LG Fotografía

¿Recuerdas aquel atardecer, despidiendo al sol entre hermosas palabras y pensamientos de amor? Quisiste congelar el tiempo para siempre... La vida les ha regalado momentos extraordinarios para una entrega de anillo de compromiso de las que hacen historia. ¡Y aún no has comprado el de tu pareja! Si aún no se ha realizado porque estás inmerso (o inmersa) en la tarea de comparar cuantos anillos de compromiso se te ponen enfrente, se vale. Pero que no sea porque no hay anillos de compromiso baratos aptos para todos los presupuestos.

Los metales, las gemas y también el diseño de las sortijas repercutirán directamente en cuánto cuesta un anillo de compromiso. Y aunque lo más importante de esta joya no es el valor material, sino el sentimental, para cada economía hay opciones. Aquí tienes los factores que influyen en el importe final.

Materiales para tu pareja... y tu bolsillo

Photocity Studio

La circunferencia del anillo, más conocida como "banda", generalmente está fabricada con oro, plata o platino. De la elección de estos metales dependerá que los precios de los anillos de compromiso oscilen miles de pesos arriba o abajo. Aunque algunas joyerías optan por combinar algunos de estos metales, lo mejor es decidirse por metales puros, pues las aleaciones contribuyen a que la pieza se desgaste con mayor facilidad.

De los metales que habitualmente se emplean para diseñar anillos de compromiso, el platino es el más valioso. Su color natural es grisáceo y es un material muy duro y fuerte, por lo que es especialmente resistente al desgaste característico de un uso habitual. Su brillo perdura por más tiempo que el de los demás metales, por lo que sus destellos son buenos compañeros de los diamantes.

El oro también es costoso y tiene una dureza alta, aunque inferior al platino. La intensidad de su color amarillo depende la proporción de oro puro que contenga el metal. Esta relación se mide en quilates: los 24 quilates son el grado máximo de pureza del oro. No obstante, por sus destellos, los anillos de compromiso de oro blanco convierten a este metal en una distinguida opción para la fabricación de anillos de pedida. ¿Cómo conseguir la tonalidad? Mediante baños de rodio al oro amarillo que deberás repetir cada tanto para que no se deteriore su aspecto.

La plata es más económica, pero no por eso deja de ser una buena elección. Siempre que se mantenga en buen cuidado, este metal conserva bien su fuerza y su brillo. Si necesitas rebajar más el precio, explora la posibilidad de adquirir anillos de cobalto, titanio y tungsteno. Además de baratos, son hipoalergénicos.

Hablamos de piedras

Naybi JP Fotografía

Más allá de la fama de los anillos de compromiso Tiffany, los diamantes son la pieza estrella de las sortijas de compromiso. Su máxima dureza los convierte en firmes candidatos para sellar compromisos sólidos y eternos. Así que si está en tus posibilidades adquirir un anillo que luzca una de estas piedras, recuerda que para elegir bien debes tomar en cuenta estos puntos.

  1. Corte. Encontrarás variedad de tallas. Aunque el corte brillante (la clásica forma de pirámide invertida) es el más habitual, existen cortes triangulares, con forma de corazón, de óvalo, etc. La elección del corte es importante, ya que de este dependerá su brillo y que el diamante luzca más. 
  2. Color. La elección del color dependerá del gusto, aunque generalmente se prefieren los diamantes blancos para un anillo de compromiso. Existe una clasificación de colores que comienza desde D (incoloro, que es su estado más natural) hasta la Z (la tonalidad más artificial). 
  3. Quilates. Los quilates son el peso del diamante. Cada quilate equivale a 0.2 gramos y se divide en 100 puntos. Por ejemplo, si un diamante tiene 75 puntos, esto significa que tiene el 75% del peso de un quilate. Las calificaciones son indicadores de diamantes más grandes y costosos. 
  4. Claridad. Los diamantes naturalmente se van formando y algunos tienen ciertas inclusiones. Cuantas menos imperfecciones tenga el diamante, mayor será su claridad y, por ende, su calidad y su valor monetario. 

Cuando adquieras esta joya tan especial, pide a tu joyero que te emita un certificado de autenticidad.

Alternativas más económicas

Orma

Si bien los diamantes son la opción número uno de los presupuestos más holgados, las esmeraldas, los zafiros o los rubíes se perfilan como las salidas más económicas para el anillo de pedida. Además de ser piedras preciosas, también tienen una alta resistencia. Una vez compruebes el encanto de sus vivos colores entre las imágenes de anillos de compromiso, dejarás de ver inconvenientes en no poder pagar un diamante. La circonita, el citrino y la turmalina son otras gemas más económicas que también se emplean en este tipo de joyería.

Bien se dice que no es tarea fácil la elección de la piedra preciosa que deslumbrará el anillo, pero para tener una guía es importante que se tome en cuenta el tamaño y claridad, sumando la montura de la piedra. El diseño, así como la cantidad de piedras, también tendrán su impacto en el precio final del anillo de compromiso. Piensa que no costará lo mismo un anillo con un diamante en solitario que con una montura de más diamantes pequeños rodeando a la pieza central con una disposición en halo.

Photocity Studio

Tanto si te puedes permitir comprar un anillo de compromiso Cartier como si tu presupuesto es menos holgado, recuerda que todo lo que viene después de la entrega del anillo de compromiso implicará grandes desembolsos, empezando por el vestido de novia y el banquete de boda. Por ello, traten de ahorrar al menos un año antes del gran día para que los que queden comprometidos sean ustedes y no sus finanzas. ¿Ya tomaste la decisión? Si no lo sabes todavía, descubre en qué mano va el anillo de compromiso para que, llegado el momento de la verdad, no lo vayas a colocar donde no va. ¡Y que tengan mucha felicidad!