Stanly's Photo

Si la temática de la fiesta en la que partirán su pastel de boda va ad hoc con la deliciosa comida mexicana, esto tema les interesa. Si no es así, los invitamos a leer con mayor atención, pues esta es una oportunidad para que cuando luzcan el vestido de novia y el traje de novio aprovechen la versatilidad de la gastronomía mexicana, con sus diversas técnicas, presentaciones y sabores de todo tipo. A todos los que recibieron sus invitaciones de boda les encantará tener antojitos mexicanos como apreitivo. El picante, el maíz, los mariscos y la sazón tricolor saben cautivar a cualquiera en el momento y contexto que sea. ¿Quieren comprobarlo?

1. Minitostada de ceviche

Casa Tara
Casa Tara

Si se declaran sus pensamientos de amor cortos en verano, en exterior o –aún mejor– en la playa, el ceviche es un aperitivo ideal para recibir a sus invitados. Acompañado de una buena bebida todos querrán seguir degustándolo. Ya sea de camarón, pulpo, pescado o incluso de soya si quieren una opción vegetariana, o algo más tropical como el ceviche de mango, será algo ligero y refrescante para iniciar la celebración. Pueden servirlo en copas o pequeños vasos de shots si buscan algo práctico, pero las minitostadas son un gran complemento, se ven muy bien servidas y sigue siendo algo fácil de comer incluso de pie.

2. Conos de esquites

Iram Ortega

El elote no puede faltar y es que prácticamente en todo el territorio mexicano es consumido desgranado y preparado con queso, aderezos, ajonjolí, picante y demás complementos, aunque llamado de distintas maneras. No importa si en su región es esquite o elote en vaso, definitivamente será un éxito si se presenta de manera creativa y en concordancia con su temática. Una alternativa linda y ecológica, que fascinará a quienes atendieron sus invitaciones de boda originales, son los conos de tortilla dorada para darle un toque gourmet

3. Banderillas de chile con verduras 

A&A Fotografía

Un clásico que puede ahuyentar a los más carnívoros, pero que terminarán rindiénsose antes estos vasitos rellenos de jícama, pepino, zanahoria o incluso apio. Además de la banderilla de chile, se les puede agregar mangos deshidratados, chamoy líquido, limón y ¡listo! Colóquenlos junto a los arreglos de mesa para boda ¡y se habrán acabado antes de los entrantes!

4. Corundas

Estudio26
Estudio26

Las corundas son un regalo de Michoacán para el mundo. Se trata de un tamal a base de maíz en forma de triángulo que puede ir relleno de diversos guisados o simplemente queso. No solo son muy lindas a la vista, también prácticas, compactas y deliciosas.

5. Taquitios de camarón

Pimienta Negra
Pimienta Negra

Si son amantes de los mariscos, los tacos de camarón son perfectos para servir en su barra de aperitivos. El estilo Ensenada de este platillo les encantará: llevan cebolla morada, chile habanero, vinagre blanco, una salsa a base de chile morita, aguacate, aderezos, y, por supuesto, camarones fritos coronados con col blanca o morada.

6. Brochetas tricolor

I'm Imer
I'm Imer

La mayor ventaja de esta opción es que es perfectamente adaptable al gusto de cualquiera. Pueden hacerla de verduras asadas, de arrachera, de mariscos o pescado como en las playas mexicanas. Para que no pierdan el toque mexicano pueden jugar con los colores verde, blanco y rojo, así como acompañarlas de salsas típicas de su región.

7. Bocaditos de guacamole

Iram Ortega

El favorito de muchos ¡y con justa razón! El guacamole no falta en una mesa mexicana, pues lleva lo mejor de este país. Una buena combinación de aguacate, cebolla, chile y jitomate pueden ser solo la base de una propuesta especial en su boda, quizás quieran complementarlo con tocino o cubitos de queso servido con totopos para su fácil consumo.

8. Crepa envuelta de huitlacoche

Cintermex Catering

Estas crepas son toda una experiencia culinaria. Son compatibles con paladares tolerantes a los sabores fuertes o extravagantes como el del huitlacoche. Se sirven sobre salsa poblana y el relleno puede gratinarse. 

9. Sopecitos y tlacoyos miniatura

Itinerante
Itinerante

Para abrir el apetito a quienes serán testigos del lanzamiento del ramo de novia natural vale la pena buscar la versión mini de todo. Ofrecer sopes y tlacoyos en una pequeña presentación los puede hacer triunfar con sus invitados porque estos platillos engloban muchísimos sabores y lo mejor es que pueden comerse de un bocado. Chorizo, carne, frijoles, crema, lechuga, jitomate, nopales, cebolla y queso son los ingredientes más básicos, pero sin problema encontrarán un sinfín de variantes para acompañar estas delicias.

10. Papitas fritas

Piloncillo & Ajonjolí
Piloncillo & Ajonjolí

Quizá esta idea solo sea para bodas más casuales, en espacios abiertos o con temáticas relajadas sin mucho protocolo. Pero no pueden dejar de mencionarse porque en México las papitas con salsa picante y mucho limón son una tradición. Imagínenlas en su barra de antojitos, muchos de sus invitados se irán sobre ellas. Además, pueden presentarlas en cajitas de cartón para evitar las bolsitas de plástico transparentes y, si quieren añadir un plus, que sean preparadas con cueritos y salsa de molcajete.

Quizá solo uno de estos antojitos no sea suficiente para apapachar a los que lucen dichosos sus trajes y vestidos de fiesta en una recepción con los vivos colores de la comida mexicana, combinados con lindos arreglos florales para boda u otros detalles, así que disfruten de probar sus favoritos hasta elegir los indicados para el gran día. Hagan sus propias combinaciones ya sea con la inspiración de la comida que marcó su infancia o con la guía de un chef profesional.