Fredy G. Noyola Memories
Fredy G. Noyola Memories

La novia ya entró a la iglesia con su espectacular vestido de novia, su anillo y sus fragantes flores para boda. El novio la espera en el altar. El sacerdote da la bienvenida y algunos minutos después tendrá lugar la primera lectura, llena de pensamientos de amor y palabras inolvidables procedentes del Antiguo Testamento.

La ceremonia católica es el gran momento en el que una pareja creyente sella su relación. La primera lectura de la misa les ayudará a sumergir a sus invitados en la espiritualidad bajo la cual quieren construir su matrimonio. Aquí tienen algunas recomendaciones para elegir un texto oportuno y significativo.

Requisitos para la primera lectura

Gera Juarez
Gera Juarez

Aunque muchos templos admiten que los novios elijan sus lecturas, hay circunstancias en las que esto no es posible. Por ejemplo, cuando la misa se celebra en domingo o en una festividad católica, la primera lectura no puede elegirse, pues debe respetarse la liturgia.

Cuando los novios sí pueden seleccionar las lecturas, estos textos deben cumplir con ciertas condiciones. Lo principal es que la iglesia que hayan elegido y el sacerdote que vaya a oficiar la boda autoricen su lectura. Algunos santuarios ofrecen una selección de lecturas que consideran más apropiadas para cada momento de la ceremonia, por lo que les será más fácil informarse.

Para esta primera lectura, el texto debe ser estrictamente religioso y tomado del Antiguo Testamento. Además, este fragmento bíblico tiene que hablar del hombre y de la mujer. Su creación, el vínculo que los une y la bendición de su unión son los temas más comunes. Las lecturas de textos literarios, poesías y pensamientos de amor cortos suelen dejarse para otros momentos de la ceremonia, si es que el párroco les permitirá intercambiar unos votos más personales.

Cómo elegir la primera lectura

Lovart
Lovart

Es importante que busquen su texto en la Biblia disponible en su templo o en una edición reconocida oficialmente. Una vez elegido el texto, no deben alterar los pasajes ni cambiar sus palabras.

Además de respetar los parámetros para su misa, busquen juntos un pasaje que transmita sus sentimientos. Sus lecturas para la misa deben ser significativas para ustedes y concentrar aquello en lo que ustedes creen.

Textos para la primera lectura

Inspírense en los siguientes textos para encontrar el pasaje ideal: todos forman parte de las tradiciones en la mayoría de los recintos y son favoritos de muchas parejas.

1. Génesis 2, 18-24

Esta lectura es una evocación del mundo y la belleza que disfrutarán juntos. Leerla en su boda les recordará que son uno mismo. Si están buscando oraciones para invitaciones de boda, este texto puede ser una excelente opción.

  • En aquel día, dijo el señor Dios: "No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle a alguien como él para que lo ayude". Entonces el señor Dios formó del suelo todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo y los llevó ante Adán hombre para que les pusiera nombre y así todo ser viviente tuviera el nombre puesto por Adán.
    Así, pues, Adán les puso nombre a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo; pero no hubo ningún ser semejante a Adán para ayudarlo.
    Entonces el señor Dios hizo caer al hombre en un profundo sueño, y mientras dormía, le sacó una costilla y cerró la carne sobre el lugar vacío. Y de la costilla que había sacado al hombre, Dios formó una mujer. Se la llevó al hombre y este exclamó: "Esta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada 'mujer', porque ha sido formada por el hombre".
    Por eso el hombre abandonará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne.

Victor Valdes Photographer
Victor Valdes Photographer

2. Tobías 8, 4-8

Empiecen su matrimonio agradeciendo todo el amor que los rodea y que los ha unido: este texto es una petición por un matrimonio largo y feliz.

  • La noche de su boda, Tobías se levantó y le dijo a Sara: "¡Levántate, hermana! Supliquemos al señor, nuestro Dios, que tenga misericordia de nosotros y nos proteja". Se levantó Sara y comenzaron a suplicar al señor que los protegiera, diciendo: "Bendito seas, Dios de nuestros padres y bendito sea tu nombre por los siglos de los siglos. Que te bendigan los cielos y todas tus creaturas por los siglos de los siglos. Tú creaste a Adán y le diste a Eva como ayuda y apoyo y de ambos procede todo el género humano. Tú dijiste: 'No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacer a alguien como él, para que lo ayude".
    Ahora, señor, si yo tomo por esposa a esta hermana mía, no es por satisfacer mis pasiones, sino por un fin honesto. Compadécete, señor, de ella y de mí y haz que los dos juntos vivamos felices hasta la vejezY los dos dijeron: "Amén, amén". 

3. Cantar de los Cantares 2, 8-14

Dedíquense las palabras más dulces con este texto que desborda amor. ¿Se animarían a mandarla imprimir en cuardernitos como recuerdo de iglesia para boda o como un bonito separador de libros?

  • Aquí viene mi amado saltando por los montes, retozando por las colinas. Mi amado es como una gacela, es como un cervatillo, que se detiene detrás de nuestra tapia, espía por las ventanas y mira a través del enrejado.
    Mi amado me habla así: "Levántate, amada mía, hermosa mía y ven. Mira que el invierno ya pasó; han terminado las lluvias y se han ido. Las flores brotan ya sobre la tierra; ha llegado la estación de los cantos; el arrullo de las tórtolas se escucha en el campo; ya apuntan los frutos en la higuera y las viñas en flor exhalan su fragancia. Levántate, amada mía, hermosa mía, y ven. Paloma mía, que anidas en las hendiduras de las rocas, en las grietas de las peñas escarpadas, déjame ver tu rostro y hazme oír tu voz, porque tu voz es dulce y tu rostro encantador".

2MN Fotografía
2MN Fotografía

4. Génesis 24, 48-51.67 

Esta cita del primer libro del Antiguo Testamento les recordará que, aun en los momentos más difíciles, encontrarán consuelo y dicha en su amor y en su fe.

  • En aquellos días, Eliezer, el siervo de Abraham, le dijo a Labán, hermano de Rebeca, y a Betuel, el padre de ella: "Bendigo al señor, Dios de mi amo Abraham, que me ha traído por buen camino para tomar a la hija de su hermano y llevársela al hijo de mi amo. Díganme, pues, si por amor y lealtad a mi amo, aceptan o no, para que yo pueda actuar en consecuencia".
    Labán y Betuel le contestaron: "Todo esto lo ha dispuesto el señor; nosotros no podemos oponernos. Ahí está Rebeca: tómala y vete, para que sea la mujer del hijo de tu amo, como lo ha dispuesto el señor". Llamaron entonces a Rebeca y le preguntaron si quería irse con ese hombre y ella respondió que sí.
    Así pues, despidieron a Rebeca y a su nodriza, al criado de Abraham y a sus compañeros. Y bendijeron a Rebeca con estas palabras: "Hermana nuestra, que tus descendientes se cuenten por millares y que conquisten las ciudades enemigas". Rebeca y sus compañeras montaron en los camellos y se fueron con el criado de Abraham, encargado de llevar a Rebeca.
    Isaac acababa de regresar del pozo de Lajay-Roí, pues vivía en las tierras del sur. Una tarde Isaac andaba paseando por el campo y, al levantar la vista, vio venir unos camellos. Cuando Rebeca lo vio, se bajó del camello y le preguntó al criado: "¿Quién es aquel hombre que viene por el campo hacia nosotros?" El criado le respondió: "Es mi señor". Entonces ella tomó su velo y se cubrió el rostro.
    El criado le contó a Isaac todo lo que había hecho. Isaac llevó a Rebeca a la tienda que había sido de Sara, su madre, y la tomó por esposa y con su amor se consoló de la muerte de su madre.

5. Oseas 2, 16.7. 21-22

Citando este texto del profeta Oseas, se comprometerán a cumplir juntos con los preceptos más puros de su fe y a hacer de su matrimonio una institución llena de lealtad. Presten atención a sus palabras.

  • Esto dice el señor: "Yo conduciré a Israel, mi esposa infiel, al desierto. Y le hablaré al corazón. Ella me responderá allá, como cuando era joven, como el día en que salió de Egipto. Israel, yo te desposaré conmigo para siempre. Nos uniremos en la justicia y la rectitud, en el amor constante y la ternura. Yo te desposaré en la fidelidad y entonces tú conocerás al señor".

Melissa Moriel
Melissa Moriel

6. Rut 1, 16-17

Y porque en la adversidad también se demuestra el amor incondicional, esta lectura revela cómo el amor trasciende la muerte. Estas son las palabras que pronunció Rut después de la muerte de su esposo, hijo de Noemí, quien también vio partir a su compañero y más tarde a sus dos hijos.

  • Rut respondió: "No insistas en que te abandone y me separe de ti, porque donde tú vayas, yo iré, donde habites, habitaré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras moriré y allí seré enterrada. Que Yahveh me dé este mal y añada este otro todavía si no es tan solo la muerte lo que nos ha de separar".

7. Eclesiastés 4, 9-12

Uno de los principales secretos del matrimonio está en ser un equipo fuerte y unido. Si bien este pasaje no se reduce exclusivamente a la vida en matrimonio, sí que resume muy bien este propósito de compartir y apoyarse en pareja.

  • Más valen dos que uno solo, pues obtienen mayor ganancia de su esfuerzo. Pues si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo que cae!, que no tiene quien lo levante. Si dos se acuestan, tienen calor; pero el solo ¿cómo se calentará? Si atacan a uno, los dos harán frente. La cuerda de tres hilos no es fácil de romper.

Quién puede participar en las lecturas

Citlalli Ibarra Photography
Citlalli Ibarra Photography

Si desean que sus seres queridos participen en su ceremonia, poner voz a los textos bíblicos que ustedes seleccionen puede ser una forma muy práctica y significativa de hacerlo. Confíen la lectura de los fragmentos de la Biblia a alguien de confianza, católico y que conecte con el valor espiritual que ustedes dan a su unión matrimonial. ¿Tal vez algún padrino, algún testigo, un familiar muy cercano?

También será importante que practique las pausas o enfatice los versículos que sean más especiales para ustedes. Recuérdenle que al terminar el pasaje deberá pronunciar la proclamación "Palabra de Dios".  

Pidan la supervisión del párroco para que la lectura que eligieron es apropiada o pídanle alguna otra recomendación al momento de realizar su curso prenupcial católico. Seguro que acumularán varias propuestas muy valiosas.

Como solo podrá haber una primera lectura, tendrán que dejar fuera otras opciones que tal vez les gustaron. Si es el caso, pueden "reciclarlas" para su papelería nupcial. Personalicen sus invitaciones de boda elegantes o los misales con los pasajes bíblicos que más los inspiren. Si también planean una despedida de solteros bíblica, estos versículos también pueden escribirse en las etiquetas de los souvenirs que entreguen ese día o en los recuerdos para boda que obsequien a sus invitados al terminar la ceremonia católica. ¿Qué uso extra le ven ustedes?