Miguel  & Lizzy
Boda de Miguel & Lizzy

Una crinolina es una prenda rígida o semirrígida cuya principal misión es aportar volumen y dar soporte a una falda. Este pieza puede hacer que los vestidos de novia corte princesa que tanto gustan a las prometidas más tradicionales adquieran aún más vuelo. Y si el peinado de novia es romántico, el juego es perfecto. Si ya tienes claro que, entre todos los vestidos de novia disponibles, te cuesta resistirte a los que tienen faldas amplias por su aire de cuento clásico, hay varias cosas que te interesará saber sobre las crinolinas de novia.

Una prenda con una oscura historia

¿Conoces la historia de este accesorio? Esta práctica prenda para las mujeres que aman las faldas con volumen carga con precedentes algo agitados. Muertes de mujeres, burlas hacia quienes las usaban y mentiras para que dejaran de hacerlo son solo algunas de las anécdotas que envuelven a esta, ahora, inofensiva prenda.

Entre 1840 y 1870, empieza a consolidarse el uso de la crinolina entre las clases adineradas, primero en Inglaterra y Estados Unidos. Esta prenda llegó para reemplazar a las seis enaguas o capas de tela que muchas mujeres llegaban a usar para agregar amplitud a sus faldas. ¿Se imaginan el peso? La crinolina era una opción mucho más ligera, cómoda e incluso dotaba de más volumen a los vestidos. Su formato también era bastante diferente al que tienen hoy en día.

Incendiaron, literalmente, la moda

El alivio de que se hubiera diseñado este moderno accesorio se vio opacado por las más de 3 mil muertes que sucedieron durante una década por su uso. Y es que los materiales con los que estaban hechas en aquel momento eran crines de caballo alineadas con finos alambres y forradas con tela. Si bien estos materiales eran capaz de levantar la falda, darle un movimiento estable y mantenerla con vuelo, también eran de rápida combustión. Con un poco de calor o una chispa accidental se prendían rápido y se pegaban al cuerpo de forma inmediata. 

De producirse tan dramático suceso, su estructura en forma de jaula: circular, algo rígida y con delgados aros de acero, hacía casi imposible que la mujer pudiera librarse de ella. Y si alguien más tenía la noble intención de ayudarla, el fuego alcanzaba a las dos personas, como sucedió con dos hermanas de Oscar Wilde.

A pesar del riesgo de morir incendiadas o de quedar atrapadas en las ruedas del carruaje, la demanda de esta prenda incrementó tanto que algunas empresas llegaron a fabricar hasta medio millón en una semana. Además, la prenda se hizo accesible para todas las clases sociales, por lo que se puso de moda. Claro que, entre unos y otros diseños, se distinguía la calidad de los materiales. Eso no importaba, porque cualquier mujer de la clase más popular podía lucir su vestido ampón.

Al principio, no cayeron bien a todos

Los periódicos y las revistas no tardaron en hacer objetos de burla a aquellas mujeres que usaban crinolinas o miriñaques, como también se las conoce, y publicaban caricaturas con imágenes ridículas. Luego, para disuadir a las mujeres de usarla, se corrió el mito de que quienes usaban crinolina renegaban del cristianismo. Y así fue que el interés del volumen en la falda fue disminuyendo. Interesante, ¿no?

Afortunadamente, esta prenda ha evolucionado y hoy es uno de los infalibles aliados para dar volumen incluso a la parte baja de los vestidos de novia corte sirena. No te angusties, que ya no se fabrican crinolinas con crines de caballo. ¿Quieres saber cómo son ahora?

Aliada para el volumen

Victor Valdes Photographer
Victor Valdes Photographer

Puede que todavía no decidas si llevarás un atrevido vestido de novia moderno en línea evasé, uno tipo midi, uno de encaje o uno con bordados en la falda que necesitan verse extendidos. Pero tal vez lo que sí tienes claro es que, entre los vestidos de novia 2019, tu vista siempre se dirige a los que tienen más volumen, aunque solo sea en la parte inferior de la falda. 

La crinolina será tu complemento perfecto, ya que, además de dar volumen a la tela, que es su principal función, también evita que el vestido se meta en tus piernas, lo cual es útil para que no tropieces al caminar o al momento de bailar.

Tipos de crinolinas

Pronovias
Pronovias

Estos son los principales tipos de crinolinas actuales, también conocidas como cancanes en algunos países. Recuerden que también se pueden decorar con encajes y bordados. No dudes en preguntar en la tienda de vestidos de novia donde adquieras el tuyo cuál es la forma y el estilo que más te conviene.

Crinolinas de tul

Este tipo de crinolinas llevan tul en la parte donde se requiere el volumen, ya que su textura almidonada y abultada permite dar la intención deseada. Son las más comunes y se ajustan para todo tipo de vestido.

Crinolinas de pellón

El pellón es una tela más agradable al tacto que el tul, lo que hace que la crinolina sea más cómoda, aunque su efecto de volumen es menor. Es ideal para vestidos que necesiten un abultado discreto, como las faldas corte A.

Crinolinas con aros flexibles

Si eres una novia tradicional y quieres llevar un vestido con una falda muy amplia y esponjada, esta es la crinolina ideal. A cambio de lo espectacular que hacen lucir, los aros pueden ser incómodos al movimiento y, si no se cuida bien el detalle, pueden marcarse a través del vestido o en tomas a contraluz.

Ahora sí, ya sabes lo que puede hacer una crinolina por tu vestido y hasta puedes sorprender a tus amigas con la interesante historia que hay detrás de esta prenda. Comparte con tus invitadas esta información para que elijan la que mejor quede con sus vestidos de noche en caso de que quieran aportarle un extra de vuelo. Haz una reunión con tus damas de honor y definan si sus vestidos de fiesta largos lo necesitan; será un buen pretexto para convivir antes de la boda.