Alexander Martinez Photography

Las pequeñas y grandes revoluciones en la moda nupcial no solo amplían el universo de vestidos de novia que una prometida puede probarse antes de dar el "sí" al definitivo. El look de los novios también se actualiza, pero no todos los hombres se animan con trajes de colores tan expresivos como los de los vestidos de fiesta. El concepto black & white te gustará si buscas un atuendo clásico y atemporal con una gran dosis de elegancia y estilo. Pero también el juego del blanco y el negro puede ofrecer combinaciones muy frescas. ¿Listo para seducir al estilo James Bond?

¿Por qué es tan especial el look black & white?

Deluxe Tuxedo

La clásica combinación de blanco y negro para novios resiste al paso de los años por su atemporalidad, su versatilidad y su elegancia. Y aunque se puede renovar con las últimas tendencias en tejidos o con el ingenio para seleccionar complementos con mucha personalidad en alguno de esos dos colores, el black & white siempre proyecta un estilo sofisticado.

La mejor noticia es que este estilo se puede encontrar en todos los tipos de traje para novio. Pero, en términos prácticos, es más habitual ver este look dual en esmóquines y fracs, que son los trajes propios de los eventos de etiqueta y rigurosa etiqueta.

Normas de etiqueta para blanco y negro

Garage Photostudio

El primer paso para vestir black & white será elegir el color que predominará en el look. Para decidir, guíense con las normas de etiqueta para novios que marca el protocolo. Den el protagonismo al negro en las bodas de noche, en interiores y eventos muy formales. Valoren que, de más a menos formal, los principales tipos de trajes se ordenan así: frac, esmoquin, chaqué y traje sastre.

Según el protocolo, como color principal para el novio, el blanco se reserva para los trajes de día, en exteriores o en verano. Se considera más informal y atrevido que el traje oscuro, por lo que se coordinará con mayor facilidad con vestidos de novia modernos. Aunque el chaqué admite tonalidades muy variadas, es poco común ver versiones totalmente blancas en este tipo de trajes.

En cambio, cada vez más novios buscan trajes sastre y sacos de esmoquin en blanco. En el caso del esmoquin, hay que considerar que es un traje de tarde y noche, pues no debe usarse en eventos matutinos.

Algunas firmas se atreven a desafiar al protocolo diseñando fracs, el traje de máxima gala, completamente blancos. Sin duda, una apuesta audaz que merece balancearse bien con los complementos, pero que no es tan apta para novios conservadores.

Combinaciones de blanco y negro para novio

Si se toman como referencia las dos piezas principales de un traje (saco y pantalón), hay cuatro combinaciones básicas de black & white. Aunque la solemnidad del traje también dependerá (y mucho) del tejido, los tonos brillo o mate y los acabados con el que se confeccione, tengan presente esta escala. De mayor a menor formalidad: todo negro, saco blanco con pantalón negro, saco negro con pantalón blanco, todo blanco. El total de combinaciones aumenta en el caso de los trajes que llevan chaleco o con los accesorios que se suman al conjunto. 

Para un frac

John Mártin

Como el frac es el estilo de etiqueta más rigurosa, usarlo en color blanco puede ser demasiado informal. Tradicionalmente, el frac lleva pantalón y saco negros, chaleco y moño blancos y zapatos negros de charol. Es decir, es una combinación perfecta para contrastar el blanco y negro con elegancia sin necesidad de introducir demasiado ingenio.

Para un esmoquin

The Groom

El esmoquin es la prenda más emblemática del estilo black & white. Según la tradición, el esmoquin clásico es de saco y pantalón negros, chaleco o fajín (son excluyentes) negro, camisa blanca, corbata o moño negro y zapatos negros de tipo opera pump o, para mayor comodidad, oxford.

Este tipo de traje evolucionó durante todo el siglo XX y, por ello, lo hemos visto en todo tipo de personajes cinematográficos (no solo James Bond). Al ser elegante y siempre actual, el esmoquin admite que el pantalón y el saco sean de diferente color, aunque es más habitual el binomio de pantalón negro y saco blanco que a la inversa. Además, el color de las solapas y el de los botones del chaleco también pueden participar en este juego de blanco y negro.

¿Chaleco o fajín? Para una boda más seria, opta por llevar fajín y tirantes. Para una de etiqueta no tan rigurosa, mejor un chaleco, que, además, es la prenda que originalmente han llevado siempre los dinner jackets. Dato extra: el esmoquin es la combinación preferida en eventos de gala como la entrega de los Oscar. Así que, si quieren una boda de alfombra roja, di "sí" al esmoquin, siempre y cuando no se casen a mediodía.

Para un chaqué

Alexander Martinez Photography

El chaqué también se considera formal, aunque es mucho más versátil que los estilos anteriores. Puede vestirse tanto de día como de noche y tanto en eventos al aire libre como al interior. Sin embargo, cuando se trata de variar colores, no ofrece tanta creatividad como, por ejemplo, el esmoquin.

Tradicionalmente, debe usarse con levita, pantalón y chaleco oscuro (no necesariamente negros), camisa blanca y corbata o plastrón oscuro. El pantalón puede tener tenues rayas o ser de un tono más claro que el de la levita y los zapatos deben ser negros mate. Para un chaqué de novio black & white, una combinación ganadora sería la de levita y pantalón negros, chaleco y camisa blancos y corbata negra

Para un traje sastre 

MSV Fotografía

El estilo menos formal es el traje sastre, que permite experimentar e innovar aún más con la combinación de blanco y negro. Por ejemplo, usando camisa informal, mocasines o prescindiendo del saco y llevando solo chaleco y camisa.

Para cumplir con el protocolo estricto, el traje debe usarse con camisa, corbata o moño, zapatos negros y, opcionalmente, con chaleco. El traje negro es un estilo clásico y el traje blanco se considera más moderno y algo informal; especialmente, cuando se confecciona con tejidos alternativos como el lino o el terciopelo.

La camisa y los zapatos en el look black & white

Armando Aragón Photographer

Generalmente, los zapatos para novio deben ser negros y, como en el caso del frac, de charol. Los zapatos de color claro solo son admitidos en ocasiones informales y en bodas en la playa.

Las reglas de etiqueta también marcan que la camisa debe ser blanca, pues en negro solo se admite para bodas más relajadas y preferiblemente nocturnas. Los botones de la camisa son otro de los detalles importantes. Deben elegirse con cuidado según el efecto que se quiera dar; es decir, si se buscará que contrasten o que sean iguales al color de la camisa o de otra prenda. Lo más estandarizado es que sean iguales que el resto de la camisa; sin embargo, una camisa con botones negros puede ser un toque muy creativo incluso para el traje más serio.

¿Y los accesorios?

The Big Day Wedding

Los complementos del novio, como los tirantes, la corbata o el moño y el boutonniere o el pañuelo son elementos perfectos para completar la armonía de todo el look. En un look black & white, los accesorios son grandes aliados para remarcar el estilo. Hay tres opciones: pueden aportar brillo al conjunto, acentuar los colores o contrastar con el resto de las piezas.

Es preferible que los accesorios contrasten con la prenda que lleven detrás. La corbata es el único elemento que puede camuflarse con el fondo, ya que se acepta que tenga el mismo color que la camisa en ceremonias de gala rigurosa. 

Si deseas imprimir el efecto blanco y negro en el boutonniere, no te será difícil encontrar flores para boda que sean blancas. En tanto, si tu saco o la solapa serán blancos y prefieres que este detalle contraste, puedes optar por flores artificiales en negro o un pañuelo en dicho color que reemplace al clásico prendedor floral. ¿O estarías dispuesto a concederle al boutonniere el único desliz de color en tu estilismo black & white

Eso sí, si van a ser puristas, no jueguen con la escala de grises ni introduzcan otros colores y aprendan a coordinar cuidadosamente cada una de las prendas del traje con los complementos. ¡Les sorprenderá ver los efectos de esta poderosa combinación!

Las joyas del novio

Citlalli Ibarra Photography

¿Y qué hacer con los complementos externos al traje? Aunque lo ideal es que opten por una bicromía en el sentido más estricto, se vale que accesorios como el reloj, las joyas, las mancuernillas o el broche de la corbata lleven otro tono que no cause demasiada ruptura. Por ejemplo, dorado o plateado, ya sea con efecto brillante o mate. 

Para trajes negros, las tonalidades doradas y plateadas deben tener una presencia mínima y cuidadosamente colocada. De otra manera, dominarán el look y arruinarán el efecto. Por eso, tanto las mancuernillas como el broche de la corbata deben ser discretos si son plateados o dorados.

La joyería de madera para novio puede ser una buena opción, pues hay muchas tonalidades oscuras y discretas. Si están buscando imágenes de anillos de compromiso, aprovechen para revisar las propuestas más modernas de joyería para novios.

Matices tonales

Victor Valdes Photographer

Así como hay diferentes tonos de blanco para el vestido de novia, también hay negros con muy variados matices. La profundidad particular de cada tono de blanco o de negro la proporcionan, principalmente, el tipo de tela con la que se diseñe el traje y la luz bajo la cual se verá. De ahí que sea tan importante poder apreciar en las tiendas de trajes para novio los tejidos y sus propiedades.

En general y a pesar de que hay excepciones, como la seda, las telas sintéticas suelen ser más brillantes que las orgánicas. El terciopelo y la tela oxford, por ejemplo, producen ciertos brillos, a diferencia de tejidos como la lana, el lino, la pana o la franela, que son materiales opacos. Y, pese a que el algodón tiene un efecto luminoso, su acabado también es mate. 

Las telas que producen un efecto brillante deben dejarse para la noche, mientras que las telas con textura mate pueden usarse en cualquier horario. En looks monocromáticos, se puede jugar con diferentes texturas, o dosificar de manera muy discreta algunos detalles como lunares, pequeños patrones, brocados o bordados que no acaparen todo el protagonismo. Tengan presente que todo debe equilibrarse cuidadosamente: el objetivo no es intercalar colores, sino encontrar el balance entre ambos.

Inspírense en este estilo para vestir con mucha elegancia y distinción en su boda. Si quieren poner un toque revolucionario, el novio puede ser el que vaya de blanco y ella puede llevar un vestido de novia negro. ¿O prefieren ir a lo clásico? Lo que sí les funcionará tanto en un evento black & white como white & black será utilizar este binomio cromático en sus invitaciones de boda y en el resto de la papelería nupcial. Y ustedes, ¿cómo combinarían el blanco y el negro?