Pammy Prado Fotografía

El fresco aroma de las flores para boda, la música, la suavidad del vestido de novia, la emoción de los invitados, los pensamientos de amor dedicados solo a la pareja en la ceremonia... Si quieren disfrutar plenamente de su ceremonia de boda, despejen cuanto antes todas sus dudas, incluso las que no sabían cómo preguntar. ¡Aquí tienen algunos misterios resueltos!

1. ¿La novia puede entrar a la iglesia acompañada de su mamá?

Gera Juarez

¡Claro! Cuando la mamá acompaña a la novia hacia el altar, el orden del cortejo no cambia, pues el papá del novio puede ir acompañado por la madrina de ramo, por una de las damas o por una de las familiares cercanas a la novia.

A la novia también pueden acompañarla uno de sus hermanos o hermanas, un tío, un padrino o incluso su futuro suegro.

2. ¿Podemos ver a los invitados en el camino hacia el altar?

Gera Juarez

Durante el camino al altar, lo más importante es que sigan el ritmo que habían practicado. Pueden mirar al frente para admirar los detalles de su locación o pueden ver hacia los invitados. Si se sienten nerviosos, pueden buscar entre sus invitados un rostro tranquilizador. Ver a los invitados los contagiará a todos de alegría y es una forma de darles la bienvenida. La novia, que, según el protocolo, accede al recinto de la ceremonia al final, tal vez quiera fijar su mirada en el novio: será un momento mágico y lleno de complicidad.

3. ¿Los novios se saludan en el altar y cómo?

Marcos Ocaña

En una boda religiosa, los novios tienen que esperar a saludarse hasta que el oficiante dé la señal para darse un beso. También es tradición que, durante la ceremonia, los novios no se tomen de las manos a menos que el oficiante lo indique. Sin embargo, siempre que sean respetuosos con el recinto donde se desarrollará su casamiento, las muestras de afecto no son consideradas groseras. 

En bodas civiles, el protocolo es mucho menos rígido y, salvo que la locación dicte lo contrario, los novios pueden saludarse con un beso al encontrarse en el altar y también pueden tomarse de la mano está permitido.

4. ¿Cómo se saludan los novios y los padrinos una vez que todos están en el altar?

Mauricio Soto Fotografía

Lo apropiado en la mayoría de las ceremonias es que los participantes que ocuparán el altar se saluden de mano brevemente. El saludo entre el novio y el padre de la novia y la novia con su futura suegra es mucho más que un gesto de cortesía: es una muestra de cariño a su futura familia política. 

Para evitar que se arme un pequeño barullo frente al altar, pueden establecer su propio protocolo y practicarlo con anticipación o seguir uno establecido por el oficiante. Comúnmente, los padrinos deben seguir el orden en el que ingresaron durante el cortejo y deben saludar primero al novio y luego a la novia si es que ya se encuentra en el altar. Después, deben saludar a los demás padrinos en el orden en que ingresaron.

Si la novia hace su tradicional entrada al último, puede saludar solo a los padrinos y madrinas que estén más próximos a ella. Tradicionalmente, primero se saluda a los padrinos y luego a las madrinas.

5. ¿Cómo me seco si soy de lágrima fácil?

César Márquez Fotógrafo

Tanto a las novias como a los novios les puede ganar el sentimiento en la boda. Es conveniente que carguen un pañuelo de tela. Si les es cómodo, llévenlo en la manga, en el bolsillo del traje o en la mano, junto al ramo de novia rojo. Si no quieren tener las manos ocupadas, designen a una dama o a un best man para que carguen el pañuelo y se lo acerquen cuando lo necesiten, con la mayor discreción posible.

Séquense dando suaves toques con el pañuelo, sin tallarlo contra el rostro para no estropear su maquillaje, y sosténganlo debajo del lagrimal para que absorba mejor las lágrimas. Cuando terminen de ocupar su pañuelo, no lo guarden a menos que sea necesario. Conserven la calma y muévanse con naturalidad: recuerden que deben concentrarse en el significado de su ceremonia y dejar que todo fluya.

6. ¿Cuándo se hace la ofrenda del ramo a la Virgen?

Marco Vidales Photographer

Si tendrán una ceremonia católica y entregarán un ramo de novia natural como ofrenda a la Virgen, la tradición es que lo obsequien al final de la ceremonia. De esta manera tendrán tiempo para dedicar una oración íntima, mientras afuera se entregan los recuerdos de iglesia para boda. Sin embargo, en algunas ceremonias el oficiante da la indicación de entregar el ramo durante la ceremonia.

7. Ramo, velo y vestido, ¿cómo me muevo con todo el look?

Brenda Photography

La costumbre es que la novia sostenga durante la ceremonia el ramo. Sin embargo, para el intercambio de alianzas, puede dejarlo sobre el reclinatorio o pedirle a su madrina de ramo que lo sostenga, así que esta deberá estar atenta a los movimientos de la prometida.

En caso de llevarlo, el protocolo para bodas religiosas indica que el velo debe cubrir el rostro de la novia hasta la llegada al altar. Ahí, debe ser la persona que la acompañó quien se lo retire. Una dama o la mamá de la novia pueden acercarse para retirarlo. La novia misma puede levantarlo, pero debe ser muy cuidadosa para no arruinar el peinado recogido que enmarcará su rostro.

Si la novia llevará un abultado y majestuoso vestido de novia corte princesa o un elegante modelo con cauda generosa, debe ser cuidadosa al sentarse y al hincarse durante la ceremonia. Puede pedir ayuda a una de las damas, a su mamá o a alguno de los pajes más grandes. También puede apartar su falda ella misma, cuidando que no se mueva de lugar. Debe tomarla de la parte superior y apartarla toda hacia un lado: es la forma más sencilla y el vestido no se arrugará.

8. ¿Y si se nos cae algo?

Cliché

Los nervios los pueden hacer temblar al sujetar las velas, el ramo o incluso los anillos. Si algo se les resbala, no entren en pánico: designen con anticipación a una dama y a un best man para que, en este caso, recoja lo que se haya resbalado lo más pronto y discretamente posible. Para evitar la ansiedad, relájense antes de la ceremonia: practiquen técnicas de relajación y recuerden el significado de la celebración.

Practiquen su ceremonia para que les sea más sencillo relajarse el día de la boda. Conozcan bien su locación: así sabrán cómo están colocadas las bancas, los arreglos florales para bodas, los músicos, sus asientos y la distancia que los separará de sus padrinos y madrinas. Y antes de que llegue el momento de colocarse las alianzas, aprendan en qué mano va el anillo de compromiso y cuál será su lugar después del enlace. ¿Lo saben todo?