Minimalista o barroco, bordado o satinado, con tirantes o con manga larga, sea cual sea el vestido de novia que has elegido para casarte formen un todo con tu peinado de novia y los accesorios. Y, aunque esta no se vea, ¡también con tu lencería! Si tendrán una boda de estilo retro y descubriste que los vestidos de novia de encaje son los que más casan con esa onda vintage, dale juego también a tu ropa interior. Aquí te damos algunos detalles que puedes buscar para dar a tu segunda piel ese aire vintage tan sensual.

1. Corsés y bustiers

Etam

Desde el Renacimiento, los corsés han sido usados con fines estéticos para estrechar la cintura y alzar el busto, de manera que este parezca más voluptuoso. Aunque en un principio eran poco confortables y hasta llegaban a constreñir demasiado la figura, poco a poco han surgido propuestas más cómodas, como los bustiers, que son más cortos, pues cubren el busto completo y llegan solo hasta la cintura.

Estas prendas, además de transportarte a otras décadas de la moda, servirán para que nada se salga de su lugar y luzcas una figura espectacular. Por la función que cumplen, son ideales para lograr que los vestidos de novia corte sirena enfaticen más la silueta de reloj de arena de quienes los llevan.

Sin embargo, tendrás que prestar atención a los tejidos, de manera que las costuras no se marquen. Recuerda que elegir la lencería es posterior a la compra del vestido, pues la ropa interior debe ser seleccionada acorde al escote, al corte e incluso el color.

2. Ligueros completos

Intimissimi

Aunque la función primordial de los ligueros completos, también conocidos como “ligueros de mariposa”, es la de mantener arriba las medias, esta prenda, sin duda, te remontará a la estética de las chicas flappers de la década de los 20 del siglo pasado.

Son más efectivos que la clásica liga, pues consiguen tener la media más tensa y evitar que esta se deslice. Además, los modelos más altos de la cintura cumplen una función similar a la de los corsés, pues ayudan a disimular un poco el vientre.

Usar un liguero completo debajo de tu vestido de novia corte princesa, en colores claros, con toques de encaje, bordados y transparencias, seducirá por completo a tu pareja cuando llegue la noche de bodas. Recuerda que lo más importantes es verte bien, pero sentirte mejor.

3. Bras con escote balconette

No es casualidad que los brasieres de tipo balconette se popularizaran en la década de los 50 gracias a Marilyn Monroe, uno de los íconos más sexies de la Historia. Y es que solo hace falta husmear en las fotos que hay de esta actriz y ver la sensualidad que proyectaban sus escotes. ¡Así puedes verte tú!

Lo que gusta tanto del balconette es su funcionalidad, ya que este modelo realza y redondea el pecho debido a la cobertura de copa media y le da mucha sujeción al busto. Comprueba si queda con el escote de tu vestido de novia con manga, debido a que los tirantes de este tipo de brasier son muy separados entre sí y nacen prácticamente en el extremo exterior del pecho. 

4. Panties de cintura alta

Agent Provocateur

¿Tu look será estilo pin up? Entonces, definitivamente debes incluir en tu lencería unas panties de cintura alta. Atrévete a ser diferente y usar estas panties, que, lejos de ser anticuadas son perfectas para mostrar tus atributos de caderas y favorecer un abdomen menos abultado, si es tu caso.

No obstante, ten cuidado con las costuras si tu vestido es pegadito, ya que se corre el riesgo de que se note la costura de la ropa interior. ¡Recuerda hacer pruebas!

5. Texturas como el encaje y la seda

Intimissimi

El encaje es una tela que queda muy bien para dar ese toque romántico, así como las telas bordadas y la seda. Si estas telas van en tonos claros, quedarán perfectas para crear tu conjunto interior vintage. El rosa pálido, blanco y color marfil lucirán especialmente increíbles.

100 años de lencería

¿Y tú, qué piezas de lencería vintage elegirías? Si quieres indagar sobre la ropa interior que se ha llevado en las últimas décadas, echa un vistazo a este video.

Como ya se mencionó, lo importante es que tú te sientas satisfecha con la lencería elegida, no solo sobre lo bien que se te ve el conjunto, sino qué tan cómoda te sentirás durante la celebración. Aunque también está la opción de seleccionar una lencería de día y otra de noche. ¿Qué harás tú?

Toma en cuenta que querrás bailar toda la fiesta con tus amigas para lucir juntas sus vestidos de fiesta. Por cierto, ¿ya les diste a tus damas de honor tu disponibilidad de fechas para que empiecen a organizar la despedida de soltera? Tal vez quieran incluir entre las actividades ayudarte a elegir tus piezas de lencería vintage.