Monik Sierra Photography

La repostería siempre nos sorprende con sugerentes texturas, sabores y una decoración de pasteles de boda que siempre es todo un capricho. En el mundo de las nupcias encontrarán pasteles con diseños clásicos y modernos, pero si quieren llamar a cada cosa por su nombre y saber qué tipo de tarta pedirle a su proveedor de pasteles de boda, hoy es el día. Así como los vestidos de novia se diferencian por sus cortes, también los pasteles nupciales se pueden categorizar según su estructura y apariencia.

Coberturas, ingredientes, colores, aplicaciones y más. Es importante que conozcan cada aspecto de cada tipo de pastel para que la búsqueda sea mucho más sencilla y determinen qué tipo de pastel va acorde a su boda.

1. Drip cake

Lovart

El chorreo de chocolate, siropes y mermeladas desde la superficie hasta la parte media de la tarta es lo que caracteriza a este tipo de pastel. La creatividad de la cobertura de los drip cakes es muy llamativa, pero hay que dominar bien la técnica para que el resultado sea el deseado.

Hacer la ganache, que es ese preparado a base de crema y chocolate, es todo un reto, pues debe ser semilíquido para que pueda fluir por los bordes del pastel. Pero, a su vez, debe tener cierta consistencia para que, al deslizarse por el pastel, que tendrá que estar superfrío, el goteo se solidifique.

Aunque este tipo de pasteles tiene una estética muy artística, debido a que el chorreo de las salsas pareciera evocar al goteo de los botes de pintura, los drip cakes son versátiles para cualquier estilo de recepción. Las frutas secas, las galletas y los caramelos son algunos de los ingredientes con que los verás.

2. Naked cake

Once Upon a Wedding

Un naked cake es un pastel desnudo que prescinde de coberturas y frostings y deja a la vista los diferentes pisos del bizcocho de la tarta. El diseño tiene un aspecto ligero y natural.

Por su aparente sencillez y minimalismo, los naked cakes son una opción ideal para bodas campestres, bohemias y rústicas. Sus fieles compañeros son las flores naturales, las hojas y las frutas que, en conjunto, dan una sensación de frescura que siempre va bien para bodas al aire libre.

Los mismos pétalos que pinten el ramo de novia natural pueden adaptarse en la decoración del pastel. Y para un mayor contraste de colores, pueden elegir un diseño con azúcar espolvoreado: ¡el blanco siempre lo suaviza todo!

Pese a esto, muchos consideran este tipo de pastel menos calórico que otras opciones, ya que elimina una gran cantidad de azúcares y grasas presentes en las coberturas de crema chantilly, mantequilla o fondant. Pero tampoco crean que será una opción muy de dieta...

3. Seminaked cake

Axel Ruiz Fotógrafo

Los seminaked cakes son una versión actualizada de los naked cakes. Como su nombre indica, son pasteles semivestidos con una capa ligera esparcida irregularmente, denominada crumb coat, que suele ser de frosting o crema de mantequilla. 

La técnica aparentemente es fácil, pero se requiere de la precisión de un buen pastelero, así que, entre las imágenes de pasteles de boda, identifiquen los trabajos que más los satisfagan.

Los aspectos decorativos son similares a los del naked cake: el follaje, frutas y flores naturales son los toques finales para que el pastel luzca natural. Los seminaked cakes son opciones modernas que se pueden adaptar a bodas elegantes con aires vintage o apariencia rústica.

4. Ruffle cake

Verónica Vargas Fotografía

Los ruffle cakes, sin duda, son pasteles de boda elegantes, pues sus bordes, volantes, rizos y ondas inundan de encanto los banquetes clásicos y sofisticados. Su aspecto sutil e hipnótico a la vista se crea a base de crema de mantequilla.

Este tipo de pastel se caracteriza por la cobertura que lo tapiza de arriba abajo, con la que se van aplicando varias capas hasta obtener un acabado limpio. Para obtener una cobertura exacta se necesita de pulso y práctica, además de una boquilla de pétalo y un buen frosting.

Aunque los colores pueden personalizarse al gusto de la pareja, normalmente, se elaboran en tonos tenues que se puedan degradar o combinar con el blanco. Realmente, la peculiaridad del ruffle cake es el frosting, pero hay quienes lo acompañan con listones, moños, flores o “pedrería” de azúcar

5. Pastel de chantilly

InCite

Los pasteles de chantilly son una opción para las bodas y parejas tradicionales. Probablemente, el chantilly sea la cobertura más clásica en la repostería nupcial. Se cocina a base de nata con azúcar y se le aplican toques de vainilla para perfumar. Sus formas elegantes diseñan pasteles sofisticados.

Los múltiples usos del chantilly cubren cada piso de los pasteles nupciales y es tan versátil que se combina fácilmente con decoraciones como flores para boda, cake toppers, frutos o listones.

6. Pastel con fondant

HG Foto y Video

Los pasteles de fondant para boda, además de postres, son arte que se hace a base de una pasta densa de azúcar. El fondant se utiliza para cubrir totalmente cada piso del pastel y en ocasiones, también se ocupará para conformar elementos como florecitas artificiales o incluso los muñecos para pastel de boda.

La ventaja de elegir el fondant como cobertura es que es tan moldeable, elástico y suave que permite crear cientos de diseños modernos que se adaptan a cualquier temática nupcial, se desenvuelva de día o de noche. Antes de amasar la pasta de azúcar, las coberturas pueden ser pintadas a mano o con aerógrafo.

Ahora que ya conocen estos seis tipos de pasteles nupciales, no dejen para el último el estilo y diseño de este clásico nupcial. Busquen a pasteleros profesionales y piensen si también les encargarán algún postre con alguna de estas técnicas para su mesa de dulces para boda. También está la opción de pensar en unos azucarados recuerdos para boda con los que endulzar la fiesta a los invitados. ¿Cuál será su plan?