Por fin el sueño se hizo realidad: bailar juntos el vals y lucir ese lindo vestido de novia que siempre anhelaste. La emoción de compartirlo con sus seres queridos, desde que entregaron las invitaciones de boda, explotó con un júbilo similar al de los fuegos artificiales. Pero la cruda no perdona y, lejos de sentirse motivados para intercambiar pensamientos de amor, tal vez amanezcan fatigados, con jaqueca, náuseas y sed, ¡mucha sed! ¿Qué hacer para reponerse?

Aunque la primera recomendación es evitar el alcohol en grandes cantidades durante su boda, si ya decidieron festejar sin límites luego de aventar el ramo de novia rojo, es importante tomar en cuenta algunos consejos antes y después de beber. Esto ayudará a que la famosa cruda no les afecte tanto al día siguiente.

1. Barriga llena…

Asegúrense de comer bien, no solo el exquisito pastel de fondant para boda, sino también los  carbohidratos y proteínas que evitarán que el alcohol sea totalmente absorbido por el organismo. Una mesa de bocadillos o de botanas ligeras durante la fiesta permitirá que ustedes y sus invitados tengan a la mano alimentos mientras toman.

Si siguieron una dieta para que el vestido de novia corte sirena y el botón del chaqué cerraran bien, sáltensela este día: valdrá la pena. Además de que resistirán mejor al alcohol, quemarán buena parte de las calorías de su mesa de dulces para boda sobre la pista de baile.

Juan Francisco Valdez Fotografía
Juan Francisco Valdez Fotografía

2. Eviten mezclas explosivas

La mezcla de los diferentes tipos de alcohol no es nada conveniente, debido al grado de intoxicación que provoca. Más allá de los efectos que puedan tener al momento de ingerirlas, procuren no alternar muchas clases de alcohol. Eso de empezar con cerveza, 10 minutos después tener una copa de vino para luego pasar al ron y terminar con vodka hará que no solo la cruda sea inevitable, también otros malestares como la irritación estomacal.

Aunque esto ocurre cuando las cantidades de alcohol son elevadas, hay mezclas que no son recomendables, como las bebidas blancas con las más oscuras. Así que eviten tomar tequila, vodka, ginebra o vino blanco con brandy, whisky y ron negro.

Tampoco se recomienda la mezcla de bebidas energéticas con alcohol. La cantidad de ingredientes estimulantes que puede contener un coctel de este tipo es perjudicial tanto para el corazón como para alterar en exceso el estado de ánimo. En caso de duda, consulten con el proveedor de catering con el que contraten la barra de bebidas si los baristas estarán capacitados para recomendar los cocteles menos agresivos.

3. Alcohol de calidad

Aunque seguramente lo tienen contemplado, nunca está de más recordarlo. La calidad del alcohol es importante no solo para evitar los estragos de la cruda, también para no causar daños irreversibles al cuerpo. El alcohol adulterado o de mala calidad puede tener efectos relativamente leves que van desde una embriaguez inmediata hasta dolor de cabeza o irritación gástrica, pero también más graves como ceguera, estado de coma o incluso hasta la muerte.

Bartender AV
Bartender AV

4. Saber decir “basta”

Lo más probable es que sepan reconocer dónde están sus límites. Si es así, identifiquen las señales y suspendan la ingesta de bebidas embriagantes. Si no, pidan a alguien de confianza que les ayude a poner el freno antes de que la situación se descontrole.

Este mismo consejo puede aplicar con sus invitados. Un vaso de agua a tiempo o pasarse a los cocteles sin alcohol más sabrosos y contemporáneos pueden hacer la diferencia entre despertar frescos o lamentarse por los excesos de la noche anterior.

5. Bellos durmientes

El descanso es una de las mejores maneras de sobreponerse a la cruda. Si habrá tornaboda, planifiquen los horarios de manera que ustedes y sus invitados puedan dormir por lo menos cuatro o cinco horas corridas. Si alguno quiere enlazar una fiesta con otra, será bajo su responsabilidad. No te preocupes si no hay tiempo para repetir el peinado de trenzas modernas al día siguiente y tienen que esquivar la sensibilidad a la luz con unos lentes oscuros: descansar será lo más importante.

Si no están considerando la tornaboda y su plan es irse inmediatamente de luna de miel, aprovechen para descansar un día, su viaje será más placentero.

Hyatt Ziva Cancún
Hyatt Ziva Cancún

6. Platillos picantes

En la tornaboda, pueden optar por servir platillos picantes como chilaquiles o taquiza de guisos,. Además de café, para beber y aunque pueda parecer paradójico, se recomienda cerveza. Seguramente ustedes no serán los únicos con esos malestares, por lo que sus invitados lo agradecerán infinitamente.

En caso de que no haya tornaboda, pidan sabores picositos en el hotel donde pasen la noche de bodas, en el restaurante donde reserven para desayunar o comer o ubiquen plataformas de servicio a domicilio para recibir sus alimentos favoritos en la comodidad de su hogar.

7. Hidratarse

Dicen los expertos que la principal razón de sentir los efectos de la cruda es la deshidratación. No basta con tomar agua, sino que es necesario beber suero para reponer los electrolitos.

Amantoli Detalles Especiales
Amantoli Detalles Especiales

8. Químicos, ¿recomendables?

¿Han escuchado que el paracetamol y el ibuprofeno ayudan a sentir menos los malestares de la cruda? Es verdad, pero pueden afectar el hígado, que, de por sí, hace un esfuerzo extra por eliminar los tóxicos del cuerpo. Quizá por una vez no pasa nada, pero, si pueden evitarlo con remedios naturales, mucho mejor. 

9. ¡Azúuuuucar!

Tanto la fructosa como la vitamina C ayudan a que el cuerpo elimine con mayor velocidad el alcohol en la sangre, así que pidan que les preparen un refrescante licuado de frutas. Será muy reconfortante para ambos. Algunos de los ingredientes que ayudarán son el plátano, la naranja y el mango. Si no le temen a los sabores fuertes, las espinacas y el jengibre serán un perfecto boost para un revitalizador licuado.

Gerardo & Grisel
Boda de Gerardo & Grisel

10. Los remedios de los abuelos…

Hay tips que se han comunicado de boca en boca y, aunque no a todos ayudan por igual, no pierden nada con intentarlo. Comer una manzana antes y después de beber se dice que ayuda a absorber el alcohol; además, impide que el estómago esté vacío.

Otra opción es tomar una dosis de bicarbonato de sodio, un vaso con leche caliente, un café bien cargado, un licuado de plátano con miel y hasta una michelada con todo tipo de salsas, aunque esta mezcla puede traer otras consecuencias gastrointestinales.

¿Qué opinan de estas recomendaciones? ¿Ya las han probado? ¿Qué tal si, como recuerdos para boda útiles obsequian a sus invitados kits anticruda con suero y bicarbonato de sodio en pastilla, por ejemplo? Será práctico incluso para aquellos que estén en la lista de entrega de sus invitaciones de boda y no necesiten estos cuidados, pues la fiesta sin alcohol también tiene algunos estragos.