Olga Carrillo Fotografía

¿Cuántas veces más se pondrán los trajes o los vestidos de novia después de la boda? Si, antes de llevarlos a la tintorería, quieren darles una última puesta algo más atrevida, consideren la idea de lucirlos en un trash the dress. En esta sesión de fotos posboda no es necesario que se repita el peinado de novia con la misma precisión que en la boda. Tampoco importa si cambiarán de zapatos o si dejarán el ramo de novia y el velo en casa, lo que cuenta es divertirse. ¿Se animan? Chequen estas 20 originales ideas.

1. Columpios insólitos

Olga Carrillo Fotografía

Los columpios están llenos de chispa y fantasía. Para fotos románticas, elijan un lugar rodeado de árboles con una mecedora de madera que cuelgue de sogas blancas gruesas, ¡parecerá de cuento de hadas! Y para los más arriesgados ¿por qué no pensar en un columpio en medio del agua o en las alturas de una cima? Sobre todo, con mucha precaución para no lastimarse.

2. Con sus mascotas

Olga Carrillo Fotografía

Su perro (también el gato o la iguana) puede ser el tercer protagonista de esta linda sesión. Sobre todo si fue invitado y además entregó los recuerdos de iglesia para boda o se portó muy bien llevando las alianzas al altar.

También pueden escoger otros animales cercanos a sus aficiones. Si alguno practica equitación, pero no pudieron cumplir su sueño de incorporar caballos en la boda, tómense ahora unas bonitas fotos al trote o cuidándolos en las caballerizas. ¿Y qué tal cruzando un río? Lo bueno de los trash the dress en el mar es que, si tienen algo de practica en buceo y los acompaña un equipo profesional, también pueden retratarse con el fondo marino. Si están pensando más en una sesión en el zoológico, las jirafas sueles ser animales muy dóciles, ¡será una gran experiencia!    

3. En un taller

Olga Carrillo Fotografía

¡Sí, en un taller! Puede ser de cualquier tipo de manualidad, desde mecánico hasta bricolaje o de aquellos en los que se realizan artesanías. Elijan calzado rudo, guantes o botas de trabajo e incorporen algunas herramientas a su estilismo. El choque del vestido de novia corte princesa y este tipo de elementos será muy divertido.

4. Antorchas de humo de colores

Jaz Photo+Film

En los dos últimos años, el uso de humo de colores para las fotos de boda ha sido toda una tendencia. El contraste de sus colores con el blanco del vestido de novia 2019 será fascinante. Pueden elegir antorchas de humo, pintura a base de agua o polvos. Sobre todo, pregunten al proveedor que se los venda cuáles manchan y cuáles no.

Guíense por los tonos de su celebración nupcial o por aquellas sensaciones que quieren transmitir para elegir los colores del humo. Si es alegría, usen amarillo, verde o naranja; para el romanticismo, rosa, morado y azul cielo, y para un toque mágico, azul, mostaza y gris. Si buscan un resultado más urbano, no puede faltar un muro de grafiti de fondo.

5. Monumentos y edificios históricos

Angélica Rodríguez Photography

La arquitectura de algunos edificios es fascinante. Si les es difícil elegir, déjense llevar por algún vínculo emocional, por capturar algún monumento icónico de su ciudad o retratarse con el estilo que más les guste. En los recintos neoclásicos, así como en los de art déco tienen más peso las líneas, mientras que en la arquitectura barroca, modernista o en el art nouveau prima lo fastuoso, curvilíneo y detallado. 

Y si se preguntan si sería posible un trash the dress en una zona arqueológica, lo cierto es que el INAH no autoriza este tipo de sesiones en los sitios prehispánicos. Bastará tener las ruinas como fondo para obtener valiosas imágenes. 

6. Sesión de gotcha

Yarú Photo Motion

Más allá de las manchas que pueda dejarles la pintura en sus atuendos, lo interesante de una sesión de gotcha será resaltar el lado atrevido y arriesgado de los novios ¿Se imaginan el resultado de las imágenes al posar con los lentes, la careta y las expresiones al saltar los obstáculos para no ser alcanzados por las balas de color? ¡Adrenalina pura! 

7. Espacios abandonados

Mauricio Soto Fotografía

Los lugares deshabitados suelen ser nostálgicos. Cuando también son espacios industriales y con un dejo de descuido ofrecen un contraste muy atractivo con la elegancia de sus estilismos. Si quieren volverlos románticos, aprovechen para exponer sus pensamientos de amor cortos en pizarrones, letreros ¡y muchos besos! El efecto de contraponer lo viejo con lo nuevo será mágico.   

8. ¡A practicar deporte!

Torres Fotografía

¿Les apasiona algún deporte? Una portería de una cancha de futbol, una sala de fitness, las yardas del campo de futbol americano o una pista de hockey serán los escenarios perfectos. ¿Les gusta la idea de posar como catcher de beisbol? ¿Se animarían a volar en parapente con ese vestido de novia moderno? ¿O prefieren salir a correr calzados sin importar si los tenis combinan con la corbata? ¡Mejor! Porque en el trash the dress todo se vale.

9. En el agua

Celestus

El mar es uno de los elementos naturales más fotogénicos, así que no importa qué pose adopten, qué accesorios lleven o desde qué ángulo sean capturados. Sea sumergidos en el océano, en la orilla de una playa maravillosa o a bordo de un elegante yate, un trash the dress en el agua siempre se verá genial. Si no tienen una playa cerca, pueden hacerse la sesión caminando sobre el río de manera que el vestido toque el agua, en un cenote o embarcados en una trajinera.

10. En paisajes muy naturales

Enrique Borja Fotografía

México tiene escenarios naturales tan hermosos que es difícil elegir uno solo para estas particulares sesiones posboda. Suban las dunas del desierto en el norte o caminen por un paisaje agavero de las tierras de Jalisco. Las playas del sur con su arena blanca y aguas azules ¡son encantadoras! y qué decir de los acantilados, bosque barrancos o con algún nevado como testigo.

11. Con los invitados

Fer de la Rosa Photography

Hagan partícipes a sus familias y amigos inseparables. Organicen juegos y competiciones divertidas, como carreras de costales, guerras de globos de agua, estatuas de marfil o jalar la soga. Estas dinámicas que seguro practicaron de niños le dará un toque de inocencia a su sesión fotográfica. ¿Se animarían a repetir la víbora de la mar como en su boda?  

12. En el transporte

Paulo May Fotografía

Unas sesión en el metro, el camión, un taxi o un trolebús pueden ser de lo más entretenidas. ¿Y montados en bici? ¡Sí! Si circularán, no olviden el casco y las rodilleras. Y si optan por una bici retro mucho mejor. ¿Recuerdan aquellas de colores pasteles con una canasta al frente? O usen una del transporte público si es algo que los identifica como pareja.

13. En el lodo

Antonio Burgoa Fotografía

Tómense atrevidas fotos para mostrar su gusto por la aventura. No solo es llenarse de lodo, sino disfrutarlo. Por ejemplo, capturen el momento en el que, a bordo de un Polaris atraviesan un campo de fango que termina por dejarlos totalmente bañados.

14. En unas fiestas populares

Casi nadie puede resistirse a las ferias. Sus ricos antojitos y la variedad de juegos siempre resultan muy atractivos para todos los sentidos. Plasmen esto en sus fotografías con imágenes comiendo algodón de azúcar, preparando elotes, paseando en la rueda de la fortuna, en el carrusel, o hasta en el toro mecánico. ¿En las sillas voladoras? ¡Por supuesto que sí!

15. En un mercado local

Eduardo Dávalos Fotografía

Las frutas y verduras aportan colores inigualables y el folclor de un mercado local difícilmente se puede ver en otro lado. Busquen el de mayor tradición en su colonia o ciudad, aquel que además de los típicos puestos cuente una historia por los años que lleva a cuestas.

16. Amor en construcción

Wedding Shooters

Andamios, grúas y herramientas, como carretillas y palas pueden ser parte de una divertida sesión en medio de una construcción por terminar. Por supuesto, si hay ciertos riesgos, el chaleco de protección y el casco no pueden faltar en su atuendo.

17. Desde las alturas

Josué Weddings

Un globo aerostático no solo es ideal para tener una propuesta de matrimonio en las alturas. También puede ser el transporte más romántico para llegar a las alturas y desde ahí tomar impresionantes fotografías con imágenes panorámicas. Vuelen sobre un viñedo, sobre una laguna o un bosque, ¡se verá muy lindo! ¿Y si avientan el ramo desde ese punto?

18. Con velocidad

Móntense en una moto o cuatrimoto o manejen un auto de carreras en el autódromo. Tan solo la emoción que les provocará hacerlo permitirá captar expresiones naturales con las que después reirán y recordarán la experiencia extrema. ¿Y una sesión de carros chocones?

19. En ferrocarril

Nestor Damian

Las vías del tren son románticas, nostálgicas y pueden tener un toque urbano, por lo que una sesión en este lugar o montados en el ferrocarril se verá fantástica. Caminando sobre las vías, subidos a los vagones o él alcanzando a la novia que parte en el tren son algunas de las escenas que podrán recrear.

20. Supervivientes de los preparativos

Iris Xperience

Así como las sesiones de trash the dress en el agua ponen a volar la imaginación, también pueden jugar a retratarse como supervivientes de todo lo que implica preparar una boda. Este concepto puede llevarlos a fotografiarse en una isla apartada y deshabitada o en unas tablas "a la deriva" o remando rumbo a su inolvidable luna de miel.

¿Se les ocurrieron más ideas? ¡Compártanlas aquí! ¿Qué tal haciendo de jardineros en medio del vivero donde compraron las flores para boda? La amplia gama de colores llenará de vida sus fotos. Lo divertido será durante la sesión, pero también cuando vean sus fotos. Y aunque la preocupación por ensuciar su vestido de novia de encaje llegue a hacerles dudar, verán que valió la pena.