Joshua Nuñez Photography
Joshua Nuñez Photography

Se estima que para el año 2030 casi la mitad de la población mundial vivirá una crisis de escasez de agua. Por eso es importante concientizarse del cuidado de este líquido con acciones simples que, sumadas, harán la diferencia. Por ejemplo, unas invitaciones de boda con materiales ecológicos, bebidas que requieran menos agua para su producción y vestidos de novia con tejidos sustentables son algunas de las medidas que pueden adoptar. 

Demuestren que en una boda se puede ser responsable con el medio ambiente. Los pensamientos de amor hacia su labor no se harán esperar cuando sus invitados sepan de su elección tan consciente.

1. Invitaciones digitales o con papel reciclado

Invitaciones & Sobres
Invitaciones & Sobres

La entrega de las invitaciones de boda originales está cambiando. La tecnología y las técnicas de reutilización facilitan que los eventos puedan tener un menor impacto ambiental. Por lo mismo, las invitaciones digitales son una alternativa muy actual para las parejas modernas o que quieren aportar su granito de arena para cuidar el agua y, de paso, la deforestación.

Enviar las invitaciones por correo electrónico, con un servicio de mensajería instantánea como Whatsapp, mediante redes sociales como Facebook o Instagram e incluso con la herramienta de Bodas.com.mx del gestor de invitados son opciones para evitar la impresión de papel.

Para los novios que quieren cuidar el tema ecológico, pero quieren entregar impresa la invitación de boda elegante, al menos, a sus seres queridos menos digitales, los materiales reciclados y de producción sustentable son la mejor alternativa. Por ejemplo, el papel elaborado con piña ayuda a combatir la deforestación, que tiene un fuerte impacto en la cantidad de agua disponible en la Tierra. También existe el papel con semillas que después se puede plantar. ¡Pregunten a sus diseñadores por estos tipos de papeles! 

2. Tejidos sustentables

4 Weddings México
4 Weddings México

Es posible que se hayan puesto a pensar en la cantidad de agua que se utiliza para la elaboración de la ropa con la que visten. Para ponerle números duros, la fabricación de ropa es una de las acciones que más consume este vital líquido, ya que una sola prenda cotidiana puede requerir desde 2 hasta 15 litros de agua para su elaboración. ¡Así de sorprendente! Sin embargo, esto no es incompatible con llevar un bonito traje o un vestido de novia de encaje que cumpla con sus expectativas.

Debido a la preocupación por la huella hídrica que este proceso deja se han creado alternativas para que el impacto sea menor. El uso del algodón ecológico y otras fibras y textiles orgánicos es una buena opción. Pese a que, en su proceso de producción, los tejidos naturales necesitan más litros de agua que los sintéticos, lo orgánico también es biodegradable, por lo que el resultado final sigue siendo más ecológico.

Es cierto que para la ropa casual es más fácil encontrar prendas confeccionadas a base de bambú, eucalipto, alpaca o celulosa, como el tencel. Pero no descarten que entre los vestidos de novia sencillos y los trajes de ceremonia haya opciones bastante sustentables. ¿Añadirán esta pregunta al cuestionario que plantearán en la boutique? También hay novias que optan por rentar su vestido o aprovechar el de un familiar. 

3. Un banquete muy orgánico

Wedding Day
Wedding Day

Muchas de las frutas y verduras que se consumen pueden haber estado en contacto con plaguicidas o pesticidas para el control de plagas en la producción agrícola. Y aunque el principal objetivo es evitar enfermedades y que la cosecha no se vea afectada, lo cierto es que estos productos son dañinos para el ser humano y pueden contaminar los mantos acuíferos y el agua que terminan bebiendo los animales. 

Por eso, si están dispuestos a contribuir en este sentido, elijan productos de la agricultura orgánica y de cercanía para el banquete de su enlace matrimonial. Es cierto que son de precio más elevado por la exigencia de que estén libres de tóxicos, como pesticidas y fertilizantes. Además, ayudan a proteger y respetar los recursos y ciclos de la naturaleza.

La propuesta de evitar alimentos muy procesados y tener un banquete de boda vegetariano también puede ser considerada, pero si les parece poco viable prescindir de carne, sepan que la del pollo es la que menos agua requiere para su producción. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), la producción de un kilo de carne de res necesita unos 15 mil litros de agua por kilo, mientras que el pollo "solo" necesita unos 4 mil litros.

Incluir fruta picada orgánica en la mesa de dulces para boda no solo será una decisión socialmente responsable, también les dará una barra más saludable y más sabrosa. Y aunque el chocolate es uno de los productos cuya producción necesita más agua (24 mil litros por kilo), existen sellos y certificaciones ecológicas con los que tal vez puedan mitigar una parte de este impacto.

4. Bebidas, ¿saben cuánta agua necesitan?

Cliché
Cliché

Si ya tomaron la decisión de incluir un banquete orgánico, de una vez volteen a ver cuánta agua necesitan sus bebidas. Tampoco se trata de que dejen de brindar por su boda, solo de que conozcan cuál es el consumo promedio de agua en sus procesos de producción.

Para un litro de vino se requieren unos mil litros de agua y para un litro de cerveza, unos 300. En cuanto a las bebidas no alcohólicas, el litro de café también rebasa los mil litros de agua, mientras que el té necesita poco más de 100.

¿Y qué les parecen las aguas de sabor elaboradas a base de frutas o flores como la de Jamaica? El agua de pepino puede ser muy refrescante y es uno de los vegetales que menos litros de agua gasta (unos 250 por kilo). Y aunque un kilo de mango precisa de más de mil 500 litros de agua, con esa cantidad podrían obtener bastante jugo, ¿no creen?

Como también pueden limitar el desperdicio de agua con pequeños gestos, en vez de esas grandes hieleras tan comunes en las fiestas, opten por neveras y refrigeradores. Platiquen con su salón o con el proveedor de bebidas para encontrar diferentes opciones. Si los invitados podrán servirse las bebidas, busquen un diseño que les guste y armonice con la fiesta. Si no, dejen que sean los meseros quienes las sirvan.

5. Elementos naturales o biodegradables

Double J Studio
Double J Studio

Usar confeti reciclado y globos biodegradables para la salida de los novios es una decisión responsable e igualmente romántica. También pueden tomar esta medida con los accesorios que entreguen en la pista para subir el ánimo de la fiesta.

Ni se diga de los recuerdos para boda útiles: entre más prácticos sean, menos residuos generarán. ¿Qué tal unas lindas plantas? Eviten los plásticos y procuren que las envolturas, etiquetas y toda la papelería sea orgánica. ¿Tienen algunas ideas extra?

6. Proveedores socialmente responsables

Involucrar a sus proveedores es fundamental. Debido a que la electricidad también supone un importante coste de agua al planeta, muchas cadenas hoteleras ya empiezan a introducir instalaciones de biomasa que transforman los residuos en energía.

Fíjense también si en la locación de su boda evitan el derroche de agua al utilizar aseos ecológicos y lavabos con detector para evitar que se quede la llave abierta y se desperdicie más líquido del necesario. Si no es así, sugiéranle la colocación de letreros que inviten al ahorro del agua. También en los aseos, usar toallas de tela en lugar de papel es otra opción.

No olviden elegir flores para boda de temporada para su ramo de novia y la decoración en general. Las especies que florecen en su estación natural se adaptan bien al entorno y sus condiciones de cultivo se simplifican. ¿Se les ocurrieron más medidas para ahorrarle agua al planeta? ¡Seguro que sí! Cuéntennos cuáles y cómo las pondrán en práctica para su fiesta.