Wtoo
Por Wtoo

Para una invitada de boda, el vestido de fiesta es (casi) tan importante como el vestido de novia para la prometida. Y aunque ni de lejos tengan el mismo protagonismo en la celebración, seguro que quieres lucir bella para acompañar a los novios en un momento tan especial como su enlace matrimonial. Si los textos de la invitación de boda ya revelan que el festejo será verano, ¡prepárate para verte hermosa! Entérate de cuáles son los colores más indicados, los tejidos más apropiados y hasta los accesorios que puedes usar para estrenar un look de 10.

Tejidos vaporosos y muy cómodos

La gasa es de las telas más usadas para los vestidos en verano, ya que es fresca y su movimiento es suave. El encaje chantilly también se usa mucho en estos meses veraniegos, sobre todo en prendas con estilo lencero que son ligeras, sensuales y con moderadas transparencias para hacerle frente al calor. En tanto, el tul y la seda se usan más para vestidos elegantes o para celebraciones nocturnas. 

Colores que no pasan desapercibidos

Definitivamente este verano destacará el look de las invitadas en living coral, nombrado Color del Año por el Pantone Color Institute. Su energía, intensidad y dinamismo lo colocan entre los favoritos para los vestidos de fiesta 2019, pero ¿qué otros colores lo escoltan?

Los tonos rojo con matices naranjas lucen perfectos en verano y para bodas en exteriores, sin importar si son en el día o por la noche. Resáltalo más al combinarlo con accesorios plateados, aperlados o de colores nude o beige. Los rojos más intensos son ideales para las bodas nocturnas y con un toque más elegante. El vino, el tinto y el jester red quedan bien con cualquier tono de piel, por lo que morenas, rubias y blancas podrán sacarle jugo a estos colores.

La feminidad que aporta el rosa debe aprovecharse en esta temporada en la que todo se pinta de colores gracias al clima lluvioso en la mayoría del país. La variedad de tonos rosados favorece a todo tipo de chicas, desde las que son soñadoras y eternas románticas hasta las más glamorosas y sofisticadas. 

Pero si confías mucho en tu belleza, elige un amarillo vibrante, uno de los colores veraniegos por excelencia. Fresco, lleno de vitalidad y juvenil, este tono quedará muy bien en los vestidos para fiesta en jardín y en personalidades igual de extrovertidas que el color.

Por último, el azul, que va con todo tipo de fiestas: de día, de noche, en interior, en exterior, en bodas sofisticadas o sencillas. Es un color tan versátil, elegante y adaptable, que seguro te verás hermosa con una prenda de esta tonalidad. Elige uno más vibrante y llamativo para una celebración diurna y un vestido de noche azul rey o en tonos índigo y marino para una boda al atardecer.

Estampados vibrantes

La mayoría de las propuestas para vestidos elegantes para fiesta son de colores lisos, lo que permite que puedas usar accesorios llamativos o contrastantes que realcen tu look. Sin embargo, en verano también encontrarás combinaciones de colores vibrantes, con diseños geométricos, lunares y, por supuesto, flores.

Recuerda que, para no saturar, cuando uses un vestido estampado es mejor decantarse por accesorios lisos, discretos y de colores neutros. De esta manera, evitarás que tu look se vea exagerado o recargado.

¿Largo o corto?

¡Los dos! Mostrar más o menos pierna va a depender de la hora del evento y la formalidad de la celebración. Se puede utilizar vestido de fiesta corto para el día y largo para la noche. Sin embargo, dependiendo de la personalidad y el estilo de la celebración, se puede jugar con el largo del vestido.

El corto es más jovial; el largo es más formal y el midi es muy versátil. También los conjuntos de pantalón y los jumpsuits son modernos, urbanos y muy favorecedores. ¿Tú qué estilo prefieres?

Aplicaciones o detalles para realzar el look

Debido a que el verano invita más a un look fresco, deja los brillos para la noche, pero tampoco abuses de ellos en esta temporada. Lo mejor es usar accesorios sobrios, de colores neutros y discretos.

Se vale usar lentes de sol y sombreros, sobre todo si recibiste una invitación de boda original que indica un horario diurno y una celebración en exterior. Pero no lleves cualquiera, armoniza ambos accesorios con el resto de tu outfit. Busca marcos metálicos o hasta de colores según el color de tu vestido. Tampoco olvides el bloqueador, no es un accesorio pero te servirá para protegerte del sol.

En cuanto a los zapatos, las alpargatas y cuñas son los ideales para mantenerte fresca. Además de su comodidad, evitarán accidentes e incomodidades, como que se hunda el tacón en el pasto, cuando las bodas son en jardín.

Cuando se prevé que la noche alcance temperaturas más bajas de las habituales en verano, es recomendable llevar una chalina o una prenda extra que haga juego con el vestido de fiesta. Las de colores neutros quedarán muy bien básicamente con cualquier color que hayas elegido para tu prenda.

Si ya pasaste a la siguiente fase y estás pensando en el peinado para boda que vas a llevar para combinar con tu vestido de noche, lo mejor es que elijas uno de acuerdo con la forma de tu rostro y que no oculte las joyas que tengas pensado utilizar. Si son unos aretes largos y vistosos, lleva el pelo medio recogido y si son pequeños, mejor mantén retirado el cabello de la cara. Inspírate con la fotogalería de vestidos de este artículo para lograr un look veraniego, fresco y encantador. Pero si necesitas más, sumérgete en el catálogo de vestidos de noche de Bodas.com.mx y descubre las marcas más sorprendentes.