Estar bella el día de tu boda depende de muchas cosas. Que el vestido de novia te haga sentir muy especial, que el peinado recogido te despeje el rostro y que tu piel luzca más radiante que nunca son solo algunas. Si eres una novia orgullosa de tus pecas, prepárate para presumirlas con la misma frescura que tu ramo de novia natural. ¿Qué cuidados puedes darle a tu piel para que las pecas no se conviertan en otras lesiones más delicadas?

¿Qué dice el dermatólogo?

Las pecas son pequeñas pigmentaciones, generalmente, de color marrón, aunque su tonalidad puede intensificarse si te asoleas, motivo por el que en verano seguro las ves un poco más marcadas. Se crean por la acumulación de melanina, factor que puede ser hereditario o resultado de una mayor exposición al sol.

Aunque forman parte del mismo tipo de afecciones a la piel, las pecas no deben ser confundidas con los lunares, que suelen ser más oscuros, ni con el melasma, que es otro exceso de pigmentación más complejo y de origen hormonal.

Por encima de los tips de belleza, primero debes preocuparte de la salud de tu piel. Por eso, si detectaste cambios bruscos en la tonalidad, la forma o la textura de tus pecas, no dudes en visitar a tu dermatólogo. Además de ayudarte a descartar problemas cutáneos más serios, también te asesorará para prevenirlas si quieres detener su aparición en otras partes del cuerpo o aconsejarte sobre tratamientos médicos para desvanecerlas.

¡Las pecas te hacen única!

Si ya confirmaste con ayuda del dermatólogo que tus pecas son benignas y no hay por qué preocuparse, lo mejor es pasar a la fase de aceptarlas y quererlas. Estas son solo algunas razones que te harán sentir más cómoda con las pecas de tu rostro:

  1. Tu imagen será única, inolvidable ¡y llena de personalidad!
  2. Como las pecas te darán un rubor muy natural, con un poco de máscara de pestañas, labial y delineador ya lucirás arreglada para cualquier ocasión.
  3. Le dan un toque inocente y romántico a tu look, así que dale la bienvenida a los vestidos de novia sencillos y a los peinados semirrecogidos.
  4. Todas quieren tenerlas: ¿acaso no has visto tutoriales de mujeres marcándose pecas con delineador y difuminándolas para que parezcan naturales? 

Hábitos saludables para contenerlas

Lo más importante que tienes que hacer para contener tus pecas y evitar que se multipliquen es usar bloqueador solar durante todo el año. Evitarás que tu piel se manche de manera descontrolada o que las pecas que ya tienes se agraven. Como las pieles claras son más propensas a mancharse con pecas, el factor de protección solar (FPS), especialmente para el rostro, no debería ser inferior a 50.

Precisamente si tus pecas son producto de una o varias exposiciones desmedidas al sol, será muy favorable que incluyas en tu dieta alimentos con propiedades antioxidantes. Estos frenarán el envejecimiento de la piel resultado del exceso de radiación solar. Así que incluye en tu lista del mandado productos naturales como frutos secos, chocolate negro, aceite de oliva, mango, papaya, fresa, espinacas, tomates, zanahorias, ajo y canela.

¿Tratamientos para atenuarlas?

La forma más sencilla y accesible de atenuar las pecas son las cremas despigmentantes y blanqueadoras. Debido a que existen muchas marcas y tipos con diferentes composiciones, lo mejor es que adquieras una de farmacia y que te la recete un doctor o un dermatólogo para tu tipo de piel.

Si buscas mascarillas más naturales para tratamientos localizados, prueba con las que tengan de base aloe vera, aceite de rosa mosqueta, perejil o vinagre de manzana. Y ten mucho cuidado con algunos remedios caseros "milagrosos". Por ejemplo, el limón o el agua oxigenada: si bien pueden tener efectos blanqueadores, también pueden ser abrasivos y quemar la piel.

También existen tratamientos estéticos más profundos para hacer que las pecas se desvanezcan un poco. La crioterapia es uno de ellos y consiste en aplicar nitrógeno líquido a la piel con el fin de eliminar pecas e incluso lunares con protuberancias. Si darás este paso, hazlo solamente en clínicas profesionales, pues practicarse uno de estos tratamientos en un establecimiento sin las garantías adecuadas puede acabar con una lesión en la piel o una cicatriz mucho menos agradable que tus pecas.

El peeling químico es otro de los tratamientos fuertes y la reparación total de tu piel después de hacértelo puede requerir hasta seis meses. A medida que las capas de piel se regeneran, tu rostro se irá descarapelando. Así que si estas pensando en hacerlo, tendrá que ser con suficiente anticipación. Además de que puede ser algo incómodo para tus actividades diarias, como el trabajo, considera que también vendrán eventos en los que tienes que lucir al 100. Por ejemplo, las fotos para el save the date, la pedida de mano oficial, la entrega de las invitaciones de boda elegantes y las despedidas de soltera.

Finalmente puedes utilizar la eliminación de pecas mediante sesiones de láser o de luz pulsada, que son menos agresivas que el peeling químico, pero toman mucho más tiempo para conseguir efectos similares.

Trucos cosméticos para la boda

Filomena Wedding Studio
Filomena Wedding Studio

El maquillaje también puede convertirse en tu mejor aliado a la hora de ocultar o balancear un poco las pecas. Basta con usar una base de alta cobertura y waterproof o técnicas como el maquillaje con aerógrafo para que durante todo el día o toda la noche luzcas un tono equilibrado de piel.

También puedes ayudarte de correctores en tonalidades naranja y durazno, dependiendo del color de tu piel, y después aplicar la base y un rubor en tonos terracota. Platica todas estas opciones con tu makeup artist y pide al menos una prueba de maquillaje a un mes de la boda en el salón de belleza para novias que contrates para la ocasión.

Las pecas definitivamente son un rasgo que le darán personalidad a tu look de novia. Si quieres verte tan hermosa y natural como eres, lúcelas desde las primeras horas en casa, mientras acomodas el vestido de novia de encaje con el resto del ajuar, hasta que llegue el momento de conocer a la afortunada ganadora del ramo de novia. ¿Tú qué harás?