Todo era emoción y felicidad cuando tu novio te pidió que se casaran… hasta que abrió la cajita del anillo de compromiso. Si el ejemplar elegido no te convenció del todo, o de plano lo odiaste, no te preocupes: ¡no estás sola! Es una dificultad muy común que tiene muchas soluciones. A continuación te ofrecemos un plan para que te sientas mejor y pronto puedas empezar a buscar tu vestido de novia y el peinado para boda con el que sorprenderás a todos tus invitados el gran día. 

No entres en pánico

Mantén la cabeza fría y no confundas tus emociones: aunque tu anillo de compromiso no te gustara, tu relación ha dado un paso muy importante. Examina tus sentimientos antes de empezar a cuestionar tu relación o el cariño de tu novio. Pronto empezarás a planear tu boda y eso es un motivo de emoción y alegría, así que intenta concentrarte en lo más importante.

Sé comprensiva

Quizás te extrañe y hasta te conmocione que tu novio haya elegido para ti un anillo que no te gusta: ¡él te conoce mejor que nadie! ¿Cómo pudo pensar…? Pero ten en cuenta que hay muchísimos tipos de anillos de compromiso, con detalles que a veces son casi imposibles de detectar. Además, no se compra un anillo para pedir matrimonio todos los días. Tómate un par de días para pensar con tranquilidad y evita las reacciones impulsivas porque pueden hacer mucho daño. También debes ser comprensiva contigo misma: no sientas culpa por tus sentimientos, ya que no son premeditados y tampoco los puedes evitar. Se trata de un simple malentendido que no debe estropear la felicidad de ambos.

Analiza qué es lo que no te gusta

¿Es la forma de la gema? ¿Es que te queda grande o pequeño? ¿Es el color? ¿No combina con ninguno de tus vestidos elegantes para fiesta? Antes de actuar, reflexiona qué tipo de anillo te gustaría exactamente, o qué le cambiarías al que tienes. Una vez que lo sepas, puedes tomar medidas, pero tal vez te des cuenta de que aunque no era como lo imaginabas, es insuperable.

Investiga la historia detrás del anillo

Con sutileza, pregúntale a tu novio por qué eligió ese anillo y escucha su explicación. Quizás haya una razón específica o una historia romántica detrás de la elección. De ser así, tal vez tu anillo tenga un significado diferente y te guste más. Por otro lado, recuerda que los precios de anillos de compromiso pueden ser altos, y tal vez tu novio quiera guardar dinero para invertirlo en su boda, en su nuevo hogar o en una luna de miel extraordinaria.

Ten tacto

Tal vez tu novio pasó horas, días, semanas, o hasta meses buscando el momento perfecto, el lugar adecuado y el anillo ideal para sorprenderte con su propuesta. Así que trata de no herir su susceptibilidad. Sin embargo, ya que van a casarse, ambos deben de ser capaces de ser honestos y abiertos en todo. Explícale con tranquilidad cómo te sientes: aunque estás feliz de haberte comprometido con él, tu anillo de compromiso de oro blanco simplemente no te gusta.

Rediséñalo

Si se trata de una reliquia familiar, sugiérele a tu novio llevarlo a una joyería para ponerle un toque único que capture la escencia de ustedes dos. Un buen joyero es capaz de darle un estilo completamente nuevo a cualquier joya. Si es un anillo nuevo, observa los detalles que pueden cambiarse, o propón a tu prometido ver juntos imágenes de anillos de compromiso para que puedan elegir uno que les guste a los dos.

No le des tanta importancia

Recuerda que te vas a casar con la persona y no con el anillo: esta joya es sólo un símbolo. Si no te animas a cambiarlo por otro, recuerda todo lo que hay detrás de él: los momentos felices, los pensamientos de amor cortos que se han enviado, las canciones, las risas, el día de la propuesta… Y piensa en todas las cosas buenas que vendrán después. Tu anillo representa todo eso, sin importar la forma que tenga.

No es necesario que tengas un anillo de compromiso nuevo de inmediato. Mientras empìezan a ver opciones de arreglos de mesa para boda, puedes hacerle saber a tu novio cómo te sientes respecto al modelo que eligió y revisar juntos algunos otros. Tal vez en su aniversario de casados pueda sorprenderte con uno que sea más de tu estilo. Además, recuerda que solo lo tienes que usar hasta tu boda y después puedes optar por usar únicamente la alianza para simbolizar su unión. Disfruta de tu compromiso y de tu organización: quizás en cuanto empieces a buscar el vesitdo y el ramo de novia se te olvide el detalle del anillo.