ClichéCliché

El otoño es una de las temporadas más románticas del año. Desde las invitaciones de boda hasta el menú, las bodas otoñales lo visten todo de matices únicos. Tomen nota de las mejores ideas para los recuerdos de boda, la ambientación y hasta la decoración del pastel de boda y preparen la boda otoñal más especial.

Los colores del otoño en la boda

Hacienda CompostelaHacienda Compostela

El otoño tiene colores naturales cálidos y vibrantes, perfectos para ambientar bodas acogedoras y elegantes. Los tonos ocres y cafés son opciones clásicas que transmiten mucha calma y que pueden enmarcar bodas tradicionales. Además de combinar entre sí varios matices de esta paleta, se pueden contrastar con colores llenos de intensidad.

Rojo, amarillo y naranja también son colores naturales de la estación que pueden componer temas interesantes. En tanto, rosa y dorado son tonalidades delicadas que funcionarán en bodas elegantes y románticas. Para contrastar y crear temas sorprendentes y modernos, también se pueden aprovechar colores como guinda, menta y turquesa.

Locaciones para bodas otoñales

Bernardo Negrete MomentsBernardo Negrete Moments

Las bodas otoñales son oportunidades inigualables para atestiguar atardeceres al aire libre. Por eso, el aroma de un jardín, el color café de un bosque, la frescura de un campo o los tonos rojizos de un viñedo en otoño siempre serán escenarios muy genuinos. Las locaciones exteriores les permitirán disfrutar la belleza de la estación, cuyo mejor momento llega antes de caer la noche. En esas horas , los árboles y la luz natural cobran colores muy especiales en esta época del año.

También es una estación en la que se pueden aprovechar muy bien los interiores, pues la ambientación puede ser muy cálida y estar llena de detalles. Las bodas otoñales se pueden disfrutar en locaciones elegantes, interiores con ambientación rústica o industrial y ambientaciones muy románticas.

Flores de otoño para boda

Flör & FlöraFlör & Flöra

La decoración floral para otoño se caracteriza por incluir flores silvestres. Los arreglos de mesa para boda pueden combinar elementos naturales característicos de la estación, como hojas y ramas secas, frutos y piñas del bosque y texturas similares al musgo.

En México, se pueden encontrar flores para boda que remarcan el espíritu de la estación o que añadirán colores vivos a la paleta tenue de la temporada. Los crisantemos compondrán arreglos muy llamativos y alegres, perfectos para bodas clásicas. Las orquídeas son ideales para bodas sofisticadas y modernas y crearán contrastes interesantes con las decoraciones otoñales tradicionales. Para bodas bohemias y románticas, nada como un arreglo de girasoles o de narcisos.

Para el ramo de novia natural, las dalias y las hortensias son muy románticas y sofisticadas. Los alcatraces son unos de los favoritos de las novias clásicas, mientras que los jazmines serán perfectos para novias bohemias. En esta época del año, los ramos asimétricos y los pequeños ramos que simulan estar recién cortados son muy populares. Los contrastes de colores, así como toques apagados de verde y blanco iluminan los ramos.

Decoración para bodas en otoño

Dreams FussionDreams Fussion

La decoración de las bodas de otoño tiene como sello un aire rústico y toques vintage. Si la recepción se realizará en el exterior, en los altares, en las celosías o en los rincones lounge no pueden faltar las combinaciones de telas, flores y madera oscura. Para llegar al altar o a la mesa principal, un camino de hojas secas será una gran ambientación.

Las mesas de dulces para boda son espacios perfectos para desatar la creatividad. Mesas vintage de madera, alacenas o vitrinas con anaqueles pueden decorarse con letreros de madera. También pueden crearse rincones confortables con enormes sillones orejones y cojines.

Se pueden ocupar bancas colectivas o mesas de patas finas para crear dos tipos distintos de ambientación: casual y bohemia o elegante y clásica. Para sillas y sillones, la tapicería perfecta será de colores intensos y la mantelería puede tener listones o caminos de terciopelo o macramé.

Los centros de mesa pueden tener elementos como ramas o troncos o enriquecerse con toques metálicos: frutas de fantasía, bandejas y recipientes con texturas doradas, cobrizas o plateadas serán un toque de buen gusto. Otra de las presentaciones para esta riqueza natural son los centros de mesa tipo hortaliza o estilos ingeniosos con bases como frascos, alpacas o cubetas; estos serán ideales para estilos rústicos, campestres y con un toque ecológico.

Las velas son la mejor iluminación para las bodas otoñales; se pueden colocar en farolitos o candelabros. Las velas aromáticas pueden ser el mejor toque para la ambientación más completa. La iluminación puede completarse con bombillas vintage o con foquitos pequeños.

Menú para bodas de otoño

Restaurant Oscar'sRestaurant Oscar's

Probablemente, a los invitados de boda otoñal se les antojará un menú cálido, por lo que las mejores entradas serán sopas con ingredientes naturales de la estación, como champiñones, camote y calabaza. Es la época ideal para una rica sopa azteca o para una ensalada con pera y mandarina.

Las carnes con salsas de naranja, arándanos, avellanas o higos serán muy gustadas, así como los antojitos mexicanos. Tamales, elotes y chiles rellenos son las mejores opciones para bodas otoñales. Si quieren una opción vegetariana, no duden en aprovechar las espinacas y acelgas sazonadas con membrillo y granada o acompañadas de requesón y recetas como un risotto con productos de la estación.

Buñuelos y churros serán los postres más codiciados y seguro se ganarán un hueco especial en el candy bar. Pero también se pueden incorporar los frutos de la estación a otros postres, como dulces de naranja, galletas de canela, uvas con chocolate o manzanas caramelizadas. ¿No les parece el momento perfecto para contratar una fuente de chocolate para sumergir sus brochetas de fruta?

Acompañen su menú con bebidas muy elegantes, como champaña, vino espumoso y vino tinto. En esta época, la cerveza artesanal más amarga y los licores oscuros serán muy solicitados. Cremas de chocolate y avellana, y cocteles frutales con naranja, manzana, pera y canela serán una sorpresa inolvidable.

Pasteles para boda de otoño

LillyS BakeryLillyS Bakery

El otoño también es una excelente estación para deslumbrar con el pastel de boda. En las bodas románticas, un pastel de chocolate será el postre ideal. En las bodas más alternativas, un naked o seminaked cake muy bien decorado será una gran opción de pastel de boda elegante que sus comensales recordarán por siempre. 

Con flores silvestres, uvas, frutos rojos y azules, higos, castañas y hasta granos de café, cualquier pastel cobrará vida y lucirá muy apetitoso. También se pueden incorporar los símbolos de la estación: hojas, ramas y troncos con el color de la madera o con destellos brillantes.

Recuerdos para boda de otoño

Tu Boda ChikTu Boda Chik

Además de los souvenirs de despedida, los recuerdos de boda útiles pueden ser parte de la ambientación: chalinas y cobijas reconfortarán a los invitados y además serán algo que conservarán por mucho tiempo.

Entre las opciones comestibles, chocolates, botecitos con canela o con nueces y tarritos con miel alegrarán a sus invitados el camino a casa ¡o tal vez se acaben antes de que termine el baile! Si son más de cuidados personales, los bálsamos labiales prepararán a todos para el invierno, mientras que las velas con aromas de la estación y los saquitos de hojas secas aromáticas también serán detalles muy apreciados. El invierno está cerca y recién ha terminado la vendimia de verano, por lo que los sacacorchos serán más que necesarios y las tazas de desayuno se guardarán un importante lugar para tomar el próximo atole.

Antes de que todo empiece, inspiren su save the date en los colores y aromas del otoño. Después, seguro sorprenderán a todos con sus invitaciones de boda originales. Si sus seres queridos están desorientados, no olviden indicarles el dress code de la celebración o compartirles el catálogo de vestidos de fiesta. ¡La suya será la boda con más estilo del otoño!