Alejandra Barradas Photography

Después de entregar las invitaciones de boda, llega el tiempo de que los invitados confirmen su asistencia y preparen sus vestidos de fiesta. Saber cuántas personas los acompañarán no solo les permitirá ajustar la cantidad de recuerdos para boda que mandarán hacer, sino también cerrar el presupuesto del banquete y empezar a organizar las mesas. Y crean que tiene su ciencia lograr que todos se sientan cómodos con los comensales con los que compartirán la velada.

La pregunta clave parece ser “¿Cuál es la forma correcta de acomodar a los invitados?” Pero esta tarea suele ser complicada. No solo porque tendrán que elegir a quiénes sentar cerca de ustedes y a quiénes más lejos, sino también a quién sentar con quién, cerca de qué áreas y si todo esto servirá para que fluya la buena química entre todos.

¿A quiénes sentamos más cerca?

Atelier Fotográfico 4/8

No se preocupen: para no herir susceptibilidades, pueden apegarse al protocolo, que es bastante claro. Según este, lo habitual es sentar de un lado a toda la familia de la novia y, del otro, a la del novio, con la finalidad que se sientan cómodos y en confianza. De esta manera, cerca de la mesa principal se sienta a la familia directa o nuclear: papás, hermanos y abuelos. Posteriormente, el resto de familiares y amigos y, por último, los demás invitados: compañeros de trabajo, amigos de la familia, etc.

Otra recomendación es repartir las mesas de acuerdo a las edades: los más jóvenes, cerca de la pista, para que bailen y convivan juntos. Y a los pequeñines, en un espacio especial con algunos cuidadores y opciones de entretenimiento previstas para ellos.

Por otro lado, sienten a los invitados que tengan una buena relación entre sí o que ustedes crean que pueden congeniar. De esta manera, las mesas destacarán por su alegría y diversión y las contagiarán a los demás irradiando buena energía y excelente ambiente.

Buena movilidad

Verónica Vargas Fotografía

Dejen un espacio considerable entre unas mesas y otras, no solamente para la buena circulación de los meseros, del servicio y de sus mismos invitados. ¿Qué tal que alguno se quiere levantar para hacer un brindis espontáneo en su honor o para sorprenderlos entre varios con un flashmob? Además, deben sopesar el lugar que ocuparán los arreglos de mesa para boda, pues dependiendo de su volumen, podrían ver reducido el espacio de sus mesas en uno o dos comensales.

Olvídense de jugar a la casa de muñecas con mesas de recreación o con recortes de papel. Esta tarea será mucho más sencilla si emplean el organizador de mesas de Bodas.com.mx. Además de que podrán elegir la forma, el tamaño y número de comensales que admiten sus mesas, les será mucho más sencillo editar los cambios y hasta imprimir cuantas copias deseen para compartirlas con su proveedor banquetero.

Piensen en la accesibilidad

Cinema & Graphics

Si pretenden destinar una área para niños con una exclusiva mesa de dulces para boda para ellos, ¿por qué no pensar también en aquellas personas a las que se les dificulta desplazarse de un lado a otro? Con esto nos referimos a las personas que tenga menor movilidad o que necesiten pasar con su silla de ruedas o muletas.

Es indispensable que aparten el mejor lugar para ellos; si se trata de que todos disfruten al máximo del evento, deberán pensar en su comodidad. Elijan una mesa céntrica y eviten por completo el amontonamiento de mesas, pues esto no permitirá que tengan mejor y mayor movilidad.

Y en las últimas semanas…

Flör & Flöra

Con 15 días de anticipación, recreen el acomodo de las mesas. Para este tiempo, la lista de confirmados debería estar prácticamente cerrada, de manera que puedan asegurarse de que no habrá asientos desocupados y que ningún platillo ni rebanada del pastel de fondant para boda terminan siendo des-per-di-cia-dos.

Por eso, aunque casi de inmediato a la entrega del anillo de compromiso hayan querido enviar su save the date y ya tengan una lista preliminar de asistentes antes de enviar las tarjetas, sean exhaustivos con las confirmaciones. Se recomienda que con unos tres meses de antelación distribuyan sus invitaciones para boda originales y soliciten expresamente confirmación.

Todos los invitados son importantes ¡y ustedes también lo son para ellos! Por algo confirmaron a tiempo su asistencia en cuanto llegaron las invitaciones para boda civil. Es por esto que deben acogerlos, hacer que se sientan en casa y obsequiarles con unos lindos recuerdos para boda. Piensen en su comodidad y por nada permitan que un detalle, tan fácil como darles una buena ubicación en el salón, estropee su bienestar.