Si están pensando en comprometerse, habrán tomado en cuenta diversos factores económicos y sabrán más o menos de qué presupuesto podrían disponer para organizar su boda. Algunos gastos, como los recuerdos para boda, impactan menos que otros. En cambio, otros suelen implicar un gran desembolso; es el caso del vestido de novia, el banquete que ofrecerán a sus invitados... o los anillos de compromiso.

Aunque los anillos de compromiso Tiffany pueden ser sólidas inversiones a largo plazo, el coste de estas piezas puede alejarse de algunos presupuestos y dar paso al famoso "¡Híjole!, ¿ahora qué hago?” No es necesario echar para atrás los planes de boda ni sacrificar la economía de su futuro hogar antes incluso de casarse. La buena noticia es que gracias a la diversidad de materiales que existe hay anillos de compromiso baratos, al alcance de más bolsillos. ¡Vamos a explorar estos tesoros!

Ni oro ni platino, ¡metales alternativos!

De acuerdo al significado de solidez que debe asociarse a estas sortijas, primero se impuso como estándar nupcial la resistencia, atemporalidad y el romanticismo del oro. Por su parte, la joyería de platino fue popular hasta el siglo 20, cuando se retiró del mercado para designarse únicamente a usos militares. Hace un par de décadas, este último reapareció en las imágenes de anillos de compromiso escoltado por metales emergentes en los que además de belleza se encontró gran solidez. Hoy, existen hermosas alternativas a los anillos de compromiso de oro blanco

  1. Plata esterlina. En algún momento, fue más valiosa que el oro y hoy es el metal precioso más asequible. Las joyas de plata esterlina están compuestas en un 92.5% de plata pura y un 7.5% de aleaciones, principalmente cobre, boro, germanio, platino, silicio y zinc. En tiempos antiguos se le denominaba el metal lunar, debido a sus contrastes blancos y grisáceos, en acabado mate o brilloso.
  2. Cobalto. De color blanco brillante y pesado, el cobalto se destinó originalmente para la industria médica y aeroespacial. Es uno de los metales contemporáneos más empleados en joyería nupcial, hipoalergénico y hasta cuatro veces más resistente que el platino.
  3. Acero inoxidable. Singularmente brillosas y fuertes, las piezas de acero inoxidable pueden pulirse para que asuman diferentes semblantes. Su tez robusta distingue a las más modernas composiciones metálicas. Se mezcla con al menos un 10.5% de cromo para resistir la oxidación. 

  1. Titanio. Se trata de un material liviano, sin aleaciones e hipoalergénico. Por ello, resulta cómodo, en especial, para quienes no acostumbran portar joyería. Las confecciones de titanio son una fusión de estilos. Por un lado, su nombre alude a los titanes de la mitología griega; por otro, su corteza satinada en negro, gris o plata insinúa el lujo modernista. ¿Ya viste el efecto y la textura al grabar sobre él sus huellas dactilares en estos anillos?
  2. Tungsteno. ¿Qué tal unas revolucionarias sortijas? Hacia 1900, las bombillas con filamentos de tungsteno revolucionaron la industria de la iluminación cuando reemplazaron a las lámparas con filamentos de carbón. Se trata de un elemento puro que da a las joyas una apariencia lustrosa. Como el titanio y el cobalto, también es hipoalergénico y llega a ser hasta cuatro veces más resistente que el titanio.

Diamantes ¿sí o no?

León Ramos Joyería de Autor

Además de los metales, las gemas marcan en gran medida la pauta para determinar cuánto cuesta un anillo de compromiso. Los tradicionales anillos de oro blanco con un diamante central en talla brillante ya no son tan caros. También podrán ahorrarse varios cientos y miles de pesos si la sortija se viste con otras piedras preciosas o si en vez de llevar varios diamantes se escoge una pieza de menos kilates o con menor pureza. A más diamantes, obvio, el precio se incrementa. Si se excluyen los diamantes, la zirconia es el más allegado competidor, seguida del gran significado de gemas como la amatista, aguamarina, esmeralda, zafiro, rubí y jade, entre otras. 

Finalmente, aunque el precio del anillo de compromiso puede ser un factor relevante para elegir una u otra joya, hay aspectos mucho más importantes. Antes de entregarlo, piensa en el valor sentimental que tendrá esta alianza y dedícale tiempo a organizar los pensamientos de amor para tu novia que saldrán de tu boca para pedirle matrimonio.

Como ya viste, los detalles de los diseños no solo hacen la diferencia entre un vestido de novia de encaje y otro o entre dos ramos de novia. La regla también aplica para las sortijas de pedida y, a mayor exclusividad, mayor costo. Con tantas opciones y aclarado el valor subjetivo que debe tener esta pieza, ¡adiós excusas y a entregar el anillo de compromiso