Los pasteles de boda son una de las mejores maneras de consentir a los invitados, además de una obra de arte comestible que enfatiza el estilo de la boda y la esencia de la pareja. Puede que encontrar el pastel perfecto no ocupe tanto tus pensamientos como lo hacen los vestidos de novia. Sin embargo, no podrán dejar de admirar la decoración de los pasteles de boda; verán cuando llegue el momento de saborearlos.

El sector repostero cada día se va actualizando para crear pasteles espectaculares. Arriesgan por mezclar los ingredientes más suculentos y los diseños más seductores para atrapar el paladar y las miradas de todos. Aunque hay diferentes tamaños, diseños, sabores y colores, los pasteles son increíblemente deliciosos e irresistibles. Sin importar las diferencias que puedan existir en sus gustos y personalidades, descubran el estilo que más les complazca para su pastel. ¡No se limiten! Que la imaginación es su gran aliada. Aquí tienen cuatro opciones que vienen con todo.

1. Dulce naturaleza

Las flores para boda son importantes para el evento y, en varios de los elementos decorativos terminan adoptando un rol protagónico. En la imagen de la novia, están presentes en el ramo; en la recepción, son el toque acogedor de los arreglos de mesa para boda. ¿Podrán ser el acento perfecto para el pastel? Claro que sí.

La mayoría de los pasteles que llevan flores naturales o de betún tienen una base lisa o ruffled de fondant o que simula drapeados en chantilly, de forma que las flores les dan un toque vivaz. En ocasiones, estas son combinadas con frutas u hojas, para proseguir con el concepto natural y bohemio. El resultado de incorporar las flores a tan tradicional postre son unos pasteles de boda elegantes; en caso de buscar conceptos más rompedores, atrévanse con colores alegres, llamativos y divertidos.

2. Desnudos novedosos

Una gran opción para revolucionar lo clásico son los naked cakes, que son pasteles sin revestimiento que dejan a la vista el bizcocho. Sin duda, una de las nuevas tendencias que está sorprendiendo a todos. La seducción de este tipo pastel está en los elementos que lo decoran, los colores vivos y, sobre todo, su descubierto natural. Aunque el pastel desnudo es sencillo, las enredaderas florales, los frutos de temporada y otras plantas aportan originalidad y elegancia.

La ventaja de elegir un pastel desnudo es que la cantidad de azúcares añadidos y grasas disminuye, debido a que la decoración es más natural. La mayoría de los ingredientes que lo componen son frutas, natas o cremas, pero no por ser simples son menos deliciosos.

3. Creativos y deliciosos

La mesa de dulces para boda no es la única que puede tener una temática en especial, también el pastel. Sin restarle elegancia al asunto, pueden darle cabida a temas románticos al elegir decoraciones con corazones u optar por pisos asimétricos que permitan jugar con el diseño. Pero los novios ávidos de innovar pueden introducir sus gustos personales: música, actividades favoritas y hasta profesiones, en el caso de que todo esto forme parte importante de su relación de pareja. ¿No les parece una linda forma de contar su historia y describirse tal cual son? Algunos emplean cada piso del pastel a modo de episodio y plasman en ellos las etapas por las que pasó su relación, ¡qué original! 

Y hablando de episodios, una tendencia decorativa que cada vez está conquistando más celebraciones es la de los pasteles de fondant para boda inspirados en las series de televisión o películas favoritas. Si esta es una de las ideas para bodas frikis que más les apasiona, dejen que los zombis, los magos y los superhéroes de su elección formen parte de su pastel. Incluso pueden sustituir los clásicos muñecos para pastel de boda por figurillas fantásticos o algún topper de frases de cine. Analicen con su repostero cómo lo pueden trabajar.

4. Pastel + cupcakes

Esta propuesta moderna está reemplazando al clásico pastel de pisos, pero conserva su lado dulce y elegante. Es ideal cuando la boda tiene pocos invitados, pues los pisos de cupcakes mantienen el diseño majestuoso de los pasteles de altura. También se vale cuando su deseo es que el diseño del postre impacte en el plato de sus invitados, efecto que no siempre se consigue una vez el pastel llega partido en rebanadas.

Otro estilo es tener la estructura o base del pastel clásico de varios pisos y colocar en su totalidad cupcakes. Visiblemente, es muy llamativo y, sobre todo, práctico, pues permite reducir los desperdicios, ya que los que sobren después del reparto en las mesas, se pueden colocar en el candy bar

Hagan que sus invitados se lleven junto con sus recuerdos para boda una dulce y exquisita experiencia. Y antes de pedirle a su proveedor precios de pasteles de boda, saboreen las imágenes de pasteles de boda que tenemos para ustedes en la fotogalería. Cuando ya sepan qué les gusta más, compartan con sus seres queridos su azucarada felicidad.