La elegancia que aportan los caballos a una celebración nupcial no tiene comparación. Sin embargo, llevarlos no es adecuado para todas las temáticas de fiesta, locaciones o momentos y hasta se debe considerar que el vestido de novia sea el ideal una ambientación ecuestre. Hay parejas que deciden llegar a entregar el anillo de compromiso montados en un equino, ofrecer un show de baile con ellos en la recepción o que sus recuerdos para boda sean pequeñas figuras ecuestres de madera.

Tanto si ustedes tienen o cuidan caballos como si son aficionados a la equitación o, simplemente, les agrada toda la iconografía que rodea a estos animales, ¿ya saben de qué forma hacer que participen en su boda?

1. Sesión de fotos

¿Se imaginan las imágenes tan lindas que obtendrán en su sesión de fotos al acompañarse de un caballo? Estos animales son muy fotogénicos y le darán a su memoria fotográfica un aire de romance o de aventura, según lo prefieran. Y lo mejor de todo es que pueden integrarse tanto en sesiones preboda, como formal, posboda y trash the dress.

Estas sesiones deben ser forzosamente al aire libre, en un establo o unas caballerizas, para que no se pierda la naturalidad del paisaje. Si quieren una sesión romántica, fotografías en donde ustedes estén junto al caballo, abrazándolo o sujetándolo del lazo serán las perfectas. Sobre todo, si tienen un vínculo afectivo con el caballo o los caballos.

Y si practican equitación o quieren un toque más aventurero y el vestido de novia es corte princesa, ¡móntenlo! Si nunca antes lo han hecho, no tengan temor por el caballo. Generalmente, los adiestradores y profesionales que contraten llevarán un animal que sea manso y no represente ningún riesgo para ustedes. ¿Les gustaría una imagen tipo novia fugitiva? ¡Suena genial!

2. Llegada a la ceremonia

Los carruajes con caballos siempre llaman la atención por el romanticismo y nostalgia que despiden. Sus invitados se emocionarán cuando los vean llegar a la ceremonia, pero también atraerán las miradas de los transeúntes y más de alguno se acercará para tomar una fotografía.

Por su imponente figura, los frisones negros son ideales si la boda será elegante. Para bodas más sencillas, e incluso un presupuesto más ajustado, también hay opciones de razas que son muy lindas, pero más accesibles.

Si deciden llegar separados e impresionar aún más a los presentes, ¡que el novio llegue montado en un caballo! Y después ella. Por supuesto, para esto es necesario considerar asistir a clases de equitación con tiempo y familiarizarse con el caballo semanas antes del evento. Evidentemente, también tendrás que elegir entre las imágenes de vestidos de novia aquellos modelos que tengan una falda amplia para evitar accidentes al descender.

En cuanto a los permisos para el uso de carruaje, los proveedores de este tipo de autos para boda se encargan de realizar los trámites necesarios para su libre tránsito. Para llegar sobre caballos particulares, sin carruaje, bastará con seguir las reglas de tránsito estatales y municipales.

Si será su caso, infórmense ante las autoridades viales correspondientes si existen restricciones de calles, horarios o requisitos y condiciones de otro tipo.

3. Espectáculo ecuestre

Los arreglos de mesa para boda en floreros de talavera con rosas y claveles rojos evidenciarán una celebración de estilo mexicano. Para acentuar más la temática y llevarla al concepto charro, presenten un show ecuestre durante o después del banquete si la boda es de día y al aire libre. Si es así, no olviden acompañarlo de mariachi.

4. Actividades infantiles

¿Invitar niños a su enlace matrimonial es algo que todavía están valorando? Si deciden que sí, además de considerar una mesa de dulces para boda especial para ellos, podrían llevar ponis para realizar alguna actividad infantil. Esto siempre y cuando la temática, el lugar y el presupuesto lo permitan.

No se trata de convertir a los ponis en objetos de entretenimiento o ponerlos a girar durante horas. Podrían contratar un taller para sensibilizar a los niños con el cuidado de los animales, con el contacto con la naturaleza y en el que incluso pudieran aprender a montarlos.

¡A todos les encantará! Por supuesto que deberá ser una boda en exterior o que cuente con un espacio que pueda fungir como establo. ¡Ideal para bodas en haciendas con un aroma campestre!

5. Temática ecuestre

Y si su gusto por los caballos es tanto que hasta quieren incluirlo en la decoración, ¡no lo duden! Súmense a la decoración ecuestre con herraduras colgadas de los árboles o recargadas en la mesa del candy bar. ¿Qué tal que sus muñecos para pastel de boda aparezcan a caballo o sus centros de mesa sean escoltados por pequeños caballos tallados en madera?

Y todos esos elementos también pueden servir para el photo booth. Coloquen sillas de montar, espuelas y unas camisas con cuadros para que sus invitados lleguen a tomarse la foto.  ¡Será divertido para todos! Además de que sirve para introducir a los invitados al ambiente que encontrarán en el resto de la fiesta.

Aun cuando su boda no sea campestre o al aire libre, es válido tomarse fotografías con un caballo en su sesión previa al enlace. La imagen de los dos a caballo es sumamente enérgica y romántica para unas invitaciones de boda originales o un save the date de lo más natural.

Si la sesión será con sus estilismos nupciales, consideren que el ramo de novia debe llevar colores más vivos para que resalte en el paisaje campirano. ¿Invitarán a las damas de honor y a los best men para esta sesión? ¿Preferirán que lleguen con sus vestidos de fiesta para unas fotos más glamurosas o con un look más rústico que propicie tomas más espontáneas? ¡Propónganselo ya!