Pareciera que fue ayer cuando el oro blanco empapó las imágenes de anillos de compromiso y las argollas de casados se sumaron a la tendencia. Actualmente ya son todo un clásico en cuanto a alianzas de boda se refiere. Al igual que los anillos de compromiso, las sortijas de matrimonio de oro blanco son versátiles y fáciles de combinar. Con cuidados básicos y un mantenimiento profesional cada cierto tiempo pueden durar mucho. No son las más baratas, pero pueden encontrar piezas a precios accesibles sin que tengan que renunciar al vestido de novia y al traje de novio que tanto trabajo les costó encontrar.

Para que vayan bien preparados, les decimos qué otros puntos deben considerar a la hora de escoger sus anillos. Tomen nota y deléitense con la selección de piezas del catálogo de joyería nupcial que les traemos en la fotogalería del artículo.

Pureza del oro

En lo que respecta a pureza del metal, las joyas más usuales son las de 18 quilates, compuestas en un 75% de oro puro y 25% de aleación de otros metales. Pese a ser 100% de oro puro, las piezas de 24 quilates son muy maleables y se pueden dañar fácilmente, por lo que no son muy recomendables para este fin en particular. 

Acabado

Brillante o mate, ¿qué prefieren? La respuesta es fácil si se remontan a los tiempos en que sólo existían estos acabados. Hoy en día las superficies del oro blanco se suman al carácter polifacético de los vestidos de novia modernos y los estilos decorativos más revolucionarios. Los relieves diamantados no pasan desapercibidos, pero lo más innovador son las texturas que se consiguen con técnicas artesanales. Una vez pulidas las piezas, se les puede dar un efecto hielo con polvo de diamante, uno estriado con hojas de lija o satinado scotch a base de esponjas y hasta se pueden matizar con arena natural.

Ancho de la banda

¿Ya saben qué tan anchos quieren que sean sus anillos de casados? El ancho de la banda va desde los 2 hasta los 20 milímetros. Esta medida suele pasar más por la mente de los novios varones, sobre todo, por la de aquellos que no acostumbran usar joyas y buscan comodidad ante todo. Por supuesto, no es cuestión de género y también hay novias que toman la batuta en este tema.

Aparte de sus gustos, deberán tomar en cuenta que las proporciones son importantes cuando buscan alianzas para la forma y tamaño de sus manos. https://www.bodas.com.mx/articulos/anillos-segun-la-forma-de-la-mano--c7059 Como la anchura debe ser proporcional a su complexión y, generalmente, los varones tienen manos más amplias que las mujeres, la medida promedio para ellos es de 8 milímetros y para ellas, de 4 milímetros. En cualquier caso, procuren no rebasar los 10 y 6 milímetros, respectivamente.

Además, la futura esposa deberá prestar atención a otro punto muy especial: el anillo de compromiso de oro blanco que ya trae en su dedo anular. Si esta joya es ancha, la de matrimonio debe ser más delgada y así se equilibran una a la otra.

Forma de la argolla

Así como el solitario es la figura de más tradición para pedir matrimonio, las argollas de media caña son el símbolo clásico con el que las parejas sellan sus votos. Se trata de una montura ligeramente redondeada que ha trascendido por generaciones y sigue siendo la alianza de boda por excelencia.

Las curvas cóncavas con un ligero hundimiento en el centro de la banda son la antesala del modernismo y lujo urbano que emanan los modelos planos. Ya sean estructuras arqueadas o uniformes, los biseles y ranuras son sutiles destellos de originalidad que abren paso a un mundo de contrastes.

Gemas

Sí, las alianzas matrimoniales pueden llevar gemas. Cuando las integran, por lo general, son brillantes redondos y talla brillante, el clásico de forma circular con base de cono invertido y puntiagudo con el que muchos recuerdan los anillos de compromiso Tiffany. Al igual que tendrá que prestar atención a la anchura de la banda, la novia debe cuidar que estas piedras no estorben o roben protagonismo a las de la sortija. O si quiere que las dos piezas sean llamativas, también tiene la opción de desafiar la tradición que marca en qué mano va el anillo de compromiso y portar las dos separadas.

En las alianzas más discretas se incrusta una piedra en la banda o en alguna ranura. Las monturas en pavé o en carril también aparecen en este repertorio, siendo los anillos de tipo churumbela las grandes aliadas de la novia.

Piezas muy personalizadas

Las parejas actuales buscan personalizar hasta el más mínimo detalle de la boda, incluidos los anillos de casados. No solo graban la fecha, sus iniciales o pensamientos de amor cortos (muy cortos), sino que llevan la personalización a un siguiente nivel con piezas que tengan rasgos diferentes para él y ella. Mientras las novias están con los diamantes, los novios se decantan por diseños lisos que carezcan de piedras. Otra opción son las argollas complementarias que constan de una figura o emblema. Por sí mismos, los trazos no se distinguen muy bien. Pero cuando se juntan, pueden formar un corazón, un infinito o lo que más los represente.

Cuidados para sus alianzas de boda

Si bien es cierto que las sortijas deben durar toda la vida, hasta las piezas hechas con los metales y piedras más resistentes pueden deteriorarse por el uso cotidiano. Independientemente de cuánto cuesta un anillo de compromiso y las alianzas de matrimonio, si van a lavar, cocinar o ejercitarse, quítenselos y guárdenlos en un lugar seguro para que no se pierdan.

Además de revisar que las partes no estén sueltas, los tratamientos profesionales son indispensables para prolongar la vida de las argollas nupciales. Cuando son de oro blanco, deben bañarse periódicamente en rodio para que conserven su color y no se pongan amarillentos. La limpieza por ultrasonidos es ideal para eliminar impurezas muy incrustadas sin tener que desmontar las piezas.

En caso de que quieran limpiarlos en casa, pueden hacerlo con agua, jabón de lavavajillas o neutro y un cepillo de dientes con cerdas suaves. No utilicen químicos abrasivos como blanqueadores, cloro o desengrasantes.

¿Han pensado en asegurar sus alianzas de boda? Es recomendable hacerlo cuando los precios de los anillos de compromiso y de matrimonio son muy elevados. En estos casos, es necesario contar con el certificado de autenticidad, tasar las joyas periódicamente y darles mantenimiento con un joyero de confianza. Medidas, formas, gemas, acabados y cuidados, ¡todo listo! ¿Y los padrinos? Además de velación, arras, lazo y ramo de novia, hay padrinos de anillos. ¿Ya saben quiénes serán los suyos o asumirán ustedes el gasto?