Sabemos que el tipo de vestido, escote, maquillaje, peinado, accesorios son indispensables para proyectar un estilo único, impactante para lucir espectacular el día b, sin embargo la base de todo en primera instancia es el tono de tu vestido, ya que de eso dependerán los demás complementos relacionados con el color. Prepárate para tomar nota de esta guía que no puedes perderte para seleccionar el tono de vestido que más te favorezca.

¿Te has cuestionado acerca de qué tono de vestido te va mucho mejor que otros? En caso de que no, empezaremos a definir los colores que entran dentro de los colores fríos, y cuaáes dentro de los cálidos.

Prueba de color

Es indispensable que realices la prueba frente al espejo con paños naranja y rosa, e identifiques con cuál existe contraste y con cuál se enfatizan líneas de expresión, manchas, ojeras o granitos. Sin duda te habrás dado cuenta que un buen color realza tu belleza y un mal color realza las imperfecciones. Si el color rosa te favorece, eres un novia con características frías. En cambio, si el color naranja te favorece más, eres una novia con características cálidas.

Contesta y obtén una respuesta previa

Cuando voy a la playa o me asoleo, de inmediato mi piel toma un color rojo intenso, y en pocos días luce morenita o color canela. Es probable que te favorezcan los tonos con base azul o fríos, y que pertenezcas a estaciones como verano o invierno.

Cuándo voy a la playa o me asoleo, de inmediato mi piel luce con tonos dorados y posteriormente luce dorado oscuro. Es probable que te favorezcan los tonos con base amarilla o cálida, y que pertenezcas a estaciones como primavera u otoño.

Novia fría

Los colores ideales para esta novia son con base azul, desde grises, plata, hasta con acentos rosáceos. Los accesorios recomendados para esta gama son en tonos plateados ya sea brillantes u opacos dependiendo su gama estacional (verano-invierno). Los blancos más favorecedores son:

Blanco nuclear o puro

Es un tono puro, sin ningún color extra, aporta mucha luz a la novia que lo porta, además de proyectar inocencia, pulcritud y elegancia en su totalidad.

Blanco perla

Se acerca más a la paleta de los grises y puede tener acentos brillantes, nacarados o incluso opacos.

Blanco champagne

En definitiva un tono mucho mas arriesgado que lo llegan a utilizar estilos más atrevidos, y menos románticos. Este color se encuentra en la gama de los dorados suaves en conjunto con rosados medios.

Novia cálida

Los colores que favorecen a este tipo de novia son los tonos con base amarilla, como todos los tonos ocres o fuego, incluso son tonos que a veces se asemejan a la piel de la novia. Los accesorios recomendados para esta gama son en tonos dorados ya sea brillantes u opacos dependiendo su gama estacional (primavera-otoño).

Blanco nude

Se le llama blanco tostado, y tiene influencia de tonos de otoño como colores tierra o camel.

Blanco beige

Es un tono con acentos de amarillo y que va desde los tonos marfil hasta los vainilla, pasando por diversos tonos cálidos intermedios.

Blanco roto

Es sin duda uno de los tonos más requeridos en vestidos nupciales y definitivamente recomendados cien por ciento a novias de estaciones cálidas como primavera y otoño. Además incluye acentos de ocre en su composición y por eso favorece a las pieles más morenas.

Sugerencia

Te recomendamos que te acerques a un especialista en asesoría de imagen para que te realice la prueba de color completa, con la cual tendrás la ventaja de poder elegir no sólo el tono de vestido, sino de accesorios, complementos, base de maquillaje y colores, así como tinte recomendado dependiendo de tu estación (primavera, verano, otoño, invierno) que equilibra con tu tinte, valor y croma de ojos, piel y cabello. Y recuerda que más que por tradición o por gusto, debes basarte en las características que te mencionamos, para que exista total armonía y balance y luzcas impecable y espectacular el día de tu boda.