By Love

El banquete, el lugar, la decoración y los estilismos que elijan marcarán gran parte del estilo de su boda. Pero si quieren que la elegancia de su celebración sea particular y única, con algunos pequeños detalles pueden lograr acabados de lujo. No solo la piedra preciosa del anillo de compromiso que lucirás en tu mano es símbolo de elegancia. Las hortensias, rosas, peonias o cualquier otro tipo de flores darán a los centros de mesa para boda un toque especial para que luzcan muy sofisticados, así como las hojas secas que acompañen a sus invitaciones de boda. ¿Quieres saber cómo sumarle un aire lujoso a la boda que siempre soñaron?

1. Invitaciones con detalles elegantes

Malabar

¿Desean empezar con el pie derecho? Para eso, las invitaciones juegan un papel importante, ya que es la introducción a su gran evento y qué mejor que transmitir esa elegancia y sofisticación con la que siempre han soñado. Las invitaciones de boda elegantes pueden ser desde clásicas hasta vintage; ambos estilos podrán mandarlos hacer, sin necesidad de dejar todo el presupuesto en ello.

Recuerden que menos es más, por eso colores neutros como el beige, marrón o dorado metalizado y tonos pasteles de rosa y azul es suficiente para decirles a sus familiares y amigos que irán al evento con más caché al que jamás han ido. Los detalles de naturaleza muerta, hojas secas o flores de lavanda o nomeolvides también sumarán una elegancia de manera muy natural.

2. Una entrada triunfal

Néstor Winchester Fotógrafo

Algo que no debe faltar en su día B es el carro; aunque no lo crean, es un elemento que genera aún más expectativa que los recuerdos de iglesia para boda. En él se trasladarán tanto a la iglesia como a la recepción y aunque no es necesario gastarse mucho dinero, sí es recomendable que sea un auto totalmente a su gusto y al estilo de su evento.

Si no quieren perder esa elegancia que llevará su boda, un coche clásico será la opción perfecta para que la novia haga la llegada triunfal a la iglesia. Los autos Cadillac, un Mustang clásico, Barracuda y algunos modelos de convertibles en colores discretos serán toda una cápsula de sofisticación para su llegada.

3. Exquisitas notas musicales

Lovart

Si les gusta la música clásica, el jazz o el blues están en el camino correcto para crear un ambiente con estilo y, sobre todo, muy elegante, ya que las notas musicales de sus instrumentos son exquisitas y fáciles de escuchar. Un saxofonista o un grupo de jazz son perfectos para armonizar cualquier parte de su boda; no solo el banquete, también puede ser cuando hacen su entrada a la recepción o a cualquier hora de la noche.

Recuerden que, si quieren tener una boda actualizada, su proveedor de música tendría que poder hacer versiones acústicas de otras canciones y por supuesto, covers de grandes éxitos. Sin duda alguna, podrán gozar de una excelente música y proyectarán una buena dosis de estilo casi al mismo precio que otros servicios de música.  

4. Cocteles sencillos, pero sofisticados

Wedding Day

Otro detalle que, sin duda, no puede faltar en su boda es el momento de los cocteles. Estas bebidas, coloridas o no, grandes o pequeñas, con o sin alcohol son parte importante de toda celebración y es por eso que a sus invitados les fascinará la idea de beberlos. La elección dependerá de ustedes, de sus preferencias y de lo que crean que gustará a sus invitados, pero también de la temática de su boda.

Por ejemplo, si no desean perder el glamur y además quieren complacer a sus familiares y amigos, el Cosmopolitan es perfecto: está hecho a base de vodka con licor triple seco de naranja, jugo de limón y jugo de arándanos. Una mezcla sofisticada para paladares selectos.

5. El romanticismo que iluminará su boda

Marcos Ocaña

Además de los arreglos florales para bodas, la iluminación es una parte muy importante de la decoración. Dependiendo de los gustos de cada pareja y del estilo que vaya a tener su boda, tendrán diferentes opciones de diseño de luz. Sin embargo, existen muchos tipos de iluminación y hay que saber cuidarla para crear un ambiente con mucho encanto.

Por ejemplo: las lámparas chinas colgantes se podrán utilizar tanto en un salón como en un jardín, al igual que las velas. El tono de estas debe ser tenue, ni muy brillante ni muy apagado para darle ese aspecto romántico y lujoso.

Lo clásico no deja de ser elegante

Junto con los arreglos de mesa para boda, la vajilla que usarán en su día B le dará un toque diferente y único a su fiesta. Encontrarán juegos de platos y cubiertos desde los más sencillos hasta los más refinados hechos de porcelana.

Podrán elegir esos platos vintage como los que usaba la abuela, decorados con flores y de colores muy tenues para darle sofisticación a sus mesas. Los platos de servicio y algunos diseños de salvamanteles también pueden reforzar ese twist elegante de las mesas de un banquete.

Un baile bien estudiado

Hiram Photography

Un momento muy especial, además del lanzamiento del ramo de novia natural, es el baile de los novios, con el que se presentarán ante sus invitados ya como marido y mujer. El clásico vals puede verse muy elegante, pero si quieren ponerle un toque único a su celebración, pueden preparar una coreografía y sorprender a todos sus invitados. Un baile bien planeado y preciso no dejará de darle un aspecto muy elegante y cuidado a su boda.

Naked cake, un pastel con mucho caché

Photoptika

Si de pasteles sofisticados hablamos, el naked cake o “pastel desnudo” es perfecto para una ceremonia donde predomine siempre la elegancia. La cobertura con merengue, chantilly o fondant desaparece para dejar al descubierto el pan. Este postre que nunca falta en las imágenes de pasteles de boda se sale de los esquemas tradicionales de la repostería. Lo habitual es decorarlo con fruta, flores naturales o secas. Este pastel de boda elegante será el indicado para hacer de su matrimonio algo inolvidable.

Recuerden que para lograr una boda espectacular y muy elegante no necesitan dejar todo su bolsillo en ella. A veces, los pequeños detalles se convierten en grandes recuerdos, como el velo del vestido de novia de encaje, ese platillo gourmet en el banquete, las flores del ramo de novia o esas chispeantes bengalas que sustituirán al arroz a su salida de la ceremonia.