Wedding Memories

Llegado el gran día, la emoción de partir el pastel de boda o el nerviosismo de decir frente a todos esos pensamientos de amor para tu novia que escribiste pueden jugar en tu contra y causar que manches de sudor la camisa. ¡No te preocupes! Preparamos estos consejos con los que seguro te mantendrás seco desde la ceremonia hasta entregar los recuerdos de boda a tus invitados.

1. Opta por telas livianas

Studio La Bodega

A diferencia de algunos vestidos de novia sencillos, muchos trajes de novio no pueden llevarse con tejidos livianos. Sin embargo, elegir una camisa de tela ligera como lino o algodón puede ser de ayuda. A toda costa, evita las prendas con tejidos sintéticos, puesto que aumentarán la sudoración y también el olor.

Si el tipo de boda te lo permite, además de preferir telas livianas, selecciona trajes de tonos claros, ya que provocarán menos atracción de luz. Por ejemplo, una boda al lado del mar en la que las damas de honor luzcan vestidos de fiesta para playa es ideal para aplicar este consejo. Y si el código de vestimenta lo permite, una guayabera puede ser lo mejor. Recuerda que entre más oscuro sea el traje más luz atraerá y, por el contrario, cuanto más claro sea el traje, menos calor concentrará.

2. Controla el vello corporal

Focal Photography

Las zonas corporales en las que tienes más vello son en las que el sudor se puede concentrar más y puede provocar la aparición de manchas, por ejemplo, en las axilas, el pecho o la espalda baja. Recortar el vello, rasurarlo o eliminarlo por medio de la depilación son formas en las que puedes evitar que esto ocurra. Encuentra el método que mejor se acomode a tus necesidades y empieza a practicar meses antes de la boda para ir perfeccionando la técnica.

3. Aplica remedios caseros

Siempre puedes optar por remedios caseros que te ayuden a controlar la transpiración. La primera opción es beber té de salvia, que se prepara con cinco cucharadas de salvia en un litro de agua hirviendo. Bastará con consumir una o dos tazas al día durante algunas semanas para ayudar a regular la sudoración.

Para controlar el exceso de fluido, agrega a una taza de agua una cucharada de tomillo, una de romero y media taza de vinagre de manzana. Con un algodón, aplica el tónico sobre las zonas problemáticas y pronto verás resultados. Además, también te ayudará a disminuir el olor.

El bicarbonato de sodio con limón ayuda al cuerpo a neutralizar olores y controlar el sudor. Mezcla una cucharada con el jugo de un limón hasta que quede una pasta y aplícala con movimientos circulares. Déjala actuar por 10 minutos y después enjuaga la zona con agua fría.

Es importante recordar que todas las recetas caseras requieren de tiempo y dedicación. Incluye cualquiera a tu rutina de higiene personal mínimo un mes antes de la boda para que puedas comprobar sus resultados. 

4. Evita algunos alimentos

Existen alimentos que pueden provocar más sudoración. Será recomendable que, al menos una semana antes de la boda, evites o disminuyas el consumo de alcohol, café, picante, sal y alimentos ricos en grasas.

Recuerda la importancia de seguir una alimentación balanceada y mantenerte hidratado. Tu cuerpo estará listo para todas las emociones que experimentarás en la boda.  

5. Lleva una segunda camisa

Eduardo del Toro

Si sientes que ya lo has intentado todo y aun así la transpiración excesiva no disminuye, entonces la solución es llevar una segunda (o una tercera) camisa el día de la boda. Otra opción es usar un tipo de camisa para la ceremonia religiosa y otro para la recepción. Pasada la solemnidad de la ceremonia y el banquete se puede admitir un camisa más sencilla, no importa que no sea de doble puño, pues el ambiente será más relajado.

6. No olvides un kit de emergencia

Si tu prometida está pensando en llevar un kit de emergencia en caso de que su peinado recogido necesite un pasador o tenga que retocar su maquillaje, tú también arma el tuyo. Incluye desodorante, loción, talco, toallitas húmedas y tu camisa de repuesto. Es mejor estar preparado ante cualquier imprevisto.

7. ¿Parches antitranspirantes para la ropa?

2MN Fotografía

Existen parches antitranspirantes muy efectivos en esos momentos que los nervios te traicionan. Son una especie de almohadillas de algodón que se adhieren en la parte interna de la camisa, específicamente en la zona de las axilas, y que ayudan a la absorción del sudor. Lleva las necesarias para cambiártelas cada dos horas o cada que lo necesites y así evitarás que tu camisa se moje aún en los momentos más emocionantes. 

¿Qué opción crees que te funcione más? A veces, combinar un par de remedios es más efectivo. No dejes que los nervios de intercambiar los pensamientos de amor cortos en el altar o el baile antes de aventar el ramo de novia o la liga te incomoden. Con estos consejos, olvídate de la sudoración y los malos olores ¡y disfruta tu día B!