¿Por qué los anillos de compromiso van en el cuarto dedo de la mano izquierda? El significado de esta tradición puede ser conocido por la mayoría, pero costumbres nupciales hay tantas como flores para boda. Lo que sí se puede hacer es investigar lo que representan los elementos más emblemáticos y, además del vestido de novia, ¿sabes por qué las mujeres van veladas?

Una protección: antiguas Roma y Grecia

Fredy G. Noyola Memories
Fredy G. Noyola Memories

Las novias de la antigua Roma y Grecia portaban el velo para protegerse de los malos espíritus y augurios como el “mal de ojo” ocasionado por la envidia que podían sentir otras mujeres al ver a la futura esposa caminar hacia el altar.

En aquel entonces, los velos largos y traslúcidos estaban de moda. No solo cubrían la cara, sino que llegaban hasta los pies e incluso se impusieron durante siglos a los vestidos de novia sencillos. Se usaban en colores vivos como el amarillo y rojo.

Asociado al lujo: Edad Media

Wedding Day
Wedding Day

En la temprana época medieval, el velo de novia mantenía su instinto protector. Fue con las nuevas formas de gobierno y la consolidación de la pirámide de clases sociales que la alta y baja Edad Media trajeron consigo, cuando se convirtió en símbolo de opulencia y poder. A juego con los vestidos rojos y bordados dorados, se usaban velos elaborados a mano y su importancia recaía tanto en la riqueza de las telas como de los adornos.

Hacia el Renacimiento, el color no suponía un significado en particular. Sin embargo, las perlas, diamantes y otras piedras preciosas incrementaron el valor de la prenda, haciéndola asequible y apta exclusivamente para la nobleza.

Novias “robadas”: desde los pueblos bárbaros

Julio Delfin Photography
Julio Delfin Photography

En los pueblos bárbaros de Europa septentrional, el velo gritaba “¡novia robada!” y solo las mujeres que habían sido secuestradas lo usaban. En algunas comunidades de México, si el novio se roba a la novia debe seguir paso a paso el “baile del contento”.

En otros países esta tradición se mantiene viva de una forma curiosa. En las bodas rusas y rumanas, son los amigos quienes secuestran a la novia y piden un rescate que puede ser una botella de vodka o whisky, pensamientos de amor cortos o lo que a los “secuestradores” se les ocurra. Una vez negociada la liberación, la fiesta continúa.

Matrimonios arreglados: Oriente

En las culturas de Oriente, los matrimonios eran convenidos por las familias de los novios. Por esta razón, la novia cubría su cara con el velo y el novio lo levantaba al término de la ceremonia para ver su rostro por primera vez. De esta forma, nadie se rechazaba y se velaba el cumplimiento del trato.

La tradición musulmana fue más estricta. Cada vez que la mujer salía de su casa, debía ocultar su cabeza y parte del rostro. Con el paso del tiempo, se hizo aún más rígida y solo se permitió que los ojos quedaran al descubierto. Los velos debían llevarse de por vida. Las mujeres solteras como señal de modestia y las casadas como indicio de sumisión a sus esposos.

Interpretaciones religiosas

Leandro Ruiz
Leandro Ruiz

Además de aspectos culturales, la religión ha contribuido al significado del velo y cada culto aporta lo suyo. En un principio, el concepto del ajuar nupcial partía de una premisa general: el vestido es a la carne, lo que la tienda es a la familia. En donde el velo funge como dicha tienda y, a su vez, representa el techo del nuevo hogar y la protección divina sobre la nueva familia.

Símbolo de pureza: catolicismo

En la Iglesia católica, el velo originalmente expresaba el retiro de la vida exterior y resguardaba la virtud de la novia. El rostro velado se traducía en castidad y entrega total al esposo. El blanco enriqueció el significado de esta prenda y a partir del siglo XIX la reina Victoria de Inglaterra lo instauró junto al vestido de novia corte princesa de carácter barroco como estándar nupcial.

Santidad para la novia: judaísmo

De acuerdo a la religión judía, cuando las parejas se posan bajo la jupá (palio nupcial), sus almas se sublevan, sus diferencias trascienden y se convierten en uno. El estado de elevación se manifiesta con más fuerza en la novia. Su rostro emana una luz intensa que denota santidad y esta requiere privacidad. Por eso, se cubre con el velo.

El rostro se devela antes de comenzar la ceremonia como muestra de que la belleza espiritual se antepone a la apariencia física. Aunque el mensaje del acto también se remonta a la boda de Jacob y Lea.

Ofrenda: cultos cristianos

En las celebraciones cristianas, tanto la novia como el novio portaban coronas confeccionadas con flores y ramas en alusión a los sacrificios que les deparaba su nueva vida en matrimonio. Hoy los tocados florales se ven mucho con los peinados de trenzas modernas.

Hoy, un sello personal

Rosstudio
Rosstudio

En la actualidad, el ajuar nupcial es una extensión de la personalidad. Más que una imposición, el velo puede reflejar convicciones religiosas, afecto por las tradiciones o simplemente gustos. En las bodas tradicionalistas, las novias mexicanas aún suelen ir veladas al entrar a la ceremonia y desvisten su rostro cuando llegan al altar. Por otro lado, cada vez son más las que lo usan como accesorio para complementar su look.

Generalmente, el velo se confecciona con telas transparentes y suaves como el tul y el encaje, ya que aportan una caída ligera y lucen bien con los peinados recogidos. Corto, mantilla o real, ¿cuál te gusta? En nuestro catálogo encontrarás estos estilos de velos y ¡muchos más! Échale un ojo y encuentra el que vaya acorde con tu vestido de novia, complexión, facciones y, por supuesto, que sea el de tus sueños. De los que has visto, ¿qué estilo te parece más atractivo?