GR Photography

Por fin se acerca el gran día. Casi nadie declinó sus invitaciones de boda elegantes, la mayor parte de los pendientes están resueltos, los ajustes al vestido de novia ya quedaron y los zapatos del novio están lustrosos. Solo queda relajarse y esperar unos días para la boda de sus sueños, pero ¿ya pensaron donde pasarán la noche previa al evento? ¿Juntos o separados? Dense un momento para definir si el ramo de novia y el boutonniere dormirán bajo el mismo techo o no.

¿Por qué dormir separados?

NRG Photo & Video

Por tradición y superstición, el novio no debe ver a su futura esposa ni conocer el vestido de novia corte princesa que llevará hasta que se vean en la ceremonia. En este sentido, dormir en lugares apartados facilitará que no se encuentren, la sorpresa será mayor y les dará más ilusión encontrarse después de extrañarse algunas horas.

Pasar la noche en casa de sus respectivos padres les dará el espacio para disfrutar de su familia y aprovechar estos momentos de privacidad con los suyos antes de emprender el nuevo camino. Dedicarán tiempo a las personas que los apoyaron en los momentos más importantes de su vida y podrán recibir los últimos consejos y recomendaciones de sus padres. Además, si llegarán familiares de otras partes para su boda, tendrán oportunidad de convivir con ellos y recibirlos para el gran evento.

Una de las ventajas de optar por pasar la noche por separado es dar a cada uno su espacio. Tendrán el tiempo suficiente para arreglarse con la ayuda de sus familiares, estarán más enfocados en ustedes y no en lo que sucede a su alrededor.

Aquel que salga de su domicilio habitual deberá recordar llevar todo lo necesario, desde los zapatos hasta los detalles del peinado recogido o desde las mancuernillas hasta los calcetines. Háganse una lista si es preciso para no tener contratiempos y salir a la hora adecuada: un checklist un día antes les dará certeza y les permitirá descansar mejor.

¿Por qué dormir juntos?

Alex Krotkov

No cabe duda de que les gusta desafiar las tradiciones. Además, esta opción es perfecta para las parejas que ya se han acostumbrado a vivir juntas, pues pasar en su compñía la noche hasta podría ser más tranquilizante. Así calmarán los nervios y, la víspera, podrán hacer juntos un último repaso de la agenda del día o decidir (si no lo hicieron ya) quién será la persona encargada de repartir los recuerdos para boda útiles que con tanto cariño encargaron.

Y si les gustan las recopilaciones, ¿por qué no hacer una remembranza de los mejores momentos de su noviazgo e intercambiar algunos pensamientos de amor cortos antes de empezar esta nueva etapa de su relación?

También hay quienes prefieren leerse sus votos matrimoniales en privado, al margen de los reflectores y las miradas de los invitados. Dedicarse este momento íntimo antes de pasar juntos su última noche de solteros o la mañana de la boda les hará empezar el día con el enamoramiento por las nubes. Y hablando de empezar el día, si alguno de los dos es especialmente dormilón, el otro será el mejor despertador.

En cualquier caso, asegúrense de tener espacios separados para arreglarse y que, en las horas previas a la ceremonia, cada uno pueda vestirse y prepararse cómodamente. ¡Por cierto! También le facilitarán desplazamientos al fotógrafo de boda y la logística del first look tal vez se simplifique más de esta manera.

Ni juntos ni separados

​Esphera Photo

Aunque esto también pueden hacerlo en su misma casa, la opción de dormir en habitaciones contiguas es muy típico de las bodas destino o de aquellas parejas que decidan pasar la noche anterior a la boda en un hotel. Así ambos tendrán espacio para descansar y prepararse, pero a la vez se sentirán cerca. Nada más reconfortante que un abrazo del amor de tu vida cuando más lo necesitas.

También tendrán cerca a sus padres para lo que se ofrezca, desde ayuda para ajustar el corbatín, los listones del corsé del vestido de novia de encaje o hasta el apoyo emocional tan necesario en este día tan significativo.

Ya sea que hayan empezado a vivir juntos antes de la boda o que aún vivan por separado, elijan la opción que les haga sentir más cómodos. En esta ocasión no encontrarán una respuesta correcta, pues cada opción tiene pros y contras. Lo importante es que ustedes se sientan tranquilos y cómodos la noche previa al gran día. Piensen que deberán descansar muy bien, dormir temprano para amanecer frescos y estar listos para un día lleno de actividad y emociones.

No se vayan a la cama pensando en los centros de mesa para boda, ya tuvieron el tiempo suficiente para la planeación. Ahora concéntrense en ustedes, en relajarse y en lucir espectaculares portando el elegante traje y vestido de novia 2018 con los que caminarán hacia el altar. Eso sí, si dormirán separados, tengan un lindo detallito con su pareja: unas flores, un regalito, unos pensamientos de amor escritos en el espejo o en un mensaje de celular serán mucho mejor que un energizante café matutino.