Abraham Reyes Photography

Aunque solo sea de manera temporal, pongan en stand by la búsqueda de peinados de novia y las pruebas de zapatos. Si bien los trámites no son la parte más atractiva de planear una boda, se deben completar sí o sí. Los cursos prematrimoniales son uno de los requisitos para llegar al altar en una boda religiosa. Si no tienen claro dónde hacerlos, resuelvan esto; después ya habrá tiempo para dar forma a la mesa de dulces para boda, así como para valorar las ideas más ingeniosas para sus recuerdos para boda

¿Quieren casarse por la Iglesia? La religión católica requiere cierta documentación necesaria, incluido acreditar que realizaron unos cursos prenupciales. En ellos, desde el prisma de la Biblia, trabajarán los valores, las obligaciones y responsabilidades del matrimonio que pondrán en práctica en su día a día. Si apenas comienzan a buscar templo para asistir a las pláticas, lean estas consideraciones que les serán de gran utilidad.

1. No esperen al último momento

El propósito del curso es adquirir las herramientas necesarias que los consoliden en esta nueva etapa. Como habrán podido comprobar desde la entrega del anillo de compromiso, el recorrido hasta el día de la boda está lleno de tareas que, dicho sea, se intensifican a medida que se acerca el gran día.

Es importantísimo que, mínimo, con dos o tres meses de antelación acudan a diferentes parroquias para determinar cuál es su mejor opción. La distancia a su casa o su trabajo, las fechas, los horarios, los precios o incluso el temario impartido en cada una será diferente, así que valoren varias opciones. Y si ya entregaron la última de las invitaciones de boda elegantes, ¿a qué están esperando?

2. Cursos intensivos para parejas muy ocupadas

Monociclo Lab

Entre las pruebas de vestidos de novia modernos y la indecisión por tener que quedarte solo con uno de todos los peinados recogidos, pareciera que no hay suficiente tiempo para hacerlo todo. Aprendan a administrar su tiempo libre para completar su checklist. Una solución podría ser buscar en diferentes parroquias que disponibilidad hay de realizar el curso de manera intensiva. Concentrarlo en uno o dos días consecutivos les permitirá no tener que comprometer varias tardes.

3. ¿Conocen el temario y les gusta?

Roc'n'Love

Durante el periodo que estén buscando el curso prematrimonial, pidan información detallada acerca de los temas que abordarán. De esta manera sabrán si las pláticas son de su interés para el crecimiento en pareja. Es importante destacar que no todas las parroquias tienen los mismos temas y suelen ser manejados desde diferentes puntos y con diferentes dinámicas. Mientras que unos son más introspectivos, otros son más de conversaciones grupales. Obviamente, sin perder la perspectiva religiosa.

Aquí radica la importancia de investigar el temario para que estos cumplan sus expectativas. Puede ser que estén buscando contenido más espiritual o que estén más interesados en un temario más pragmático para el día a día. ¡Seguro que encuentran aquello que se adapte mejor a sus necesidades!

4. Busquen un sacerdote o una parroquia de confianza

A veces las familias crean vínculos con el sacerdote que ha casado a varios miembros de la familia. Puede que el mismo cura que bautizó a todos los hermanos haya estado presente en algunos momentos muy particulares de la familia. Si mantienen una relación de confianza con algún sacerdote, este vínculo puede ser especialmente valioso para este tipo de cursos. Coordinen con él de qué la manera les puede impartirles estas sesiones o brindarles mayor información sobre el proceso.

En caso de no contar con un sacerdote de confianza, busquen el apoyo de sus amigos o conocidos para ver si les pueden recomendar alguno en especial. Así como sus familiares y amistades seguro sugirieron algunas joyerías en las que buscar el anillo de compromiso de oro blanco que hoy los tiene planeando su boda, también podrán apoyarlos en esta ocasión.

5. ¿Se puede tomar en un templo diferente al de la boda?

Misteró Weddings and Lifestyle

En ocasiones es imposible asistir a la parroquia donde se casarán, sea por cuestiones de trabajo o porque tendrán su boda en un destino distante, puede que hasta en otra diócesis. Así que sí: pueden cursarlos en otra parroquia, ya que esta les extenderá un documento que validará que han cumplido con los días y horarios establecidos de manera exitosa. Esta constancia debe llevar la firma del sacerdote responsable y de quien imparte el curso, además del sello del lugar donde lo cursaron.

Recuerden que este escrito es un requisito para poder casarse ante la Iglesia, por lo que no podrán pasar por alto el curso. Igualmente, pregunten en el templo donde contraerán nupcias cuánto tiempo tienen para entregar el certificado y si este debe de ir junto con los demás trámites del expediente matrimonial.

A&A Fotografía

¿Cómo les fue? Con el panorama más claro, pronto podrán retomar la elección de sabores para el pastel de boda y hasta concretar cuáles serán los arreglos definitivos de sus centros de mesa para boda sencillos. Sabemos que desean tener una boda de ensueño ¡perfecta de arriba abajo! Pero por nada dejen para el ultimo el curso prematrimonial. Además de ser un requerimiento, este los ayudará a crecer de manera personal y en su futuro matrimonio. Cuanto más generosos sean y más compartan sus experiencias con el resto de parejas que participen, más aprovecharán estas sesiones.