Una de las últimas modas en el mundo de las bodas son las celebraciones ecológicas. La creciente importancia del pensamiento “verde” ha promovido que sea cada vez sea más común organizar ceremonias y banquetes de forma sostenible.

Los EE.UU. o el Reino Unido han sido pioneros en la organización de bodas ecológicas. Muchas empresas ofrecen sus servicios a los novios que desean una celebración original y respetuosa con la naturaleza. En México todavía no hay empresas que se dediquen específicamente a organizar este tipo de bodas, pero cada vez hay más parejas que desean una celebración “verde”.

¿Cómo organizar una boda ecológica? Hay que tener muchos aspectos en cuenta: el vestido, el transporte, el banquete, los recuerdos de boda, el lugar de la ceremonia… Con un poco de dedicación es posible planear un enlace en armonía con la naturaleza.

 

 

Ideas para organizar una boda ecológica:

  • Vestidos y trajes de tejidos orgánicos.
  • Intentar reducir el gasto energético. Esto implica disminuir el uso de la luz artificial e intentar aprovechar al máximo la luz natural (por ejemplo, celebrando la boda al aire libre o eligiendo salones con grandes ventanales).
  • Menús ecológicos, elaborados con materias primas obtenidas a partir de un cultivo respetuoso con el medio ambiente y sin productos químicos.
  • Utilizar bicicletas como medio de transporte principal para ir de un lugar de la celebración a otro.
  • Organizar la celebración en una hacienda o rancho ecológicos o en un hotel dedicado al ecoturismo.
  • Imprimir las invitaciones en papel reciclado y regalar recuerditos de boda realizados a partir de materiales reutilizados.
  • Flores artificiales, elaboradas con materiales ecológicos, para decorar el lugar de celebración o plantas con raíz para que puedan ser trasplantadas una vez finalice la boda.

bodas-ecológicas
Rosa Mexicano

Foto: Rosa Mexicano

 

A lo mejor, no pueden lograr hacer todo esto al 100% pero seguro que con un poco de imaginación pueden hacer una boda ecológica. Lo mas importante es economizar recursos, desperdiciar lo menos posible y evitar gastos innecesarios. Así se sentirán muy bien con ustedes mismos y el medio ambiente.  Además resultará una boda muy original.