Frankof

Los colores, la magia y la alegría de las temáticas 100% mexicanas son inigualables. Hoy es el día perfecto para pensar en las invitaciones de boda, así como para bosquejar desde el vestido de novia que no te deja dormir, hasta los vestidos elegantes para fiesta de las damas. ¡Vamos rapidito porque ya huele a pozole, tequila y fiesta!

1. Haciendas llenas de magia

Diana Chavez Photo

El estilo mexicano se distingue por las texturas rústicas, rasgos exponentes de la arquitectura hacendaria. Estos mágicos recintos representan la armonía entre construcción y naturaleza, evocan la época virreinal y envuelven la celebración en una rica mezcla de tradiciones e historia.  

2. Novias muy mexicanas

Stanly's Photo

Comenzando por la vestimenta, hay diseños inspirados en los trajes típicos que incorporan bordados artesanales, faldas amplias, volumen en capas, cortes asimétricos que revelan trasfondos muralistas, vibrantes contrastes cromáticos y estampados florales.

Los peinados con trenzas al estilo Frida Kahlo, las flores sueltas de gran tamaño o coronas florales, los ramos de confección multicolor o unos zapatos en color rojo, son realces discretos que pueden acompañar el lado chic de los vestidos de novia de encaje o la tez robusta de las tradicionales siluetas princesa.

3. El carruaje nupcial

Hotel Finca San Andrés

¿Alguna vez soñaron con llegar a la boda en calandria? Además de encajar en la temática, es una escena muy romántica como salida de los cuentos de hadas. Si les gusta montar a caballo, imaginen cómo luciría el vestido cayendo de lado… ¡divino cuadro mexicano!

4. Platillos mexicanos, ¡ni quién se resista!

María Castro Eventos

Si hay algo por lo que México es reconocido en todo el mundo son, sin duda, sus sabores. Para recibir a sus invitados como merecen, nada como unos aperitivos muy mexicanos, aguas de sabor en vitroleros, margaritas, charros negros o tequila derecho para los más valientes. Los chiles en nogada son un delicioso acento tricolor para el menú y ¿qué tal una tornaboda con chilaquiles y cerveza?

5. Decoración con papel picado

Senza Posa

Un sello folklórico que da vida a un amplio abanico de invitaciones para boda civil y una imagen muy alegre a la celebración. Los techos de banderines multicolor lucen espectaculares y pueden utilizarse para enmarcar distintos escenarios, por ejemplo, el área de comensales o la pista de baile. Los cortes de papel pueden personalizarse con las iniciales de los novios, la fecha de la boda, pensamientos de amor cortos, figuras culturales o motivos florales. Aunque los colores intensos lucen espléndidos, los tonos pastel y el blanco dan un toque romántico y natural al ambiente.

6. Pinceladas artesanales

D'-Khanos

Las artesanías mexicanas son el pilar de la decoración, son elegantes y tan versátiles que con poco se puede hacer mucho. La escenografía puede montarse con vajillas de talavera o de barro, molcajetes como bases de los arreglos florales para bodas, macetas con cactus, sombreros, corazones de hojalata, botellas de cerveza o de tequila, latas o envases de productos nacionales con todo y etiqueta, sillas y mesas vestidas con rebozos o sarapes. 

D'-Khanos

Las flores autóctonas e intenso colorido evocan una larga historia de reconocidos muralistas y pintores mexicanos como Diego Rivera, Frida Kahlo, David Alfaro Siqueiros, José Guadalupe Posada, Rufino Tamayo, entre tantos. Para sacar más jugo a la decoración con papel picado, se pueden colgar pompones con papel de china, piñatas florales en vez de ramos pomander, colocar un mural con flores de papel detrás de la mesa de los novios, en la de bienvenida, en el altar o para ambientar un photobooth.

7. Mariachi

Daymar Events Coordinadora

Una tradición de las bodas mexicanas que no sólo ha trascendido en el tiempo, sino que está presente sea cual sea el estilo. En esta temática es un elemento imprescindible con el que todos cantarán a todo pulmón.  

8. Dulces mexicanos

Allegro Pastelería

Borrachitos, obleas, ate, dulces de leche, tamarindos y mangos enchilados, cocadas, alegrías, palanquetas, higos, pepitorias… ¡a la mesa de dulces para boda por favor! Una de postres que incluya pan dulce mexicano, flan y café de olla es una variante muy original en la que se puede colocar un artístico pastel de fondant para boda con detalles florales como pintados a mano y decorado con listones.

¿Y para las chicas especiales? A las damas de honor les sentarían de maravilla unos vestidos de fiesta inspirados en trajes típicos, peinados con trenzas fáciles y bouquets multicolor con flores de papel. Ahora sí, ¡ya tienen una boda hecha en México! Un estilo original, elegante y empapado de tradiciones e historia, ¿qué más pueden pedir?