Después de enviar las invitaciones de boda, después de gestionar la emoción de encontrar el vestido de novia, después de buscar la banda y el menú. Después de los nervios y del estrés por los preparativos y luego de la emoción de la fiesta, nada mejor que disfrutar del viaje de novios. Prepárense para que el gozo empiece desde el trayecto. Con esta guía sobrevivirán al vuelo, por largo que sea, y hasta tendrán tiempo para escribir pensamientos de amor y sacar juegos de mesa… ¡tal vez hasta en otros idiomas!

1. Prepárense para la aventura

Los aviones tienen condiciones muy particulares: el movimiento, el clima y la presión cambian durante el vuelo. Tener un panorama de estas características les ayudará a prepararse mejor.

La altura de los aviones en el aire suele ser de entre 1,500 y 2,500 metros. La presión barométrica y la sensación del oxígeno pueden ocasionar leves mareos y sensación de oídos tapados, especialmente al despegar y aterrizar. Para destaparlos, pueden sonarse la nariz con un pañuelo, tratar de bostezar o mascar chicle. También es recomendable que lleven una dieta ligera desde el día anterior al viaje, para prevenir malestares estomacales.

La temperatura a bordo es fría y seca. Pueden experimentar resequedad en la garganta, la nariz y los ojos. Intenten no beber alcohol ni café antes de su viaje para sentirse más hidratados. 

EurotravelEurotravel

2. Ropa cómoda para viajar

Además de pasar mucho tiempo en el mismo lugar, tendrán que someterse a las condiciones del avión y de las alturas. Algunas molestias comunes son sentir los pies hinchados, dolor de espalda y dolor de piernas. Por eso, necesitarán ropa holgada y muy cómoda, de preferencia con fibras suaves. No olviden meter los vestidos de coctel en la maleta, pero, a bordo, mejor lleven conjuntos cómodos para que sea más sencillo intercambiar cada parte si es necesario.

De preferencia, no usen productos en el cabello ni maquillaje. Lleven zapatos deportivos, sandalias o pantuflas cerradas, para que puedan descansar sin tener que descalzarse. Usen plantillas de gel para que sus pies estén relajados y frescos.

3. Elementos básicos de higiene personal

Aunque muchas aerolíneas obsequian paquetes con elementos básicos de aseo, prepárense con pequeñas presentaciones de toallitas húmedas, pasta y cepillo de dientes, gel antibacterial o pañuelos, entre otros. De hecho, si están buscando recuerdos para boda útiles, un paquetito con estas piezas será un gran detalle que podrán aprovechar tanto como los invitados.

Reserven un lugar especial en su equipaje de mano para los elementos personales imprescindibles: pastillas para el mareo, gotas para los ojos, antigripales… Si tienen dudas sobre lo que pueden llevar, consulten los reglamentos para equipaje de mano en su aerolínea. Empaquen todo en pequeños envases de plástico o de formas compactas, para ahorrar espacio.

Los humectantes son básicos para viajes largos: una crema e incluso algún aceite o loción los ayudarán a relajarse y a sentirse mejor durante el vuelo. Hasta pueden compartir un masaje relajante a la mitad del camino.

4. Equipaje de mano perfectamente calculado

Su equipaje de mano debe ser preciso: además de estar bien ordenado, debe llevar lo necesario sin pesar mucho. Antes de que otra cosa pase, guarden su documentación en un compartimento seguro. Incluyan una libreta o carpeta con su itinerario, una guía de viaje y otras notas: siempre es bueno llevar un respaldo para la tecnología.

Lleven una prenda extra para abrigarse, especialmente si vuelan de noche. Carguen una muda con ropa propicia para el destino al que viajan. Lo agradecerán si su equipaje documentado llegara a extraviarse o si hubiera retrasos en el aeropuerto. Si el viaje tendrá escalas, incluyan una muda más: ropa interior y playeras serán los elementos más prácticos y necesarios.

Procuren mantener ordenado y despejado su asiento. Guarden su maleta o su bolsa en el portaequipajes de la cabina o bajo el asiento delantero y usen solo una cosa a la vez para no dejar nada abandonado.

MarplayMarplay

5. Menú especial para viajeros

Investiguen con anticipación las opciones del menú que ofrece su aerolínea. Si necesitan una dieta especial, verifiquen que su vuelo cuente con opciones adecuadas. Aunque se cree que está prohibido ingresar comida a los vuelos, esto solo aplica a los líquidos de más de 100 ml., por lo que pueden preparar raciones pequeñas de las golosinas de su mesa de dulces para bodas o de sus bocadillos favoritos para complementar o sustituir la comida de su vuelo.

6. ¿Almohada extra?

Una almohada nunca está de más, pero en vuelos largos es simplemente infaltable. La mayoría de las aerolíneas les proporcionará cojines y mantas, pero seguramente estarán más cómodos con una almohada ergonómica. Encontrarán muchos paquetes de almohadas para el cuello y antifaces para descansar al máximo.

7. El mejor horario para viajar

Es recomendable realizar los vuelos más largos durante la noche. Así podrán descansar y no padecerán el temido jet lag, es decir, la sensación de cansancio y somnolencia que se produce con los cambios de horarios. En la organización de su viaje, agenden sus horarios de sueño: ¿tendrán que dormir en el avión o llegarán directamente al hotel para descansar?

8. Ejercicios para viajes largos

Ensayen una rutina de yoga para avión: ejercicios sencillos que puedan realizar desde su asiento para estirar los hombros, el cuello y la espalda. Realícenla una o dos veces durante el vuelo para sentirse más descansados.

Procuren caminar cada dos horas para activar la circulación y evitar malestares en las piernas. Además de caminar por el pasillo, pueden hacer sencillas flexiones y mover los tobillos y los pies. Cada vez que se estiren, pongan atención en su respiración: se relajarán y se oxigenarán correctamente.

9. Diversión en el avión

¡Planeen entretenimiento! Para tener un plan B en el caso de que los contenidos precargados en las tabletas de su vuelo no terminen de satisfacer sus gustos o su viaje tenga escalas largas, lleven libros, tabletas con juegos, consolas portátiles, papel y pluma, cartas… ¡o inventen juntos un juego para el avión! ¿Quién será capaz de escribir los pensamientos de amor cortos más bonitos? ¿Quién recordará más detalles de la boda en menor tiempo?

Si quieren usar sus propios audífonos para escuchar música o el audio de las películas del avión, carguen un adaptador. La entrada para audífonos de los sistemas de entretenimiento en el avión es especial. También pueden llevar un adaptador con entrada doble para compartir música en un reproductor electrónico.

10. Los mejores asientos para volar

Si reservan con suficiente antelación su vuelo, podrán elegir los mejores asientos. Piensen en lo que será más cómodo para ustedes: en los asientos junto al pasillo podrán estirar las piernas constantemente y junto a las salidas de emergencia tendrán más espacio. Si necesitan privacidad y tranquilidad, aléjense de los asientos especiales para niños y de los sanitarios.

Los asientos delante de las cortinas o paredes también pueden ofrecer comodidad. Si quieren un servicio más ágil, siéntense junto al pasillo o en la parte posterior del avión: los sobrecargos estarán más cerca de ustedes. Si en su vuelo hay asientos desocupados y quieren ocuparlos, pidan permiso a la tripulación.

En algunas aerolíneas podrán elegir dónde quieren sentarse cuando realicen su reservación, mientras que otras les darán las opciones unos días antes del vuelo. También pueden consultar sitios web especializados, como SeatGuru, para encontrar las mejores opciones según el tipo de avión y el número de pasajeros.

11. ¡Viajes de lujo!

Si tienen la posibilidad, opten por una clase superior a la turista: negocios, turista plus o de primera clase. Analicen la relación entre comodidad y precio para elegir una opción que les convenza. Piensen en sus prioridades: algunas aerolíneas ofrecen servicios extra de comodidad o entretenimiento.

12. Preparen el inicio de la mejor luna de miel

Aprovechen para documentarse sobre su destino y planear detenidamente su luna de miel. Revisen y lleven guías, documentales, revistas, libros o cualquier cosa que les sirva para conocer su destino lo mejor posible. Además, aprovechen este tiempo para investigar y organizar su itinerario. Con aplicaciones y audios, incluso pueden aprovechar el vuelo para aprender frases en un nuevo idioma.

Inicien su luna de miel registrando cada evento en una libreta especial: anoten los detalles de su viaje que les trajeron recuerdos de las flores para boda, la ambientación o los colores de los vestidos de fiesta que lucieron las damas de honor. Entre más detallada sea su organización, con mayor plenitud podrán vivir su aventura. ¿Listos para despegar?