Carol Cavazos Fotografía
Carol Cavazos Fotografía

¿Con qué parte de su boda han soñado? ¿Con el primer baile de novios, con el pastel de boda o con su ceremonia? ¿Se imaginan todos los detalles que compartirán con sus invitados? Imaginen la sorpresa de sus seres queridos cuando descubran los secretos del vestido de novia, la locación adornada y los recuerdos para boda originales que seleccionaron con ingenio. Para que vivan su sueño más despiertos que nunca, descansen plenamente el día anterior a la boda. Y para descansar plenamente, inspírense con estas propuestas:

1. Sean selectivos y organicen bien la víspera

Es importante que no pasen el día intentando hacer todas las cosas relajantes del mundo: ¡terminarán sin descansar nada! Elijan entre una y tres actividades en las que puedan descargar su energía, pero no toda. Eviten los desplazamientos largos y calculen sus tiempos: los horarios de comida, si se afeitarán o se harán la manicura, si recibirán a los amigos… Organizando su día podrán seleccionar las actividades más oportunas y vivirlas plenamente.

Gabo Preciado Fotografía
Gabo Preciado Fotografía

2. Eviten tareas de última hora

Nada los estresará más que intentar resolver todo el último día. El día anterior a la boda deben dedicarse a descansar y reunir energías. Limítense a supervisar qué quedó pendiente para repartir las últimas tareas entre su wedding planner, damas de honor y best men. Si ya lo hicieron, hagan el recordatorio a aquellos a quienes confiaron ciertas misiones y confíen en que las cumplirán.

Algunas de esas responsabilidades que pueden delegar son dar indicaciones a los invitados, recibir a los proveedores y poner en hielo el ramo de novia natural si es que pidieron que fuera entregado la tarde anterior.

3. Coman y beban bien

Para descansar bien, hay que comer bien. Planeen un menú bajo en grasas, azúcares y almidones: ya se repondrán en la mesa de dulces para boda. El pescado, los frutos secos y el pepino son solo algunos de los alimentos recomendados en la previa a la boda; son ricos en nutrientes y en sabor. Si no quieren cocinar, salgan a comer fuera, pero aparten los alimentos pesados.

Eviten el café y otros estimulantes como el té si les cuesta controlar los nervios. Y cuando se acerque la noche, opten mejor por las infusiones. Sabores como tila, manzanilla, lavanda y jazmín los relajarán. Si no están dispuestos a renunciar al té, elijan variedades suaves como el chai, té blanco y té verde, que son bajos en teína. Si les gustan más las tisanas herbales o frutales, elijan canela, manzana, caléndula y frutos rojos.

La Parrilla
La Parrilla

4. Veten las despedidas de solteros

A menos que la despedida de soltero o de soltera tenga un perfil supertranquilo, como ir a un spa o hacer una reunión muy tranquila en casa, no la dejen para el día anterior a la boda. Aunque serán sus damas, best men y amigos quienes la planeen, pídanles que la hagan, a más tardar, una o dos semanas antes. Así podrán disfrutarla sin el riesgo de tener ojeras (o estar algo crudos) en la boda.

5. Desconéctense (y el celular también)

Antes de continuar, ¿pidieron tener libre en el trabajo el día antes de la boda? ¡Les conviene! Y aunque sus actividades se reduzcan, seguramente recibirán muchas muestras de cariño. Sus familiares y amigos querrán intercambiar pensamientos de amor cortos por mensajería o en redes sociales o saber cómo se están preparando para el gran día.

En la medida de lo posible, deben intentar desconectarse del mundo o revisar el celular solo en pequeños lapsos de tiempo. Al menos, durante la noche, no atiendan mensajes ni llamadas: todo puede esperar unas cuantas horas.

Días antes, asegúrense de colocar en su web de boda información que puedan necesitar sus invitados a la última hora. Si no incluyeron un croquis de llegada en las invitaciones de boda originales, de manera digital, podrán guiarlos sin tener que interrumpir su relajación.

6. Meditación para maestros zen

Para descansar correctamente, su interior y su exterior deben mantenerse libres de estrés. Asistan a una clase de yoga o hagan su propia rutina con movimientos relajantes. Recuerden concentrarse en las sensaciones de su cuerpo para liberar efectivamente los nervios y la tensión.

Hagan una meditación o ejercicios de respiración: concentrándose únicamente en sus inhalaciones y exhalaciones despejarán su mente. Además, estos ejercicios no toman mucho tiempo, por lo que será un cierre perfecto para la noche. Si lo desean, también pueden asistir a una meditación guiada: concéntrense en un mensaje positivo y déjense llevar hacia los más bellos paisajes y los estados más pacíficos.

7. La mejor terapia

Nada como pasar un día en completa relajación gozando de tratamientos especiales. Contraten un servicio a domicilio o acudan a un spa para disfrutar de un masaje relajante. Pueden ir con un grupo de acompañantes o en pareja. Lo importante es que disfruten de una terapia corporal que relaje su cuerpo y los ayude a mantener la mente tranquila.

Soliciten un tratamiento especial, como chocolaterapia, musicoterapia o aromaterapia y relájense en un ambiente único. También es una ocasión perfecta para pasar un momento en el temazcal o en un circuito termal que refresque e hidrate su piel. ¡Sus poros estarán limpios y radiantes! Eso sí, asegúrense de no aplicar en su piel ningún producto irritante.

Las Rosas Hotel & Spa
Las Rosas Hotel & Spa

8. Día de películas

¡Pónganle play al maratón! Pasen una velada en casa divirtiéndose con la mejor cartelera. De preferencia, vean películas que ya conozcan y los hagan sentir bien. O elijan títulos de comedia y romance: son géneros que no los estresarán lo más mínimo. Por ninguna razón hagan maratón de series: ¡se engancharán! Si adoran los snacks, preparen fruta, cereales y bebidas herbales que los hagan sentir ligeros y reconfortados, ni palomitas ni papitas ni frituras.

9. Había una vez…

¡Sumérjanse en un libro! Elijan una colección de historias cortas, una novela llena de fantasía o una recopilación de poesía. Los libros son muy relajantes y les ayudarán a distraerse. Si se quedan dormidos, no se sientan mal: por algo los papás les cuentan historias a los peques antes de dormir. Si quieren combinar la lectura con otro pasatiempo, busquen un audiolibro.

10. Escuchen música

Nada tan relajante como pasar el tiempo simplemente escuchando música o tocando un instrumento, si está entre sus habilidades. Si deciden hacer un día de spa en casa, la música les ayudará a relacionarse mejor con el ambiente y a desconectarse el mundo. ¿Y si se sumergen en las listas de música de Bodas.com.mx en Spotify? ¡Seguro que descubren nuevos temas!

11. Preparen todo para el día siguiente

Acomodar sus cosas para los arreglos personales del día B puede relajarlos e ilusionarlos. Pasen lista de todos los elementos: vestuarios, complementos, zapatos, fijador para el peinado para boda, perfumes... De esta manera, ahorrarán tiempo al día siguiente y se sentirán más tranquilos.

W Films & Photo
W Films & Photo

Inspírense en estas propuestas para crear un hogar lleno de armonía. Quizás puedan instaurar un día de relajación a la semana o a la quincena en el que revivan las ilusiones de esta víspera tan especial ¡y de la boda!

Si regalarán tazas, sacacorchos y otros recuerdos para boda útiles a sus invitados, no los entreguen todos y quédense algunos para ustedes. Cuando llegue el momento de abrir una botella de vino o relajarse en la sala con el nuevo disco de su artista favorito, los transportarán de nuevo a su boda. ¿Ya decidieron cómo relajarse?