Camilo Jaimes Photographer

Ya han hecho la lista de todos los detalles que implica la organización de su celebración, desde el diseño de las invitaciones de boda hasta la elección del banquete y el estilo de su pastel de boda. ¿Se sienten agobiados? ¿Estiman que llegarán estresados y cansados a ese día tan especial? Para relajarse, aligerar los niveles de estrés y evitar que este altere la salud de tu piel o se traduzca en algún kilo indeseado al momento de cerrarte el vestido de novia, algunas parejas optan por las earlymoons. ¿Ya saben de qué hablamos? 

¿Qué es una earlymoon?

Básicamente es una luna de miel que se hace unos días antes de la boda. El concepto no es nuevo, pero en los últimos años se puso en boca de muchos gracias a que ha sido tendencia entre bloggers y celebridades. Una de ellas fue Pippa Midleton, hermana de la Duquesa de Cambridge, quien se dio una escapada con su futuro esposo, James Matthews, antes del día de su enlace.

Ventajas de una earlymoon

Romance Conexión

Las ventajas de viajar antes de la boda son muchas. No pueden negar que por más ilusionados que estén y se sientan ansiosos para elegir ya los textos para invitaciones de boda, llegará el momento en el que el estrés y los nervios se apoderen de ustedes. ¡Es lo más normal!

Uno de los pros de este viaje prematuro de luna de miel es descansar, olvidarse un momento de los preparativos y todo lo que implica, tomar un respiro para cargar energía y, después, seguir adelante con los últimos detalles. Quizá hasta se inspiren en este retiro y la desconexión les sirva para escribir sus propios pensamientos de amor cortos que darán la bienvenida a sus invitados en la mesa de recepción.

Por otro lado, es el momento idóneo para estar solos y retomar la privacidad que tal vez hayan perdido con tanto ajetreo y personas involucradas en la planeación. Compartan la música que han descubierto en los últimos días, ensayen los pasos de baile que aprendieron para la ocasión o practiquen algún hobby que disfruten los dos. Los reforzará como pareja.

Y hablando de compartir, este respiro a solas también les ayudará a platicar sobre su nueva etapa ¡van a despertar todos los días juntos! Aprovechen para compartir qué espera uno del otro, qué buscan en el futuro, qué pasos seguirán a la boda… ¡Hay tanto por conversar!

Otra de las ventajas es que regresarán tan relajados que esto les ayudará a definir con mayor claridad los detalles aún pendientes. Por ejemplo, los juegos para la animación de la fiesta o el listado definitivo de los bocadillos que llevará su mesa de dulces para boda. ¡Quizá hasta encuentren algunos postres regionales que deseen incorporar!

Si tendrán una boda destino y simplemente adelantarán su llegada unos días, pueden aprovechar para ver detalles más precisos, como las instalaciones donde se llevará a cabo el evento, su habitación o completar algún trámite que solo pueda hacerse en persona. ¿Y qué tal aprovechar para tomar una sesión fotográfica o la filmación del video sorpresa para sus invitados? ¡Estaría genial!

Si quieren dar un plus a sus invitados, les agradecerán que les puedan preparar un planning de actividades con sugerencias de los puntos turísticos más relevantes en el caso de que alarguen su estancia.

Precauciones que necesitan calcular

Best Western Plus Posada de Don Vasco

Por supuesto, como todo, las earlymoons también tienen aspectos que es mejor considerar antes de lanzarse. La principal es que el presupuesto se verá afectado. Aunque sea un viaje sencillo de fin de semana, genera gastos como gasolina, casetas, hospedaje, alimentación y más.  

Valoren también qué tan avanzados van con sus preparativos, ya que, si faltan pocos días y aún tienen muchos detalles pendientes, lejos de relajarlos, tal vez esta escapada les genere más estrés.

Y por último, pero no menos importante, tomen en cuenta si en sus trabajos podrán pedir más días libres de los que usarán para trámites, preparativos, boda y luna de miel. ¿En qué situación están ustedes?

El momento ideal

Marcos Pérez Fotografía

Aunque no hay una regla que indique cuál es el mejor momento para realizar este viaje, es bueno considerarlo en las últimas semanas antes de la boda. ¿Por qué? Si la mayoría de los preparativos ya están totalmente encaminados, no se sentirán agobiados de dejar a la deriva la planeación. Como ya prácticamente todos los gastos estarán calculados, tampoco se irán pensando si su presupuesto alcanzará para comprar los recuerdos de iglesia para boda ni con el estrés de dejar a cargo a alguien que quizá no tome las decisiones que ustedes quieren.

Además, el descanso que vivan durante el viaje se verá reflejado en su cara ¡y qué mejor que sea lo más próximo a su evento! Lucirán radiantes.

Lo más recomendable es que sea solo un fin de semana o un puente, aun cuando el presupuesto les permita más días. Recuerden que el principal objetivo es la relajación y conectarse ustedes como pareja, pero sin despegarse demasiado de imprevistos que pudieran aparecer.

Recuerden que este viaje no es incompatible con la luna de miel. Viajar antes y después, solo antes o solo después es algo que tendrán que decidir de acuerdo a su presupuesto, a sus gustos y a su disponibilidad de tiempo. 

Destinos para una earlymoon

Hotel Tesoro Los Cabos

No se trata de un viaje largo ni mucho menos de uno que incluya actividades que los agoten como sería en caso de practicar rappel, rápidos o paracaidismo. Por eso, lo ideal es que sea un destino cercano a donde viven y con actividades tranquilas.

Una escapada a un Pueblo Mágico o a una Ciudad Patrimonio cumplirá esta función. ¿Qué les parece Querétaro? Esta ciudad colonial los conquistará con su hermoso Centro Histórico, reconocido Patrimonio Cultural de la Humanidad, y su agitada vida cultural. Si quieren salir del entorno urbano, sus viñedos y queserías serán una delicia para el paladar.

Si se les antoja más un plan de playa, ¿qué tal un paquete todo incluido en un hotel de Mazatlán que cuente con servicio de spa? Aprovechen para recibir un reconfortante masaje a la orilla del mar. Recargarán baterías sí o sí.

En el caso de que les seduzca más la idea de internarse en la naturaleza, lejos del bullicio y con una cobertura limitada de internet, Mazamitla, en Jalisco, sería genial. Que tampoco falten los quesos, el vino, la carnita asada y, por supuesto, buena música; la mejor compañía ya la tienen.

Apenas terminaron de leer ¿y ya están planeando a qué destino irán? ¡Perfecto! No olviden antes de viajar tener definido cada uno de los detalles del banquete que ofrecerán a sus invitados y hasta el color de los vestidos de fiesta de sus damas de honor. Si su earlymoon será allá donde tendrán su boda destino, aprovechen para ver las flores de temporada para el ramo de novia natural y el resto de la decoración. ¿Ya tienen algunas opciones?