Valery Velázquez Photographer
Valery Velázquez Photographer

Después de la gran emoción que sintieron en la entrega del anillo de compromiso tienen que iniciar con la organización de su boda. Hay muchas tareas por hacer y, si bien es cierto que es conveniente priorizar para ganar tiempo y estimar el número de invitaciones de boda lo antes posible, no hay que perder de vista los detalles que marcan la diferencia el gran día. Los pensamientos de amor pueden ser el toque personal que buscan, así que tomen un respiro y ¡déjense enamorar por la poesía de estos grandes autores latinoamericanos!

1. Contiene una fantasía contenta con amor decente, de Sor Juana Inés de la Cruz

Cin San Photo&Video
Cin San Photo&Video

Juana Inés de Asbaje y Ramírez fue exponente novohispana de la literatura del Siglo de Oro. Se integró a la vida monástica donde se consagró al estudio de forma autodidacta, pero no solo del conocimiento se enamoró y estas palabras son la razón haciendo frente al corazón. ¿Adivinan quién gana?

Detente, sombra de mi bien esquivo,
imagen del hechizo que más quiero,
bella ilusión por quien alegre muero,
dulce ficción por quien penosa vivo.

Si al imán de tus gracias atractivo
sirve mi pecho de obediente acero,
¿para qué me enamoras lisonjero,
si has de burlarme luego fugitivo?

Mas blasonar no puedes satisfecho
de que triunfa de mi tu tiranía;
que aunque dejas burlado el lazo estrecho

que tu forma fantástica ceñía,
poco importa burlar brazos y pecho
si te labra prisión mi fantasía.

2. Dame la mano, de Gabriela Mistral

Antílope Studio
Antílope Studio

Esta autora chilena fue la primera figura latinoamericana en recibir el premio Nobel de Literatura en 1945. Incursionó en la docencia desde temprana edad, siendo la niñez y la educación de sus principales intereses, y a los que también se dedicó activamente.

Este poema es una oda a la unión, al amor sincero y a la esperanza, una gran fórmula para superar adversidades. No duden en extraer pensamientos para invitaciones de boda que inspiren a sus seres queridos. 

Dame la mano y danzaremos;
dame la mano y me amarás.
Como una sola flor seremos,
como una flor, y nada más...

El mismo verso cantaremos,
al mismo paso bailarás.
Como una espiga ondularemos,
como una espiga, y nada más.

Te llamas Rosa y yo Esperanza;
pero tu nombre olvidarás,
porque seremos una danza
en la colina y nada más...

3. Azul de tierra en ti, de Julia de Burgos

Roseline Mejía
Roseline Mejía

La vida de esta poetisa, educadora y activista social de origen puertorriqueño, fue breve, pero intensa. Un rasgo muy presente en los pensamientos de amor para tu novio o dedicatorias románticas para tu novia que pueden encontrar en sus obras. Era sensible ante la fugacidad de su vida y esta obra es una de las muestras de la intensidad con la que experimentaba el amor.

Parece mar, el cielo
donde me he recostado a soñarte...

Si vieras mi mirada,
como un ave, cazando horizontes y estrellas.

El universo es mío desde que tú te hiciste,
techo de mariposas para mi corazón.

Es tan azul el aire cuando mueves tus alas,
que el vuelo nace eterno en repetida ola sin cansancio.

No sé si en ola o nube abrirme la ternura
para rodarme al sueño donde duermes.

Es tan callado el viento,
que he podido lograrte entre los ecos...

Soy toda claridad para estrecharte...

Te he visto con los ojos vivos,
como los ojos abiertos de los bosques,
figurándome en risas y quebradas nadando hasta el océano.

Te he recogido en huellas de canciones marinas,
donde una vez dejaste corazones de agua enamorados.

Te he sacado del tiempo...

¡Cómo te he levantado en un lirio de luz,
que floreció mi mano al recordarte!

¿Por qué me corre el mar?
Tú eres vivo universo contestándome.

4. Tu voz, de Alejandra Pizarnik

Fernanda Mercado Photography
Fernanda Mercado Photography

Desde pequeña, diversos acontecimientos enfrentaron a esta escritora argentina con la pérdida, la cual es un elemento recurrente en sus obras. Este poema puede ser un emotivo homenaje a aquellos seres queridos que no puedan estar físicamente en su boda, pero que con alegría mantienen presentes en su memoria y en su corazón.

Emboscado en mi escritura
cantas en mi poema.
Rehén de tu dulce voz
petrificada en mi memoria.
Pájaro asido a su fuga.
Aire tatuado por un ausente.
Reloj que late conmigo
para que nunca despierte.

5. Dos palabras, de Alfonsina Storni

Rogelio Escatel
Rogelio Escatel

Esta obra de la poetisa argentina y musa de la canción Alfonsina y el mar, interpretada originalmente por Mercedes Sosa, puede expresar que, aunque se considere común o parezca obvio, un “te amo” llega a despertar las emociones más bellas y siempre es un deleite escucharlo. Imaginen que cuando el anillo de compromiso de oro blanco brille, recuerden que este mensaje, o un simple "sí, acepto", está grabado en las argollas de matrimonio.

Esta noche al oído me has dicho dos palabras
comunes. Dos palabras cansadas
de ser dichas. Palabras
que de viejas son nuevas.

Dos palabras tan dulces que la luna que andaba
filtrando entre las ramas
se detuvo en mi boca. Tan dulces dos palabras
que una hormiga pasea por mi cuello y no intento
moverme para echarla.

Tan dulces dos palabras
¿Qué digo sin quererlo? ¡Oh, qué bella, la vida!?
Tan dulces y tan mansas
Que aceites olorosos sobre el cuerpo derraman.

Tan dulces y tan bellas
que nerviosos, mis dedos,
se mueven hacia el cielo imitando tijeras.

Oh, mis dedos quisieran
cortar estrellas.

6. Amor, de Salvador Novo

Alanís Fotografía
Alanís Fotografía

Además de retratar la Nueva Grandeza Mexicana de mediados del siglo XX, este escritor mexicano formó parte del círculo de Los Contemporáneos. Entre sus letras destaca el humor, su sátira era temida y su poesía representa Un nuevo amor libre de género.

En esta obra pueden encontrar tanto pensamientos de amor para tu novia como sentimientos sinceros para tu novio. Si prefieren, pueden plasmar algún párrafo en un cartel para dar un toque romántico a la recepción.

Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

7. Misterios, de Ida Vitale

Fotógrafo Vallarta
Fotógrafo Vallarta

Este poema que la escritora uruguaya dedica al amor, se despega de las pasiones surrealistas que trae consigo el enamoramiento. Se traduce en pensamientos de amor para tu esposo o que puedes dedicar a tu esposa para expresar la dicha de tener con quien compartir las maravillas de la vida con todo y sus realidades.

Alguien abre una puerta
y recibe el amor
en carne viva

Alguien dormido a ciegas,
a sordas, a sabiendas,
encuentra entre su sueño,
centelleante,
un signo rastreado en vano
en la vigilia.

Entre desconocidas calles iba,
bajo cielos de luz inesperada.
Miró, vio el mar
y tuvo a quién mostrarlo.

Esperábamos algo:
y bajó la alegría,
como una escala prevenida.

8. Hagamos un trato, de Mario Benedetti

Gabo Preciado Fotografía
Gabo Preciado Fotografía

En las obras de este escritor uruguayo se esconden pensamientos de amor cortos para diferentes situaciones, pero si de algo sabía, era de treguas y pactos. Si la boda es un sueño que tienen en común y se han apoyado mutuamente para hacerlo realidad, ¿por qué no sellar su unión en matrimonio con este poema?

Compañera
usted sabe
que puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo
 
si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

¿Qué les parece el trato para personalizar sus votos? Claro, nada como plasmar su sello y adecuar los poemas a su historia de amor. Hay muchas obras en las que pueden inspirarse y no necesariamente tienen que utilizarlas completas. Algunas líneas las pueden usar como frases para invitaciones de boda, algunos párrafos los podrían colocar en un letrero de bienvenida, unas cuantas palabras cabrían en las alianzas de matrimonio, con unos renglones pueden redactar mensajes de agradecimiento para personalizar los recuerdos para boda o, mejor aún, ¿se animarían a escribir su propio poema? ¿Cómo lo incorporarían a su gran día?