PhotoFLEXAS

La elección de los trajes de novio que usarán para su boda es una de las decisiones más difíciles de la planeación. ¿Les está pasando? Es normal, pero no dejen que el agobio opaque sus pensamientos de amor. Mejor pongan atención a las siguientes opciones para elegir su vestuario y el de los muñecos del pastel de boda, ¡porque también a ellos habrá que ponerlos guapos!

¿Vestidos iguales?

Fernanda Mercado Photography

Así como hay chicas que deciden usar exactamente el mismo vestido de novia corte princesa para el día de su boda, hay parejas de caballeros que quieren llegar al altar con un traje igual para los dos. No lo duden si ese es su deseo, quizá pueden buscar otro distintivo para acentuar aspectos de su personalidad, como el boutonniere, los zapatos o el color de la corbata.

Pónganse de acuerdo en el tipo de traje

Torres Fotografía

Sin importar si llevarán el mismo atuendo los dos o si vestirán completamente diferentes, lo más armónico es que ambos usen el mismo tipo de traje. Se verá un poco raro que, por ejemplo, uno de los dos lleve esmoquin y el otro chaqué. Sin embargo, en cuestión de gustos se rompen géneros; si no, que se lo digan al reconocido diseñador de moda Marc Jacobs y su ahora esposo, Char Defrancesco, quienes recientemente se casaron, uno con traje sastre y otro con esmoquin.

Pero, ¿cómo sabrán qué tipo de traje usar? Para hacer la elección correcta y definir una etiqueta para su boda, consideren el tipo de ceremonia, así como la hora y el lugar en donde se llevará a cabo la celebración. No olviden comentar a sus invitados cuál será el protocolo y el código de vestimenta: las invitaciones de boda elegantes son la mejor manera de especificarlo. Diferenciar entre chaqué, frac, esmoquin y traje sastre es el primer paso, pues la forma de la chaqueta y su largo es característico en cada uno de ellos.

Chaqué

Gio Rodrigues

El chaqué puede utilizarse de día y de noche, pero se prefiere para eventos de día. Se lleva con levita, que es un saco más largo en la parte trasera, aproximadamente hasta la altura de las rodillas y en forma curveada. Es un traje ideal para bodas en jardín y, aunque generalmente es negro o gris, se puede encontrar de diferentes colores y combinaciones.

Frac

Alejandro Álvarez

El frac es un traje de noche y de máxima etiqueta. Su saco también termina a la altura de las rodillas por la parte trasera, pero su terminación es en pico y por el frente tiene un corte recto que llega a la cintura. Si el ambiente de su celebración se destacará por lo glamoroso y partirán un pastel de boda elegante para cerrar con broche de oro, este es el traje que deben usar. Salvo interpretaciones muy vanguardistas, el frac tiene saco y pantalón negros y chaleco, camisa y moño blancos.

Esmoquin

Marysol San Román Fotografía

El esmoquin es otro de los atuendos de etiqueta, aunque es más versátil que el frac. Tiene una chaqueta con solapas largas y estrechas y de corte recto tanto en la espalda como en el frente. Este es un traje que admite el uso de un fajín y que, de preferencia, se debe llevar con moño, no con corbata.

Traje sastre

Miguel Navarro Fotografía

Y por último, el traje sastre es el más común en enlaces de día y en aquellos cuya formalidad es más relajada. Aunque habitualmente este estilo se presenta en dos piezas, para las ocasiones nupciales se puede agregar el chaleco como un toque de elegancia.

¿Color del traje?

Momentos Wedding Studio

Ahora viene la elección del color del traje. Aquí hay una regla básica: a mayor formalidad del evento se requiere un tono más oscuro en el traje. Por supuesto que cuando la boda se lleva a cabo en la playa, los colores claros, como el blanco, el beige o el hielo son los que predominan.

Para fiestas de día y en locaciones al aire libre se admiten colores más intensos, como el azul o el gris. Y si el concepto será más creativo o la boda será en una locación más especial, como la azotea de un hotel o un bosque, existe la posibilidad de llevar tonos más coloridos, como tintos o estampados.

Trajes combinados: ¡inviertan las piezas!

PhotoFeelings Weddings

¿Y si intercambian algunas piezas de los trajes? ¡Sí! Es decir, que uno lleve el pantalón de uno de los trajes y el chaleco del otro y viceversa: ¡se verán geniales! Además, el mensaje de complementariedad que trasladarán a sus invitados fortalecerá los pensamientos de amor cortos hacia ustedes.

Jueguen con los accesorios

Momentos Wedding Studio

Aun cuando sea el mismo traje para ambos, jugar con el uso de los accesorios será otra forma de complementarse y de revelar su personalidad. ¿Qué les parece elegir que uno lleve corbata y otro un moño? Este sencillo detalle le dará giro interesante a su look.

Otro punto pueden ser los zapatos de los novios. Para no ir completamente uniformados, elijan un color diferente para resaltar su buen gusto y el hecho de que cada uno tiene su propia personalidad. Los zapatos más comunes son negros, cafés o azules, pero hay quienes optan hasta por llevar tenis. ¡No teman imprimir su estilo!

En el caso de que hayan elegido un vestuario de etiqueta y las opciones para ponerse creativos sean más limitadas, la originalidad puede llevarse en los calcetines y en otras piezas más discretas. Las mancuernillas pueden ser las mismas o no. Pueden escoger unas que completen alguna frase o figura que los identifique como pareja. En cuanto al boutonniere, si no llevarán el mismo diseño, busquen dos del mismo tamaño.

¿Tan claro como el agua? ¡Perfecto! Ahora que saben lo que vestirán, definan si saldrán a comprar juntos o si habrá factor sorpresa para descubrirse en un memorable first look, como le hacen las chicas con sus vestidos de novia. ¿Les atrae esta idea? En caso de que no, es momento de pasar a los que tiene pausados, como la música que amenizará su ceremonia o el contenido de la mesa de dulces para boda que se ofrecerá después del banquete. ¡Que no se detengan los preparativos!