Chokolat by Nad
Chokolat by Nad

Cada vez son más las parejas que llevan su afición por el chocolate más allá de los postres y fondue. Tan grande llega a ser el amor por este ingrediente que, incluso, se dedica un espacio en la recepción para el chocolate bar. Por supuesto, los recuerdos para boda no podían quedar exentos de este sabor. 

Si no son tan seguidores del chocolate, pero quieren que sus seres queridos se lleven un dulce recuerdo de su celebración, ¡descubran cuáles son las opciones con este manjar que se antoja en cualquier época del año!

1. Galletas

Piloncillo & Ajonjolí
Piloncillo & Ajonjolí

Las coberturas creativas pueden tener un guiño a la temática de la celebración. Así, por ejemplo, las galletas en forma de corazón cubiertas de chocolate negro y blanco simulando la vestimenta de los novios son las más famosas. 

Si desean sabores más sofisticados, los brownies tienen su versión galleta, los macarons o las galletas de jengibre y chocolate en forma de sándwich con relleno mascarpone, se apetecen a simple vista. En caso de que les interese cómo hacer recuerdos para boda que se devoren con solo mirarse, las tradicionales galletas de harina con cacao o con chispas de chocolate son la opción más familiar y amigable.

2. Donas

La&Is Catering
La&Is Catering

Las tradicionales donas cubiertas de chocolate son un éxito asegurado y, para los paladares más aficionados, están las variedades de dos o tres chocolates. Pueden intercalar donas espolvoreadas con nuez o trocitos de cacahuate. Las coberturas, chispas y relieves se pueden combinar con los colores de la boda.

3. Cake pops

Entre Nubes
Entre Nubes

Estas famosas bolitas esponjosas por dentro, crujientes por fuera y con forma de paleta, suelen bañarse en chocolate negro y blanco, aunque también pueden revestirse en otros colores. Además, no solo los encontrarán hechos con harina, hay versiones con malvaviscos. 

Los decorados varían, se pueden hacer con azúcar glas o icing, tener toppings con trocitos de nuez o cacahuate y coberturas con fondant para recrear los trajes nupciales.

4. Cajas de chocolate

Chocolates Anubis
Chocolates Anubis

Además de deleitar paladares, las cajas de chocolate pueden ser unos recuerdos para boda originales porque tienen algo de diversión y emoción: ¡nunca se sabe qué sabores saldrán! En su mix pueden incluir chocolates macizos, rellenos de licores, con frutos secos y trufas. 

Aunque el chocolate amargo es cada vez más consumido, una pequeña dosis semiamarga sería prudente y la consistencia de las trufas puede ayudar a degustarla. Los frutos secos como las almendras, avellanas y nueces neutralizan tanto los sabores dulces como los amargos.

5. Cupcakes

Chokolat by Nad
Chokolat by Nad

¿A quién no le gusta el pastel de chocolate? Ahora imaginen la gran tentación que provocarán en sus invitados con estas versiones mini. Su coqueta presentación puede acompañar la tarta o, incluso, reemplazarla. 

Los cupcakes pueden ubicarse en bases escalonadas o en soportes individuales desde donde se vean sus divertidas y encantadoras decoraciones: con detalles hechos en fondant, con chispas de galleta de chocolate, cubiertos con crema de mantequilla blanca o en otros tonos acordes a la boda. 

6. Paletas

Amantoli
Amantoli

Si buscan recuerdos para boda económicos, opten por las paletas monocromáticas con formas sencillas como corazones o rosas. En este recuerdo de boda con chocolate se pueden recrear con la misma cobertura o fondant figuras botánicas, líneas, perlas o simular el decorado de un encaje.

7. Manzanas con chocolate

Dulcepastel Cuernavaca
Dulcepastel Cuernavaca

Las frutas con chocolate son una irresistible bomba de sabor. No en vano las mesas de dulces con fuentes de chocolate para bañar brochetas frutales son un hit en las bodas.

Las manzanas cubiertas de chocolate son ideales para preservar la frescura de esta combinación en la memoria de sus invitados y más si cuenta con alguna de las coberturas crunch con nueces, almendras o cacahuates. 

¿Cómo envolverlos?

FeelMakers Wedding Cinematography
FeelMakers Wedding Cinematography

Las envolturas transparentes como las cajas de acetato y bolsas de celofán son las más convencionales porque permiten que las figuras luzcan en todo su esplendor. Las cajas con ventana y entramados florales dan algo de misterio a estos souvenirs. Se pueden sellar y personalizar con una etiqueta o una tarjetita colgante con frases divertidas como "Un dulce recuerdo" o "¿Resistirás esta tentación?".

Los souvenirs comestibles para boda, y más si son elaborados con chocolate, no solo son versátiles y apetitosos, también son un gran acierto para decorar la mesa de postres.