Las invitaciones de boda son tan importantes como el resto de los detalles. Con ellas revelerán a sus invitados el estilo que tendrá su festejo nupcial y servirán de guía para que los hombres elijan entre un traje fresco de lino o uno de etiqueta y las mujeres entre un vestido para fiesta de día, o si el dress code lo indica, un vestido de noche de tono oscuro. Por lo tanto, el color en estas invitaciones no solo es parte de los elementos decorativos, también es para transmitir el tipo de enlace, la temporada y el horario en el que se llevará a cabo, pero sobre todo, el sentimiento de los novios. El verde es un color vivo, fuerte y esperanzador, así que no duden en incluirlo como bandera de su evento.

Durante muchos años, el color verde tuvo una connotación negativa, ya que se asociaba con enfermedades y toxicidad porque se obtenía a partir de la limadura de cobre, que ocasionaba un deterioro en la salud con resultados fatales. En la actualidad, gracias a la evolución de los procesos químicos, el verde ha tomado otro rumbo. Su connotación cambió radicalmente a transmitir esperanza, paz y responsabilidad social y ecológica. Por eso, aquí encontrarán más de una razón para darle el "sí" a las invitaciones de boda originales en tonos verdes.

Significados que se le atribuyen al verde

El verde es el símbolo de la vida, de la fertilidad y de la buena salud. Dentro de las emociones asociadas a este color están la esperanza, la tranquilidad y la seguridad. Con su presencia se logra transmitir un ambiente agradable, fresco y en equilibrio. También es un símbolo de perseverancia, de estar activo, de permanecer vigente, no por nada los semáforos indican con el verde que se debe avanzar o suele ser el distintivo de que una tarea está terminada satisfactoriamente.

Elegir invitaciones para boda civil de este color será también una forma de compartir con sus seres queridos que están dando un paso importante. La energía, alegría y decisión de este gran momento se puede transmitir con este color. 

Evoca a la naturaleza

Las hojas de los árboles, el pasto, el follaje y el musgo tienen algo en común: el color verde. Y es que, en la naturaleza, el verde está presente en todos sus tonos, desde el más claro y tenue hasta el más fuerte. Todo lo natural, lo que crece y se desarrolla, se asocia con este color, incluso se ha vuelto bandera para distinguir a los productos que cuidan el medio ambiente o a procesos que son socialmente responsables.

Las parejas que hayan decidido una celebración al aire libre, con productos amigables con el planeta, como recuerdos para boda útiles, deben considerar este color como el dominante para anunciar y convocar a uno de los eventos más importantes de sus vidas. No obstante, puede adaptarse a todo tipo de estilo de celebración, gracias a su versatilidad. 

Combina con muchos colores y estilos

Las combinaciones que se pueden hacer con el verde son infinitas. El solo hecho de coordinar las diferentes tonalidades de este color con otros, le imprime connotaciones diferentes. Aquellos que tienen planeado anunciar un festejo nupcial tradicional pero que brille por el buen gusto, añadan un toque verde esmeralda o pino a las invitaciones de boda elegantes e incorporen pequeños acentos en marrón o dorado. ¡Se verán increíbles!

Si la boda tiene un aire vintage, la combinación de verde menta con tonos amarillos o naranjas es ideal para transmitir este estilo. En una celebración mexicana no puede faltar el verde bandera, que junto con el blanco darán un aviso del tono regional. Al combinar un tono limón con acentos en rosa, sus invitados de inmediato sabrán que la fiesta será de día.

Versátiles para todas las estaciones

El verde está presente en cada una de las cuatro estaciones, por lo que solo tendrán que elegir entre la diversidad de tonos que hay para trasmitir en qué época del año celebrarán su día B.

Usen tonos verdes claros para una boda en primavera, como limón, menta o helecho. Una celebración veraniega, en la que abundarán vestidos de fiesta cortos, se puede anunciar con tonos boscosos, como el verde musgo o el pera. Para el otoño, los más adecuados son el albahaca, salvia y esmeralda; y para el invierno, el tono enebro y pino no pueden faltar.

Seguro se convencieron del dinamismo de este color y hasta surgieron nuevas ideas para que en sus arreglos florales para boda no falte follaje de diferentes tonos verdes. ¿Qué otras ideas se les ocurrieron después de leer? A lo mejor pueden elegir joyería con hermosas esmeraldas para acompañar su vestido de novia, el contraste será hermoso.