El día del amor y la amistad evoca muchas expectativas, ya que inclusive si tu pareja te ha comentado que no quiere nada, siempre es mejor sorprender con algún pensamiento de amor, un detalle o algo especial para conmemorar su amor en este día, sobre todo si este es el primer San Valentín que celebrarán como una pareja comprometida o bien como recién casados. Si este es su caso aquí les dejamos algunas ingeniosas ideas, así que saca algún vestido de fiesta y prepárate para celebrar un San Valentín digno de recordar, al igual que lo hiciste en la entrega del anillo de compromiso

Una cena especial

Una de las maneras más tradicionales para celebrar el día de San Valentín es con una romántica cena en un buen restaurante. Pero, si están ahorrando para el día de su boda, o simplemente cuentan con un presupuesto reducido, existen otras opciones que pueden ser igual de encantadoras y a un precio más bajo. Por ejemplo ¿por qué no llevar el restaurante a tu casa? Si tienes un lindo jardín puede ser más mágico aún, ponte un lindo vestido de coctel, aprovecha y decora los árboles con lucecitas y utiliza velas para marcar el camino hasta el lugar donde estará la mesa, esparce algunos pétalos de rosas, pueden ser del mismo tipo que las flores de boda que eligieron, y disfruten de una romántica velada a la luz de la luna, no olvides la música de ambiente y por el menú ni te preocupes lo puedes comprar ya hecho. Seguramente que tu pareja lo disfrutará aún más que una cena en un restaurante. 

Una escapada rural

Si quieres ofrecerle a tu pareja algo diferente nada mejor que sorprenderla con un viaje. Si están tensos con la decisión de los centros de mesa para boda sencillos o cuáles son los mejores recuerdos de mesa para boda, esta es la mejor opción para desconectar. Una escapada en un lugar rural es siempre una buena idea, ya que podrán aprovechar para tener un poco de tranquilidad y platicar sobre sus planes, el amor y los proyectos que tienen. Si no quieres pagar una estancia prepara un picnic y pasen el día o la tarde en ambiente campirano, sumamente romántico.

Una noche de burbujas

Si tienen la suerte de contar con una bañera puedes aprovechar el día para prepararle una noche romántica compartiendo un relajante baño con sales aromáticas, música ambiental, velas y burbujas. Para terminar la sorpresa nada mejor que un masaje relajante con aceites variados. Verás que te lo agradecerá. Si por otra parte no cuentas con este privilegio, siempre puedes contratar un paquete de spa para los dos y entregarse al relax en las manos de algún profesional.

Festejar San Valentín todo el día

Para festejar este día no tiene que ser exclusivamente en la noche. Nada mejor que sorprender a tu pareja con un día completo de detalles y regalos que nunca olvidará. Por ejemplo, en la mañana prepara su desayuno favorito, decorado con una flor. Una hora más tarde sorpréndelo con una caja de chocolates, una hora después le puedes entregar una tarjeta dedicándole tu poema favorito y así cada hora ten algo preparado para que todo el día sepa que es la persona más especial en tu vida.

Por supuesto que la imaginación es el límite, no dejes pasar este día para decirle o escribirle los más lindos pensamientos de amor a tu novio o esposo y hacerle sentir lo mucho que lo amas. Un poco de preparación y dedicación pueden hacer de este San Valentín un día muy especial para los dos sin importar el presupuesto. ¿Ya elegiste algún vestido de fiesta corto para la ocasión?