Monique Lhuillier
Monique Lhuillier

¿Sueñas con llegar al altar luciendo un vestido de novia con gran volumen? Sin duda, el corte princesa es para ti, pero no solo puedes tener mayor dimensión en la falda, también es posible lograrlo a través de las mangas, en los detalles como los moños, las telas en las que se confeccionan o aplicaciones que refuercen su aspecto. Descubre con nosotros cómo lograr este objetivo para que tu elección sea un acierto.

El corte princesa

Aire Barcelona
Aire Barcelona

Un corte tradicional y romántico que tiene una falda muy amplia y voluminosa que empieza en la cintura. La maniobra de hacer drapeados y plisados desde la cintura también resulta en una amplitud tan favorecedora que es otra razón poderosa por la que los diseños princesa son tan amados.

Aunque la crinolina es una buena opción para agregar vuelo al vestido, este también se puede conseguir mediante tejidos más gruesos como el mikado, el shantung o con la suma de capas de telas livianas como el tul y la organza.

Tejidos y telas gruesas

Jesús Peiró
Jesús Peiró

¿Telas para hacer vestidos con volumen? Los tejidos granulados como el piqué o el otomán, ambos con aspecto mate, permiten diseños más voluminosos que otros más lisos y fluidos. Además de elegantes son muy convenientes para quienes buscan una tela más abrigadora en el otoño y el invierno. Su rigidez realza las líneas del corte, ayuda a estilizar la figura y facilita que no se arrugan fácilmente.

Por el contrario, si buscas texturas de acabado lustroso, prefiere los tejidos con acabados satinados como el mikado, el tafetán o el dupión.

Vestidos arquitectónicos

Galia Lahav
Galia Lahav

Los vestidos de arquitectura robusta que evocan la época victoriana también se encuentran entre las propuestas vintage más glamurosas.

Las estructuras ganan volumen gracias a talles muy adornados como los vestidos de novia de encaje que se inspiran en los brocados y faldas de telas gruesas más que vaporosas. También se pueden identificar por otros elementos atemporales y con cierta esencia vintage que acompañan estas siluetas, por ejemplo, corsés, mangas abullonadas, hombros caídos o cuellos altos.

Faldas multicapa

Adriana Alier
Adriana Alier

Además de los vestidos de novia con manga, los holanes se ven en las faldas para aportarles volumen en desniveles. Suelen confeccionarse con tejidos vaporosos como el tul o la gasa para que la forma sea más dinámica.

Los diseños muy esponjosos y con holanes a la cintura son recomendables para novias delgadas. Los vestidos de novia corte sirena con drapeados asimétricos y volantes más discretos en la parte inferior, pueden ayudar a equilibrar siluetas de talla grande.

Las sobrefaldas

Valerio Luna
Valerio Luna

¿Te gustaría lucir vanguardista y a la vez sentirte como una princesa? No necesitas cambiar de vestido para lograrlo; ya que, las faldas superpuestas ofrecen un look 2 en 1.

La clave está en el contraste de volumen con siluetas rectas, vestidos cortos y trajes con pantalón. El efecto se acentúa si el tejido de la falda extraíble es diferente al del vestido o traje.

Caudas capilla y catedral

Demetrios
Demetrios

La longitud de las caudas es otra forma de lograr vestidos de novia con mucho volumen. La conocida como cauda capilla que puede medir un metro y medio es la más usual y cómoda para caminar.

Por su parte, la cauda catedral, que visualmente es más amplia, alcanza los dos metros, y puede acompañar vestidos de corte clásico como aquellos más innovadores con holanes. Gracias a estas dimensiones es posible transformar un diseño.

Moños XXL y aplicaciones 3D

Ines Di Santo
Ines Di Santo

Las aplicaciones maximalistas son recursos que aportan volumen de una manera muy estratégica. De acuerdo con la parte del cuerpo que se quiera enmarcar, pueden ir en el cuello en los hombros, en la espalda o en la cintura.

Las superposiciones tridimensionales son alternativas más sutiles y delicadas con las que también los vestidos de novia modernos se robustecen.

¿Y cómo elegir el volumen ideal?

Morilee
Morilee

Además de los gustos, estilo y personalidad, las maniobras de volumen deben ir acorde con el tipo de silueta. El corte princesa sienta bien a cualquier figura, sin embargo, para sacarle el máximo partido, para la talla plus size son preferibles las faldas de capas rectas, asimétricas y no excesivamente esponjosas. Si la espalda es más ancha que las caderas, el volumen debe ir en la parte inferior y viceversa.

En las siluetas reloj de arena, el volumen debe repartirse en todo el vestido. Esto no significa que de cabeza a pies lleve holanes, sino que, se deben dosificar estratégicamente para enfatizar (o no) las curvas de quien lo luce.

Los estilos y recursos son variados para logar vestidos de novia con volumen, solo debes decidir cómo y en dónde lo aplicarás. Aventúrate a explorar todas las opciones hasta que encuentres el ideal, además, ¿cuándo tendrás otra oportunidad de lucirlo?