Abraham Santoyo Photography

Desde la entrega del anillo de compromiso, planear la luna de miel será una de las actividades que más los entusiasmará durante la organización de la boda. Mientras revisan imágenes de invitaciones de boda, empiecen a platicar sobre el tema; existen tantos destinos como modelos de vestidos de novia que querrás probarte: ¡infinitos! Pero si en su primer viaje de casados querrán consentir al paladar y al estómago, hay varios países que deben poner en su panel de valoraciones.

¿Cómo sabrán cuál es el lugar ideal para ustedes? Revisen los atractivos que ofrece cada uno de ellos y que más empatan con sus intereses o estilo de vida. A los que disfrutan de la buena cocina este listado les servirá como guía de los lugares que ofrecen una gran variedad de sabores y platillos para experimentar el verdadero arte culinario. ¡Preparen el babero!

Francia

Francia se distingue en todo el mundo por su excelencia en la gastronomía y exporta grandes chefs a todo el mundo. Durante mucho tiempo se ha mantenido en tendencia por la gran cantidad de restaurantes sofisticados donde podrán deleitarse con una cena romántica con un vestido elegante de noche o disfrutar una cita casual en uno de los múltiples bistrós donde se ofrece una gran variedad de platillos típicos.

Desde 2010 la cocina francesa ya forma parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Entre los principales platos que ofrecen se incluyen las crepas, el ratatouille, el fondue de queso, el quiche Lorraine, la bullabesa y toda una variedad de quesos y lácteos. También produce las champañas más reconocidas y exquisitos vinos.

¿Qué opinan de desayunar un clásico croissant y un café au lait con la vista a una de las ciudades más hermosas del mundo? Empiecen el día con energía, pues este destino, uno de los más populares entre los enamorados, les prepara múltiples atractivos turísticos. En una luna de miel en París podrán disfrutar de grandes íconos como la Torre Eiffel, obras de arte en el Museo de Louvre y grandes espectáculos musicales en el Moulin Rouge. Y si quieren conocer el Mediterráneo, la Costa Azul francesa comprende varias ciudades que estarán deseosos de conocer.

Italia

Desde Italia para el resto del mundo, ¿quién no ha comida una pizza? Además de este popular platillo, Italia tiene gran variedad de sabores que les permitirán disfrutar la cocina mediterránea de herencia romana. Dentro del país existen diferentes sazones entre los que encontrarán las pastas ya sea a la boloñesa o pomodoro, toda una variedad de pizzas rústicas, risoto y ensaladas aromáticas con albahaca, tomate y mozzarella con el puro sabor italiano. Entre las bebidas destacan los vinos y licores como el Amaretto, Limoncello y la Sambuca.

Si tendrán una luna de miel en Roma, los postres merecen una mención aparte. Podrán dar un paseo romántico intercambiando pensamientos de amor cortos refrescándose con un cremoso gelato. Y si aún no están convencidos por los pasteles de fondant para boda que han probado, encontrarán inspiración en la suculenta repostería como el tiramisú, la panna cotta y el contraste de los cannoli y la tarta genovesa.

España

Otro de los paraísos gastronómicos que destaca en Europa es España. Entre los platillos estelares de este país se encuentran los embutidos ibéricos, cuyo gran protagonista es el jamón ibérico, y los vinos, que tienen fama internacional.

Además de carnes, los paladares más sofisticados encontrarán una gran gama de pescados y mariscos cocinados con múltiples ingredientes y especiales técnicas culinarias, como el pulpo al ajillo, los calamares en su tinta o el bacalao a la vizcaína. Y no regresen sin comer una auténtica paella valenciana, un tradicional gazpacho de verduras, una tortilla española de papas y unas tapas acompañadas de vino tinto.

En Madrid encontrarán arquitectura, historia, arte y mucha vida urbana. Si viajan en invierno, nada mejor para entrar en calor que un buen cocido madrileño, que es un guiso con garbanzos, carnes y verduras. En Barcelona admirarán la espectacular arquitectura modernista. El templo de La Sagrada Familia los dejará sin aliento y, después de una agradable caminata, habrán hecho espacio para el postre. ¿Qué tal una crema catalana o leche frita? Tendrán una luna de miel que no olvidarán.

China

Pasando a otro continente, en Asía, encontrarán una de las cocinas más ricas del mundo que, además de caracterizarse por platillos saludables, experimenta la mezcla de sabores: salados, dulces, ácidos y picantes logran contrastes muy interesantes.

China es un país que les ofrecerá lugares con enigmáticos paseos culturales e históricos y ciudades casi futuristas llenas de modernidad y tecnología. La cocina de este destino asiático incorpora una gran cantidad de productos que ponen sabor a sus platillos típicos, dentro de los cuales encontrarán chop suey, chow mein, fideos con verduras, mariscos, pollo, cerdo y ternera, arroces fritos con huevo y vegetales y sopa de wonton, por mencionar algunos.

Unos de los principales ingredientes que dan sabor a la cocina china son el jengibre, la cebolla y el ajo. Así que si les encanta la comida china (y bien condimentada) exploren la posibilidad de ofrecer un banquete de bodas inspirado en estos platos ancestrales.

Japón

Si bien existen algunas similitudes en los ingredientes de las cocinas china y japonesa el sazón y sus platillos son muy diferentes. En Japón degustarán el original sushi, sin las transformaciones con las que se ha interpretado en los demás países del mundo.

Al momento de ordenar un ramen (caldo) o un udon (fideos) con mariscos y acompañado de cebollín, te recomendamos un peinado recogido para no ensuciar tu pelo. La mezcla de arroz con verduras, hongos y carnes de pollo, res y cordero también les conquistarán por el estómago.

Los gustos más refinados se deleitarán con los más frescos pescados, preparados en sashimi de salmón, atún o mariscos. No dejen Japón sin comer tempura, teppanyaki y yakisoba, que son fideos fritos con verduras y proteínas de su elección. Para cerrar con broche de oro, elijan un mochi como postre. Se trata de un pastelillo hecho de pasta de arroz y relleno de pasta dulce de judías o frutos como mermelada de melón. En una mesa de dulces para boda con sabores internacionales podrían incluir este exótico postre.

India

Si gustan de los sabores más fuertes y condimentadoss, la cocina india se caracteriza por la mezcla es especias, hierbas y sabores picantes, como el chile, la mostaza, el curry, el cilantro, el jengibre y el cardamomo. En combinación con el arroz, las lentejas y los garbanzos son la base de su alimentación. La diversidad de platillos agrega además un valor medicinal, debido al empleo de hierbas aromáticas.

Experimentarán sabores únicos: para empezar, una samosa, que es un tipo de empanada rellena de papa y verduras, seguido de un kati roll, que es un kebab relleno de carne de cordero y verduras. Obligado también es el curry con papa, especias y verduras. Para beber, un masala chai caliente, que es un té a base de agua o leche acompañado de cardamomo, pimienta o clavo, o un refrescante chaas, que a base de yogur, sirve para hacer una buena digestión.

Si son fanáticos de esta cultura, inspírense en sus coloridas telas. Por cierto, según las tradiciones hindúes, los vestidos de novia deben ser rojos, lo cual puede acostumbrar a los ojos acostumbrados a ver en blanco en las imágenes de vestidos de novia. No obstante, tampoco generalicen, pues en India hay cerca de un 30% de la población que profesa otras religiones.

Australia

Si bien Australia es mejor conocida por sus atractivos turísticos, que incluyen los mejores arrecifes del mundo, las playas, el ecoturismo y la biodiversidad, también tiene mucho que ofrecer en cuanto a gastronomía se refiere. De influencia británica, en combinación con la cultura autóctona, degustarán variedad de platillos muy diferentes en su preparación.

Incluyan en su viaje el típico meat loaf o pastel de carne, fish and chips, que es pescado frito acompañado de papas a la francesa, canguro a la parrilla o carne de cocodrilo. Como postre, pidan una porción de pastel pavlova, hecho a base de merengue y frutas, y cuya receta original reivindican Australia y Nueva Zelanda.

Perú

Aterrizamos en América. Perú destaca por la gran cantidad de restaurantes y chefs reconocidos en todo el mundo y la autenticidad de su gastronomía. En 2016 ganó el reconocimiento al mejor destino culinario del mundo. Gran parte del éxito de la cocina peruana se debe a la mezcla de culturas inca e hispana durante la colonización, además de otras muchas influencias asiáticas, europeas y africanas.

Para decir que visitaron Perú no podrán regresar sin comer un famoso ceviche, causa limeña, ají de gallina, cuy, camarones acaramelados, lomo saltado y pollo a las brasas. Los principales ingredientes que se emplean en su gastronomía son las papas, los chiles, pescado, maíz y limón.

México

Nuestro país también ha sido mundialmente reconocido como ícono de la gastronomía y por eso la cocina mexicana ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Los principales ingredientes que destacan en los platillos son jitomate, chile, maíz, nopal, res, pollo y cerdo.

Hay un sinfín de sazones y recetas dependiendo de la región del país que visiten, pero en general encontrarán dentro de los más famosos los tacos, enchiladas, pozole, quesadillas y tamales, todos con el sabor picosito que caracteriza al país. Sería interminable hablar de la gastronomía de cada estado, por lo que elegimos un destino en la costa del Pacífico y otro en el Caribe que además ofrecen atractivos turísticos y paisajes para una deliciosa luna de miel en playa.

Sinaloa

Sinaloa ofrece lo mejor del mar y de la tierra, ya que cuenta con los más suculentos y frescos mariscos del país. Disfrutarán de un día en la playa acompañado de un ceviche, el típico aguachile o un coctel de camarones gigantes. Para los que prefieren la carne, hay varios platillos preparados con un sabor característico del norte, desde los puestos de tacos y carne asada, pasando por el chilorio y la machaca.

Para refrescarse nada mejor que una cerveza local o una deliciosa agua de cebada. Si tendrán su luna de miel en Mazatlán, no olviden empacar los vestidos para fiesta en la playa para salir a tomar una copa en la plaza Machado o bailar en una de las discotecas del malecón en Mazatlán.

Yucatán

Además de ofrecer paisajes impresionantes, playas color turquesa y místicos cenotes, de luna de miel en Yucatán podrán degustar los más deliciosos manjares basados en la cultura maya y la mezcla con la cultura española. Entre sus platillos, principalmente elaborados a base de carne de cerdo y sazonados con especias, deberán probar la cochinita pibil, papadzules, panuchos, poc chuc, queso relleno, salbutes, sopa de lima y la peculiar carne de faisán, venado y jabalí. Para un paseo al atardecer, una marquesita es el postre típico, que contrasta el sabor dulce de una crepa crujiente y el queso bola.

Sin duda, este recorrido culinario les ayudará a elegir el destino ideal para su luna de miel, en la cual disfrutarán de la más reconocida gastronomía del mundo y pasarán momentos inolvidables. Aunque ya habrán entregado a sus invitados sus recuerdos para boda originales, enviar a sus más allegados una postal de otra parte del mundo u obsequiarles un souvenir a su regreso será un bonito detalle. Y ahora que ya soñaron con remotos paraísos culinarios, ¿tomaron nuevas ideas para sus estaciones de comida en la recepción? ¿o solo pueden pensar en los vestidos de fiesta que querrán empacar para recorrer restaurantes en su luna de miel gastronómica?