Las bodas son homenajes al amor, pero también son espacios para el glamur. Además de vestidos de novia y trajes para el prometido, la moda nupcial implica que invitados, padrinos y todo el cortejo se pongan guapos. Son una de las mejores ocasiones para lucir vestidos de fiesta y trajes elegantes en la pista de baile y en las fotografías más espectaculares. El estilo de los best men, divertido o formal, único o coordinado con los vestidos de coctel de las damas, no solo definirá su imagen como grupo. También puede darle todo un giro a la etiqueta de la boda. ¡Descubran las mejores ideas para conseguir el outfit ideal!

El primero en elegir

El primer paso para un equipo impecable es que el novio o los novios elijan primero todo su vestuario. En función del tipo de traje, estilo y hasta el color de los complementos, los acompañantes pueden elegir el mismo o similar look variando el calzado, los accesorios y las tonalidades.

La principal regla básica es que los best men no lleven un tipo de traje de etiqueta más formal que el novio. Recuerden que el frac es un traje de máxima etiqueta, el esmoquin es para eventos de etiqueta rigurosa, el chaqué es de etiqueta y el traje sastre es menos formal que todos los anteriores. Así que, si el novio eligió un chaqué, los caballeros de honor no deberían portar frac.

Aunque cada tipo de traje rige una selección de prendas y accesorios específicos, también pueden marcar la diferencia entre el novio y sus amigos con una de las piezas del look, sea agregando o restando chaleco, fajín o tirantes. Como dato, consideren que el boutonniere generalmente es exclusivo para el novio, aunque hay quienes también optan por poner una flor o un adorno, distinto al que lleve el novio, en la solapa de los best men.

La máxima formalidad

Sean o no padrinos, el protocolo dicta que los best men, groomsmen o acompañantes del novio deben vestir con saco, pantalón formal, corbata o moño y camisa lisa y de manga larga. Es tradicional que los best men coordinen su vestuario entre sí y con el novio, con ligeras variaciones para distinguirse del protagonista de la boda.

Los best men también pueden llevar trajes no necesariamente idénticos, siempre y cuando respeten la etiqueta marcada por los novios. Tomen esto en cuenta si la indecisión es grande y no olviden obsequiarles un accesorio común y personalizado a manera de recuerdo para boda original para darle unidad al look del grupo.

¿O mejor con toques informales?

Hay diferentes grados de informalidad. Para un estilo intermedio, los best men pueden elegir camisas casuales, con tramas y diseños: desde cuadros hasta hojas de palmera, todo dependerá de lo que los novios autoricen. También pueden usar camisas con manga corta o remangada y chalecos de inspiración hipster.

Un paso más sería usar pantalones divertidos. Con alguna trama inesperada o cropeados y en slim fit serán la sensación en las bodas urbanas y en exteriores. En la misma línea están los best men que quieren lucir sus tatuajes o sus brazos. Si la boda civil es más relajada y se celebra en la playa o en un jardín, un outfit muy fresco es la combinación de guayabera y pantalón de lino.

Si quieren lucir una pieza signature (es decir, un sello de estilo), por ejemplo, zapatos de tela, botas de estilo urbano o chamarra de cuero. Será imprescindible que se coordinen con el novio para que en su sesión de fotos grupal se vean fantásticos. Este puede ser incluso un toque carismático para bodas formales.

En todos los casos, procuren que el conjunto no se exceda de informal. Aunque los looks con shorts son muy cómodos y son muy trendy, no funcionan demasiado con cualquier temática.

Los colores del groom team

Los colores son uno de los aspectos más destacados del estilismo de los best men. Para bodas elegantes y clásicas, la comitiva del novio debería vestir tonos oscuros, como el negro, gris o azul marino. En cambio, en las celebraciones románticas o más relajadas se pueden elegir colores más claros. Ciertos matices de azul, hueso, beige pueden ser bastante versátiles y del gusto de la mayoría, pero si buscan tonos atrevidos, echen un vistazo a los trajes en rojo vino o en verde bosque.

El color también dependerá del horario y el lugar de la boda. Los tonos oscuros son los favoritos de las bodas en la noche y de los salones interiores y las bodas de día o al aire libre son las que mejor admiten las tonalidades claras. Usar una paleta de pocos colores está reservado para las bodas más conservadoras, mientras que los contrastes de complementarios distinguen a las celebraciones modernas.

También es un sello de las bodas modernas que los caballeros de honor porten colores diferentes o inviertan los del look del novio, utilizando trajes del color de los accesorios de él y complementos del color del traje del esposo. Para unificar el estilo, el fondo de los sacos o el revés de las corbatas pueden tener patrones o bordados de diseños sorprendentes. Consideren esta opción si quieren coordinar su vestuario con los vestidos elegantes para fiesta de las damas sin saturar de colores chillantes a la comitiva.

Los accesorios son la clave

Jugando con los accesorios se puede conseguir todo tipo de estilos y efectos eclécticos que conserven el glamur. Por ejemplo, las corbatas, pañuelos y tirantes de colores y tramas seductoras pueden ser distinguir a los best men del novio y son una oportunidad para que cada uno marque su estilo. Las variaciones pueden ser intensas o muy sutiles, por ejemplo, con diferentes estilos o nudos de corbata.

También es tradicional que el novio y su comitiva coordinen un elemento particular: puede ser el moño o, para los más discretos (y más juguetones), los calcetines. ¿Y qué opinan de los puños de los mosqueteros del novio? Las mancuernillas pueden tener diseños especiales que los hagan sentir unidos: naves espaciales, el ícono de Los cazafantasmas o los emblemas de sus superhéroes favoritos, amigurumis, notas musicales, cartas de póker… ¡Exploten la creatividad!

Las boinas y sombreros están permitidos en bodas en exteriores y pueden ser accesorios originales para unir al grupo. Si les encaja, pueden adaptar un estilo formal y emblemático, por ejemplo, el de los Peaky Blinders, con viseras vintage, y hasta cortes de cabello estilo boxer.

Outfits divertidos (al menos) para las sesiones

Los calcetines, los lentes de sol y las playeras de superhéroes o de sus equipos son nuevos clásicos y pueden ser una sorpresa divertida si se destapan para las fotos. Las máscaras de luchador o de animales también son accesorios muy gustados y que pueden coordinarse con las damas de honor. Después pueden ir ¡directas al photo booth!

Después del banquete, cuando la música llene la pista, pueden cambiar sus hasta camisas por playeras con pensamientos de amor cortos, las iniciales de los novios o notas graciosas en la espalda.

Deben tener cuidado al elegir sus looks más creativos: la boda sigue siendo una ocasión formal. Sin embargo, dentro del concepto elegante, pueden usar trajes de charro de gala si la de ustedes será una boda con acentos regionales.

¿Qué toque original le pondrán los best men a la etiqueta de su boda? ¿Se coordinarán con el color del ramo de novia natural, con el traje del novio o con los vestidos de noche de las damas? Si el estilo lo amerita, organicen una sesión exclusiva con ellos. Seguro tendrán ideas para hacer de cada toma la más expresiva.