Tener la boda que siempre desearon será el principal de sus anhelos y a ello se abocarán desde mucho antes de enviar sus invitaciones de boda. El banquete será la etapa más larga de la celebración de su enlace, así que la decoración y la ambientación del salón serán fundamentales. El diseño de la mesa de dulces para boda ya casi está listo; también los acentos rosas metálicos que quieren en sus centros de mesa para boda. Pero ¿qué pasa con la mesa presidencial? ¿ya saben cómo será?

La mesa presidencial es la que se asigna a los novios. Desde ahí ustedes podrán disfrutar de la vista panorámica que tendrán de toda su fiesta. Es por eso que su mesa debe recibirlos de la mejor forma y la decoración debe ser impecable. ¡Aquí algunas ideas de diferentes estilos!

Rústica

Las tonalidades café de las maderas son perfectas para la mesa presidencial. La ventaja de elegir un material natural como la madera es que combina con varias gamas de colores vibrantes que se equilibran de manera armónica, como el verde, rojo, azul y amarillo, que resaltan el color natural y aportan luz.

Cuando se trata de decorar la mesa principal, los que se llevan el protagonismo son los arreglos florales para bodas. Con abundante follaje y flores grandes como girasoles, gerberas, claveles y peonías serán el centro de atención, así que permitan que florezcan y se extiendan a lo largo de la mesa.

En una mesa rústica siempre son bienvenidas las rodajas de troncos de madera, arcos tupidos con flores para boda y matices brillantes en cristalería de color verde o amarilla. Y aunque puede prescindirse de mantelería, si prefieren vestir la mesa, algunos colores que combinarán bien son el nude, dorado, amarillo y marrón.

Industrial

Las bodas industriales fueron y son un boom y corroboran que también una nave o una bodega de gran tamaño puede ser igualmente acogedora. La mesa de los novios puede tener de fondo una pared de ladrillos con luces colgantes que impondrán un lluvia de encanto e iluminarán la mesa.

Las telas ligeras y largas juegan un papel importante en lo industrial, pues arropan ambientes que, de entrada, no pudieran parecer tan cálidos. Pueden colocarse sobre la mesa para dejarla caer o entelar el fondo. Igualmente, unas velas aromáticas en color blanco pueden rodear la mesa o acompañar a unos centros de mesa para boda sencillos en los que abunde el follaje con eucalipto, hojas de yuca o magnolias.

La mesa puede tener decoración extra como cajas de madera, un barril o una pila de palets en los que después podrán colocar el pastel de boda elegante. Por nada pueden faltar las letras XXL para iluminar el área de la mesa.

Vintage

Si buscan una mesa de novios de estilo vintage, creen su propio cielo con series de luces que floten sobre la mesa principal. A su espalda, un mueble de madera con fotos de la familia, viajes, fiestas y fotos antiguas irá acorde al estilo.

Y ya que el ultra violet es el color del año, dejen que la naturaleza comience a pintarse de este tono. Así que las lilis, violetas, lavandas y azafranes pueden colgarse hasta rozar con el piso en mezcla de marcos blancos con toques dorados. ¿Ya visualizaron sus arreglos de mesa para boda dentro de jaulas y maletas?

La mesa de madera será perfecta, mientras los asientos pueden ser estilo Luis XVI. El mobiliario puede colocarse sobre una tarja de madera natural con efectos de envejecido y enmarcarse con más flores, cajas de madera con follaje o linternas de gas. ¡Encantador!

Vanguardista

Butacas de terciopelo en color gris o púrpura, una mesa de cristal con patas gruesas y, como fondo, cascadas de pedrería luminosa y perlas pueden servir para tener una mesa de novios muy vanguardista. ¿Otra idea? Las estructuras metálicas geométricas se están poniendo de moda y pueden llevar las flores de sus centros de mesa o incluir unos focos dentro. Igualmente, pueden ubicar espejos grandes como fondo.

Para un tono algo más ecléctico, los floreros grandes de plata son un hit, más si son embellecidos con flores de colores pasteles y hojas verdosas; el gran tamaño de este robará miradas. Las mismas flores pueden distribuirse sobre la mesa, que podría ir cubierta con un mantel de satín gris y llevar aplicaciones de lentejuelas plateadas o diamantina.

Cuando son estratégicamente empleados y con cierta moderación, los acentos metálicos son un elemento atemporal.Opten por candelabros, portavelas o figuras asimétricas que se puedan colgar. Por último, algunos detalles en cristal pueden decorar la mesa, como recipientes con flores o velas flotantes.

Clásica

Una mesa presidencial de estilo clásico puede vestirse con un mantel del color temático de la boda. Inclusive la mesa puede ser de cualquier material en color blanco. No olviden incorporar unas sillas con respaldo alto. Para hacer más vistosa la mesa, coloquen distintos centros de mesa para boda económicos y originales; la base de estos puede ser de cristal para aportar elegancia.

Como fondo, un arco en blanco coronado con flores y follaje se coordinará con la sencillez de la mesa. Sobre esta, coloquen un portarretratos, pequeñas letras que formen un pensamiento de amor corto o, de lo contrario, manden hacer sus nombres en madera.

¿Mesa compartida?

Algunas parejas optan por compartir la mesa nupcial con más personas, que suelen ser principalmente los padres de los recién casados. Lo ideal es que la mesa sea rectangular, para que nadie se siente de espalda a todos los invitados.

Si les gusta ser creativos, los asientos pueden tener diferentes diseños; precisamente la combinación de diferentes estilos atraerá miradas. Eso sí, los lugares de los novios deben ser iguales y sobresalir entre los demás. La mantelería se puede omitir y mostrar el estado natural de la mesa; el fondo puede respetarse, únicamente decoren con una frase, palabra o una fotografía grande que puede servir como libro de firmas.

Y entonces, ¿cuál será el estilo de su mesa presidencial? Si piensan colocar cerca de su mesa el pastel de boda, también deberán pensar en la base de este para que exista una concordancia. Si la recepción es rústica, industrial o de cualquier otro estilo, apóyense en sus proveedores para que sus consejos den coherencia a todo, incluida la decoración del pastel de boda. Sea una celebración tradicional o contemporánea, ¡elijan las mejores propuestas para disfrutar su fiesta!