Quizá siguen indecisos con la elección de la tipografía de las invitaciones de boda o ya dieron más pasos y están buscando la mejor combinación de flores para el ramo de novia. Los preparativos de boda pasan más rápido de lo que creen. Un día se encuentran probando el que será su pastel de fondant para boda y poco después, en un abrir y cerrar de ojos, están preparando las maletas para salir de viaje. ¿Qué les parece Austria como destino de luna de miel?

Ha sido cuna de obras de grandes autores, encabezados por Franz Kafka y Stefan Zweig, y punto de encuentro de importantes músicos que hicieron Historia, como Mozart, Haydn y Strauss padre e hijo. Su capital, Viena, y la influencia de los reyes de la Casa de Habsburgo también atrajeron a las partituras de músicos de gran talento, como Beethoven. Pocas capitales europeas pueden presumir de haber competido con París en efervescencia cultural y Viena, en el siglo 19, fue una de ellas.

Sus mágicos paisajes con enormes castillos, jardines florales, pequeños pueblecillos y una historia sobresaliente también lo convierten en un país perfecto para una luna de miel romántica e inesperada. En el corazón de Europa, Austria es un lugar de encanto e historia, ideal para un primer viaje de casados.

Primera parada: Viena

A nadie puede dejar indiferente la arquitectura de Viena, empezando por su ayuntamiento, uno de los edificios neogóticos más notables que encontrarán. Su atesorado interior asombra a millones de visitantes. Y si esta belleza empieza a causarles adicción, sigan con el bulevar más precioso del mundo: Ringstrasse. Sus más de cinco kilómetros albergan tesoros arquitectónicos como el teatro Burgtheater, el Parlamento y la Ópera Nacional, pero también exclusivas boutiques donde podrán autorregalarse un bonito vestido de coctel.

La siguiente parada dentro de Viena es para conocer el Palacio de Hofburg, un impresionante castillo donde vivió durante siglos la dinastía de los Habsburgo y donde hoy podrán ver el museo de Sisi, los salones imperiales y las preciadas joyas de la Corona. Por otro lado, Schönbrunn (el Palacio de Versalles vienés) ha sido habitado por grandes personajes, como los hijos de la emperatriz Isabel. Una vez allí, caminen para conocer sus colosales jardines, que seguramente los transportarán a su gran día por todas las flores para boda que la adornaron. Y si son amantes del arte, en el Palacio de Belvedere podrán apreciar El beso, obra maestra de Gustav Klimt.

Y a su paso por Viena, conozcan el Danubio, el segundo río más largo de Europa (solo por detrás del río Volga). Este transita por tierra austriaca dejando huellas hermosas; fuera de la capital, pequeños y pintorescos pueblos escoltan sus orillas. No dejen de hacer una ruta en bicicleta; este es uno de los paseos más afamados de Viena.

Que suene la música: ¡Salzburgo!

Entre las montañas y el extenso río Salzach, esta ciudad barroca, cuna de Mozart, se levanta como un estandarte musical. Cada año Salzburgo es sede de importantes festivales reconocidos a nivel mundial, como el Festival de Salzburgo, donde se presentan las más destacadas producciones de ópera, conciertos y espectáculos del mundo. Así que si son amantes de la música académica, preparen sus vestidos de noche negros para una velada de gala en la ópera o en un espectáculo de ballet.

Visiten el centro histórico Aldstadt, considerado Patrimonio de la Humanidad; en él encontrarán iglesias muy importantes, como la Iglesia Franciscana, de estilo gótico. Conozcan también los majestuosos Jardines de Mirabell, perfectos para capturar una foto donde la ya esposa presuma su anillo de compromiso de oro blanco junto al de matrimonio.

En esta mágica ciudad podrán recorrer la Fortaleza de Hohensalzburgo, lugar donde podrán disfrutar de espectaculares vistas panorámicas de Los Alpes. No dejen de admirar sus calles de adoquines repletas de cafeterías y tiendas.

Y para llenar esa pancita después de tanto caminar, disfruten de un rico café con una tarta Sacher, cuya receta se hace a base de chocolate y se rellena de mermelada de albaricoque.  ¡No se resistirán ante tremenda delicia! Les encantará valorar esta opción entre los posibles pasteles de boda elegantes, ¿cierto?

Un paraíso que se encierra en los Alpes y se llama Tirol

Uno de los estados más completos de Austria es el Tirol. Su capital, Innsbruck, conquista a todos los visitantes. Es una ciudad atractiva, encerrada entre los Alpes, que la abrazan. Cabe recalcar que el emperador Maximiliano l mandó a colocar en uno de sus miradores a los Alpes un Tejillo de Oro que hoy en día es un edificio único que hace revivir su historia a sus miles de admiradores.

Este rincón alpino parece recién salido de un cuento de hadas. Las montañas son impresionantes, igual que los lagos y cascadas, que reflejan el cielo limpio, y son rodeadas por pueblecitos y granjas. Sus praderas, con los picos de fondo, te harán preguntarte cómo se vería un bucólico trash the dress en tu vestido de novia corte princesa. ¿Ideas?

Los amantes de los paisajes naturales disfrutarán especialmente del Parque Nacional Hohe Tauern, que se estima como el más grande de los Alpes. Su fascinante paisaje comprende enormes montañas, glaciares, torrentes y cascadas; entre ellas, las Cataratas Krimml, las más grandes de Austria, con 338 metros de altura.

Y en el caso de que les gusten los deportes de montaña, en esta región también se ubica el Valle de Stubai, una zona cubierta de nieve, perfecta para esquiar y ser atravesada en teleférico. Con más de 140 kilómetros, tiene las pistas de esquí más importantes de Austria.

En la región del Tirol, en Wattens, también se ubican los Mundos de Cristal de Swarovski, Este museo no solo tiene una estética muy impresionante por fuera, con su enorme domo de cristal cubierto d vegetación. Alberga el caleidoscopio más grande e impactante del mundo. Pero su gran secreto está en sus 14 salas, que  les permitirán apreciar grandes obras de la Historia del Arte recreadas con cristales, como los relojes “derretidos” de Dalí en La persistencia de la memoria.

La magia de los castillos de Austria

Y hablando de relojes, ¿prefieren viajar en el tiempo? Historias y leyendas acompañan a los muchos castillos que hay en Austria. Unos son más emblemáticos que otros, pero casi todos tienen sus puertas abiertas para permitir a investigadores, turistas y curiosos conocer sus estructuras, pinturas y muros, que reciben a miles de turistas a lo largo y ancho de la geografía austriaca. ¡Descubran el suyo!

  • Castillo Feistritzklamm: envuelto de misterio y romanticismo.
  • Castillo de Landeck: visiten su museo, salas de exposiciones, proyecciones teatrales y de cine o asistan a sus innumerables conciertos.
  • Castillo de Heidenreichstein: es uno de los más imponentes; rodeado de agua, solo permite su entrada a través de un puente levadizo.
  • Castillo Hellbrunn: es reconocido por su arquitectura renacentista.
  • Palacio de Eggenberg: es uno de los más antiguos.
  • Fortaleza Kufstein: este majestuoso sitio sobresale por su torre y la pintoresca ciudad donde se ubica.
  • Castillo Riegersburg: está ubicado en lo alto de las montañas, desde donde se puede disfrutar la maravillosa vista de bosques, viñedos y valles.
  • Castillo Rappottenstein: hoy en día es un museo y, aunque ha sido modificado, sigue conservando el misterio que lo caracteriza.

Otros tesoros

Si desean conocer Austria en profundidad, hay otras muchas excursiones que puden tomar. Estas son solo algunas de ellas (e interesantes motivos para hacer que la balanza se incline a favor de este destino).

Abadía de Melk

Es uno de los monasterios más populares del mundo por su estilo barroco austriaco. Su riqueza está al interior, en sus sublimes y pintorescas salas, iglesias y bibliotecas.

La ciudad de Graz

La ciudad se integra por extensos cascos históricos, palacios, iglesias barrocas, callejuelas y columnatas medievales. Crúcense con la Torre del Reloj, donde estarán obligados a darse un beso. Según la tradición, se dice que los enamorados de la ciudad deben darse aquí su primer beso. ¡Siéntanse como locales! Caminen por la Colina de Schlossberg (la vista paronímica es de lujo) y sorpréndanse por La Murinsel, una isla artificial en el río Mur.

Por estos grandes tesoros, Austria es uno de los destinos más populares del turismo cultural y uno de los favoritos de los amantes de la Historia. ¡Dense la oportunidad de conocer y descansar! Ya dedicaron el suficiente tiempo para encontrar el pastel de boda, lidiaron con la música y con los arreglos de mesa para boda. Están a tiempo de elegir un lugar donde seguir descubriendo muchas cosas. ¿Será Austria?