo hacer recuerdos para boda, ellos podrían llevarse sus propias coronas de flores o hacer un postre casero. Tengan precaución también para no entregarles materiales tóxicos o que dejen manchas imposibles de quitar. Será una experiencia educativa que siempre recordarán.

¿Verdad que les habría encantado poder asistir a una boda así cuando ustedes eran pequeños? Creen una fiesta que los pequeños recuerden por siempre. No olviden que hay muchos recuerdos para boda económicos que les gustarán a ellos y a su bolsillo, como algún juguete típico. Detalles como una matraca, un trompo con las iniciales de los novios o unas réplicas de los muñecos para el pastel de boda los mantendrán ¡seguro! en el equipo de los niños contentos. Si se van cargados de regalos, no solo será su boda favorita, sino que sabrán que en el amor siempre se gana.