Rockstar Studio

Ya que comenzaron a entregar las invitaciones de boda, aparten tiempo en su agenda para sentarse con el staff de video. De su equipo audiovisual depende que los detalles y momentos más importantes sean capturados por las cámaras, pero todo lo que ustedes le puedan facilitar será ganancia. Por ejemplo, comprar un gancho bonito para el vestido de novia 2019 y prever en qué ángulo estará durante el intercambio de anillos y de pensamientos de amor facilitará su trabajo y que ustedes salgan de maravilla en el video de boda. Para que este sea impecable, cuiden estos aspectos.

1. Organización y previsión

La organización es un punto primordial, pues como buenos anfitriones saben que una buena planeación se traduce en menos estrés y mejores resultados. Desafortunadamente, hay quienes dejan para el final la contratación de un equipo de profesionales para el video de boda y hasta llegan a contratar sin revisar su portafolio de trabajos. ¡No lo hagan!

No se trata de solo buscar a profesionales y “encargarles” que les quede bonito, pues es necesario que se tomen el tiempo necesario para conocer su trabajo y elegir al mejor que se adapte a lo que buscan y a su presupuesto. ¿Qué sigue a la contratación? Tener reuniones puntuales en las que ustedes expliquen lo que desean y ellos puedan externar sus dudas y sugerencias.

Cuando lo tengan, proporciónenle el cronograma con todas las actividades del día B para que conozca los tiempos e indíquenle cuáles desean registrar en video. Así tendrá claro qué se debe grabar, qué no y en qué momento, ya que hay quienes desean que se filme desde que la pareja se está arreglando (como en el video de Ana y Ulises que realizó Timothée Ferréeol y que pueden ver arriba) y quienes prefieren que solo se grabe desde que los novios llegan a la ceremonia.

Si tienen wedding planner, invitarlo a estas charlas favorecerá una mejor coordinación a la hora de entrar en acción. Para estudiar bien las tomas, será práctico que incluso el equipo de videógrafos tenga oportunidad de visitar conocer el salón y cómo estará organizado todo, incluso cuál será el lugar del grupo musical o DJ y algunos detalles de su espectáculo para asegurar un buen video.

2. Comunicación de ida y vuelta

Si tu equipo de video no se limita a decir "sí" a todo, sino que les hace propuestas y se anticipa a situaciones que ustedes no midieron, pueden estar seguros de su profesionalidad. No les quepa duda de que harán el máximo esfuerzo por que todo salga a la perfección. Y si ustedes les manifiestan qué es lo que desean, los resultados serán aún mejores.

Tal vez desconozcan que el efecto ralentizado del video de Lovehunters que hay sobre estas líneas se conoce en la jerga audiovisual slow motion, pero tampoco es que el camarógrafo les vaya a poner un examen. Si sienten que no hablan completamente el mismo idioma o se les escapan conceptos técnicos, compártanles ejemplos de videos de boda que les encanten para que ellos capten qué narrativa audiovisual quieren.

Y en sentido inverso, pregúntenles qué necesitan para cada momento, muéstrense dispuestos a cooperar y, si tienen una idea para algún momento de la boda, no duden en externarlo. Por ejemplo, ¿planearon un baile sorpresa? ¡Su equipo audiovisual merece estar enterado! Verán que, si logran una buena comunicación, juntos podrán hacer que cada momento importante y especial se registre con éxito.

3. Naturalidad

Si bien no será una producción para Hollywood ni una que compita por un Oscar, seguro que no querrán lucir nerviosos ni torpes en ninguno de los más valiosos instantes, así sea al partir el pastel de boda elegante, que suele ser uno de los más relajados de la celebración.

Lo mejor será que se enfoquen en disfrutar de su festejo y pidan consejos al staff de video para que todo luzca de lo más natural, tanto como sus hermosas flores para boda. Generalmente, los videógrafos profesionales son muy habilidosos para conseguir que aquellos a quienes está retratando se sientan cómodos y se olviden de la lente.

Si creen que no podrán con los nervios o son unos novios muy tímidos, contraten una sesión preboda en la que practiquen movimientos como caminar y bailar, se acostumbren a ponerse frente a la cámara en ciertas poses y descubran cuál es su mejor perfil. Tal vez hasta les sirve como videoinvitación o save the date, como este de Laura y Gabriel que filmó Uve Más Foto Más Video. Suena más fácil, ¿no?

4. Iluminación

Como protagonistas de uno de los días más importantes de sus vidas, tienen que salir superbien en la grabación y es precisamente gracias a la buena organización y a la comunicación con el equipo de video que este punto será muy sencillo de tratar. Será crucial que les indiquen qué tipo de iluminación habrá en cada locación de su celebración para que ellos puedan desplazarse con seguridad y no perderse ningún detalle.

¿Cómo lograrlo? Recuerden que deben darles los detalles sobre cómo estará todo dispuesto y los horarios de cada actividad, aunque alguna sea sorpresa. Si la boda se celebrará en un espacio cerrado o a cielo abierto, de día o de noche, qué tipo de luces usarán y en qué momentos, de qué tonalidad y dónde estarán ubicadas son algunos puntos a tomar en cuenta. Especialmente, cuando se trate de aquellos instantes especialmente emotivos, como el first look, el primer beso de casados, su primer baile de esposos y el brindis y otros divertidos como el lanzamiento del ramo de novia artificial o el flashmob que planearon con las damas y los best men.

Esa buena comunicación facilitará que los orienten sobre qué lugares serán los ideales para conseguir buenas tomas que les favorezcan. Asimismo, les permitirá prepararse con lámparas extra y prever si tendrán que mover los parámetros de la cámara en determinados momentos para que la imagen sea calidad y los colores no se distorsionen. Vean cómo en la boda de Nelly y César, grabada por el equipo de Eduardo Irigoyen, tanto las tomas de día como las nocturnas tienen una buena visibilidad.

5. ¿Improvisación, sensibilidad y capacidad de reacción?

En una boda, lo recomendable es improvisar en cosas mínimas, que sean casi imperceptibles, como que la novia se quite el velo discretamente si este le estorba para bailar o que se sienta libre de arreglarse el peinado medio recogido si siente que no está presentable.

Que el videógrafo registre o deje de registrar estas pequeñas acciones no es problemático, pero sí será valioso que sea observador, que tenga olfato y reaccione rápidamente cuando broten las emociones. ¡Justo como en este video de Monlee Photo & Film! Deléitense con las miradas cómplices de Ivette y Mauricio.

Por ejemplo, sería inaceptable que el camarógrafo no fuera lo suficientemente veloz para captar el instante en el que se presenten por sorpresa esos amigos del alma que creyeron que no podrían estar presentes. ¿Se imaginan que esos momentos de espontaneidad no quedaran grabados por un despiste?

A veces, este tipo de actitudes hace que las parejas valoren mejor en el directorio de Bodas.com.mx a los profesionales de video para bodas y los califiquen con las máximas puntuaciones. Dedíquenle un rato a mirar qué otros aspectos valoraron otros novios de los expertos a los que contrataron. Por supuesto, la edición y el montaje audiovisual también deben ser impecables.

Definitivamente, el de su boda será un día espectacular y de mucho significado, así que vale la pena darse el tiempo necesario para que todo quede muy bien planeado y hablado antes de entregar las invitaciones de boda originales que eligieron. Tener todo bajo control asegurará que disfruten aún más su fiesta y porten con gran entusiasmo el vestido de novia y el frac a los que ya solo quedan algunos ajustes, ¿cómo van con esto?