Se ven. Se huelen. Se saborean. Y se dan a la fuga sin apenas testigos. Tenemos identificados los dulces más "fugitivos” que no pueden escasear en su mesa de dulces para boda. Puede que en la recta final al día B te estés cuidando para que cada centímetro de tu vestido de novia te quede fantástico. Pero llegado el día, seguro podrás darte un caprichito.

Sabemos que el escondite favorito de los postres más codiciados está ¡en el estómago de sus invitados! Recién capturados, se los traemos aquí mismo. Prepárense para surtir su mesa de dulces y hacer de este rinconcito especial un éxito.

Candy bar, ¿sí o no?

Candelario Benítez Fotografía

La mesa de dulces para boda ha pasado a ser uno de los rincones más buscados por los invitados. Sabemos que quieren mantenerlos contentos en su gran día y qué mejor que hacerlo con postres y dulces deliciosos. ¿Por qué no? Hasta con un pedacito del pastel de boda…

Afortunadamente, los candy bars son muy fáciles de adaptar al estilo de boda que hayan elegido. Pueden ir desde las preparaciones más sofisticadas hasta las más sencillas, incluyendo recetas caseras. Se pueden adaptar tanto que, si son unos novios tradicionales y jamás renunciarán al pastel de boda elegante ni a la dulzura de los postres, pueden armar una mesa especialmente para café y té para acompañar.

Es importante que coordinen la mesa de postres con la decoración de la boda, porque será muy raro que elijan unos centros de mesa para bodas sencillos y que los postres sean muy excéntricos y llamativos, idóneos para una boda ecléctica. Ante todo, armonía, para que nada robe la atención de aquellos detalles que no quieren que sus invitados se pierdan. A continuación, les presentamos los postres que no pueden faltar el día de su boda.

1. Pastel de bodas

Wedding Shooters

Si, puede sonar extraño que el pastel de fondant para boda vaya en la mesa de postres. Pero tanto les encantó que quieren que todos sus invitados vean lo fabulosos que se ven los muñecos para pastel de boda y la decoración del mismo. Además de que seguramente es delicioso. ¡Sus invitados les agradecerán poder repetir otra porción más!

2. Cupcakes

Fresas Glaseadas

Son imprescindibles. Y por la versatilidad de su decoración no solo contentarán los paladares de todos los comensales, sino que también alegrarán la mesa de postres. Pueden pedir a su repostero que los decore con betún comestible o con capacillos de formas muy originales. Mantengan la coherencia con todos los detalles de la celebración, ya sea que hayan elegido una temática de boda vintage, de princesas ¡o una boda friki! Su sabor perdurará todavía más si deciden entregarlos en unas bonitas cajitas personalizadas con el logotipo de su enlace como recuerdos para boda orginales.

3. Galletas con diseños

Chocolart

¿Imaginan lo bien que se verían unas galletas con formas alusivas a su boda? No duden en pedirle a su proveedor que eche a volar su imaginación al hacer las galletas y deslumbren a sus invitados con estas delicias.

4. Mousses

White Sugar Bakery & Design

Para una decoración más elegante de los mousses, viértanlos en unas mini copas con cucharitas. En el fondo, puedes poner galleta molida para hacer de este un postre muchísimo más delicioso. Los sabores más populares de mousse son el limón, la fresa, el chocolate y frutas variadas como el mango. También pueden servirlos como postre en la cena.

5. Dulces enchilados y gomitas

Quecos y Pasteles

No tienen por qué encasillarse en los sabores dulces, sobre todo si tú o tu pareja disfrutan de los dulces más picositos. Plasmen sus gustos con mangos enchilados, tamarindos, piña y kiwis enchilados, los típicos dulces mexicanos con chilito… Y dejen que sus invitados disfruten tanto de estos dulces como tú.

6. Chocolates y brownies

El postre por excelencia y que a (casi) todo el mundo encanta es el chocolate. Lo bueno de este es que ofrece un amplísimo abanico de presentaciones. Lo mejor para el candy bar es ponerlo en trocitos en capacillos o en una fuente. Si se deciden por la fuente, deben tomar en cuenta que habrán de poner a un lado bombones o fruta para que sus invitados los bañen de chocolate y utensilios para que no se manchen sus flamantes vestidos de noche.

Los brownies también son un elemento excelente. Basta colocarlos en bolsitas de celofán y agregarles una frase romántica para que sus invitados no solo suspiren por el delicioso sabor del brownie. Inspírate en los pensamientos de amor cortos que más te lleguen al corazón. Y después, al estómago.

7. Macarons

Cristina Vilches
Cristina Vilches

Los macarons llegaron para quedarse. Son un postre que también podrán colocar en cajitas transparentes con un moño y entregarlos al final como recuerdos para boda originales. Encarguen macarons de varios colores y en una notita aparte pongan el sabor y el significado de cada tonalidad. Si entre sus planes está viajar de luna de miel a París, este esponjoso dulce les irá adentrando en la gastronomía francesa.

8. Bebidas

La Casa de las Flores

Una mesa de postres no estaría completa sin las bebidas. Es aquí donde se pueden poner alocados e inventar sus propias combinaciones o poner sus bebidas favoritas. De seguro fascinarán a sus invitados. Tendrán cabida desde las sencillas aguas de sabores hasta los jugos más sofisticados y refrescantes.

9. Fruta

Una mesa de fruta no tiene por qué ser simplemente la fruta cortada en cuadritos con limón y chile para aderezar. Pónganse creativos y presenten las frutas ya sea en brochetas o con forma de flores. Acompáñenlas también de algunos recipientes con yogurt para poder darles un toque más dulce al gusto de cada uno.

Qué más debes considerar

Aunque a la mayoría de personas pensar en dulces puede abrirles el apetito, a muchos otros esto les ocasiona ciertos problemas. Piensen en las intolerancias y alergias de sus invitados. Las más comunes son a la lactosa, el huevo, el gluten y los frutos secos, ingredientes que también deberán evitar para la decoración de pasteles de boda. Por ello, en la medida de lo posible, asegúrense de ofrecer diferentes opciones y de que unos alimentos no se contaminen con otros.

Y si están organizando una destination wedding, incluyan un espacio para la gastronomía típica de la región. Lo mismo se puede aplicar si uno de ustedes dos procede de algún otro estado o país. Sería una interesante fusión cultural y sus familias y amigos estarán fascinados de poder explorar nuevos sabores.

Ahora que están enterados de cuáles son los mejores postres para la fiesta, rebautícenlos con nombres personalizados con los que se identifiquen. Después, corran a encargarle al diseñador con el que contrataron sus invitaciones de boda unos ingeniosos cartelitos para etiquetar cada dulce. Armonícenlo todo con la decoración y con los arreglos florales para boda que más atraigan la atención de sus invitados hacia estos dulces pecados.