Puede que se hayan repartido quién negociará con los proveedores y quién asumirá la inspiración para los centros de mesa para boda y el resto de la decoración. Y probablemente la búsqueda del vestido de novia tampoco es una tarea compartida. Por otro lado, la elección de los anillos de matrimonio sí amerita que ambos participen. Ya que son joyas que portarán por el resto de su vida y deben ser de su total agrado, es bueno que acuerden cómo será su diseño y hasta los pensamientos de amor cortos que les gustaría grabar para personalizarlos. 

El oro amarillo es el metal de mayor tradición, pero las alianzas de boda no tienen que ser solo doradas, blancas o rosas, sino que pueden llevar dos o tres tonalidades diferentes. Por si fuera poco, estas combinaciones enriquecen el significado de la joyería nupcial y se vale que cada uno las personalice a su gusto. ¿Qué les parecen las alianzas que combinan distintos oros? ¡Descubran cómo pueden jugar con sus colores consentidos!

Amarillo, blanco o rosa, ¿de qué color es el oro?

Entre los metales para los anillos de matrimonio, el oro amarillo es el material más habitual. Precisamente, ese es su color natural y el que presenta cuando el oro es de máxima pureza (24 kilates); es al alearse con cobre o plata como el oro cambia de color.

Las alianzas de boda y anillos de compromiso de oro blanco se obtienen al alear el oro con otros metales como el platino, el paladio o la plata, que son los que consiguen blanquearlo. Algunos se bañan en rodio para que las monturas brillen más y, en otros casos, se añade níquel, aunque la mezcla con este metal cada vez se usa menos porque muchas personas llegan a presentar reacciones alérgicas.

Por otra parte, las joyas rosas y rojas se consiguen con más cobre y plata. En conclusión, entre más puro sea el oro, más amarillento será su color.

Dos oros: yin y yang

Que levanten la mano aquellas personas cuya pareja tiene los mismos gustos, formas de pensar y siempre está de acuerdo en todo. ¿Y si no? Tampoco es necesario mimetizarse, sino aceptar que cada quien es diferente y aun así elegirse día a día.

En el mundo nupcial, los binomios de oro representan el equilibrio de las diferencias y, según el Feng Shui, dos fuerzas opuestas y complementarias en armonía. Conforme a esta filosofía, el oro amarillo puede ser el yin y el blanco, el yang. Si les gusta más, el oro amarillo se puede intercambiar por rosa o rojo para reproducir en sus alianzas el romanticismo y originalidad que también invade las imágenes de anillos de compromiso de varios colores.

Tres oros: unión eterna

¿Cómo resumirían lo que sienten el uno por el otro? Las trilogías de oro amarillo, blanco y rosa despuntan entre las tendencias en joyería y conquistan a quienes están por entregar el anillo de compromiso o desean llenar de color los anillos con los que inauguran su nueva vida en pareja. Los diseños han evolucionado con el paso del tiempo, pero su esencia es atemporal y puede traducirse en un “por siempre tú”. ¿Les gustaría saber cuáles son los más emblemáticos y por qué son tan irresistibles?

A petición del artista francés Jean Cocteau, en 1924 Louis Cartier creó la sortija Trinity, una joya de inspiración en el Art Déco que consta de tres aros entrelazados y de tres colores con un significado muy especial. El oro rosa corresponde al amor, el amarillo a la fidelidad y el blanco a la amistad. Desde entonces, tanto las alianzas como los anillos de compromiso Cartier se han considerado íconos poéticos.

Mezclas polifacéticas

Ya que conocen el valor simbólico de las combinaciones, ¿cómo las repartirían en sus argollas? Los contrastes en aros concéntricos y el oro bicolor componen los diseños más habituales. Las ranuras y biseles permiten maniobrar con las tonalidades de diversas formas, al igual que los grabados y figuras complementarias. Los acentos sutiles pueden marcar la diferencia, sin que los precios de los anillos de compromiso y de boda se despeguen tanto del presupuesto.

Ahora bien, ¿qué pasa si la novia quiere combinar su alianza con el platino de su anillo de compromiso Tiffany pero el novio quiere una argolla de matrimonio en oro amarillo? Tener diferentes gustos es una situación a la que muchas parejas se enfrentan y una solución neutral podrían ser unas sortijas que contengan rasgos similares y otros que marquen la identidad de cada uno. Si hoy en día es posible portar modelos diferentes, ¿por qué no elegir colores distintos y unificarlos salpicando algunos detalles al tono del par?

Después de ver esta fotogalería con tantos anillos con diferentes oros, ¿cuál es su mezcla favorita? ¿Oro blanco y amarillo o cambiarían el dorado por rosa? ¿Qué les parecería inmortalizar sus votos con una trilogía?

En caso de que opten por un diseño bicolor, podrían invertir las tonalidades a su gusto o escoger una combinación que por sí misma demuestre su creatividad y los pensamientos de amor que desearían dedicarse todos los días.  Descubran en el catálogo de joyas nupciales de Bodas.com.mx toda la inspiración que necesitan, guarden sus diseños favoritos de alianzas y hasta permítanse ver todo un abanico de mancuernillas, collares, relojes... ¿qué más necesitan?