Eduardo Dávalos FotografíaEduardo Dávalos Fotografía

Hay parejas a las que les resulta más fácil escoger el destino de su luna de miel que decidir el color de las invitaciones de boda. Pero no se preocupen si están en el lado opuesto y no concretan un solo lugar. Cada vez son más las parejas que deciden hacer un tour y esparcir sus pensamientos de amor por varios destinos. En muchos casos, es la mejor opción para combinar el glamur de los vestidos de noche de algún lugar lujoso con las botas camperas de un viaje a la naturaleza.

Si están valorando la posibilidad de tener un primer viaje de casados de lo más variado, estos son algunos de los puntos mas importantes que tienen que tomar en cuenta a la hora de decidir los destinos de su luna de miel.

1. ¿Ya consideraron los gastos en transporte?

Clara GuerraClara Guerra

Si el tipo de viaje que planean lo realizarán por carretera, consideren si el viaje lo harán en vehículo propio o comprarán boletos de autobús. Por lo general, los viajes por carretera son más económicos que en avión y sus precios son más estables. En caso de que sean ustedes quienes vayan a manejar, también tendrán la flexibilidad de hacer las paradas que gusten. Así, disfrutarán de paisajes únicos de la naturaleza y del país que están visitando.

Calculen cuánto gastarán en gasolina y en peajes y, de ser el caso, cuánto costará la renta del auto. Si salen del país, investiguen si podrán manejar con su licencia mexicana y, en caso afirmativo, qué requisitos deberán cumplir para que sea válida.

Viajar en avión es más cómodo y les permitirá cubrir mayores distancias en tiempos menores. Es práctico cuando disponen de menos tiempo de vacaciones o cuando no tienen interés en conocer lo que existe entre dos puntos del mapa. Pero el avión es un servicio más costoso y estacional, pues los precios varían mucho según la temporada y el plazo con que adquieran los boletos.

Los precios de los viajes con múltiples destinos

La dificultad de incluir destinos múltiples en un mismo viaje reside en que no estarán contratando viajes redondos, solo varios trayectos de ida, por lo que el precio de la luna de miel puede subir de manera considerable. Un “truco” es comprar los boletos entre el lunes y el jueves, ya que el fin de semana los precios aumentan.

Si asumir en solitario la búsqueda de vuelos les resulta complejo, déjense asesorar por agentes de viajes especializado. Así como se asesoraron con profesionales de arreglos florales para bodas para que todo se viera perfecto, existen profesionales del turismo que les ayudarán a estar seguros de sus decisiones y hasta de conseguir los mejores precios.

2. Busquen equilibrio entre tiempo y distancia

SL FotografíaSL Fotografía

Los viajes con destinos múltiples son muy prácticos para aprovechar un trayecto largo y conocer ciudades lejanas a nuestro lugar de origen. Lo más recomendable es buscar destinos que no estén demasiado alejados uno del otro, ya sea que estén en el mismo continente o hasta dentro del mismo país. Especialmente, para economizar tiempos al momento de desplazarse de un lugar a otro.

Tengan en cuenta que en el viaje no solo invierten el tiempo del trayecto. También deben considerar los traslados a la central o el aeropuerto, los tiempos de espera hasta que abordan, la recogida de equipajes, la gestión del check in en el hotel y cualquier contratiempo. Así que valoren cuántas horas de sus vacaciones querrán dedicarle a este tipo de desplazamientos, especialmente si no tendrán muchos días. Ahora bien, si van a estar al menos una semana en cada lugar, la percepción es distinta.

3. Cuidado con el jet lag

Camilo Jaimes PhotographerCamilo Jaimes Photographer

Y hablando de traslados, el jet lag es el síndrome del cambio rápido de zona horaria. Es una descompensación horaria, un desequilibrio entre el reloj interno de una persona y el horario en el que está viviendo. El cuerpo tarda de dos a tres días, en los mejores casos, en asimilar el nuevo horario.

Obviamente, no es lo mismo cambiar el reloj solo una hora (por ejemplo, de la Ciudad de México a Cancún) que las siete horas de diferencia que hay entre la capital mexicana y Roma. Suele ser más lógico integrar en la ruta destinos en el mismo huso horario o cercanos al del primer destino, pues viajar a diferentes husos puede ser agotador. Es decir, si van a volar a París, aprovechen para conocer otras ciudades europeas en lugar de continuar después su ruta hasta Japón.

4. ¿Distintos climas? ¿Distintas maletas?

Citlalli Delgado PhotographyCitlalli Delgado Photography

Aunque puedan llegar a pensar que lo mejor es elegir destinos distintos como la playa y la montaña o ir a esquiar y después a un safari, consideren que el equipamiento y la ropa que necesitan para estos lugares son totalmente diferentes. Esto no significa que deban desterrar su sueño de planes combinados, sino que sean conscientes de que esto les impedirá viajar ligeros de equipaje.

Si eligen lugares climáticamente parecidos, cargar maletas extra y asumir cargos por equipajes especiales o por exceso de peso será un detalle menos por el cual preocuparse. Aun así, pueden lograr una combinación de aventuras y actividades con ciudades de climas parecidos. ¡En México también encuentran multitud de actividades y paisajes sin cambiar demasiado de clima!

Si tienen pensando hacer una sesión trash the dress con el vestido de novia para boda civil y el traje del novio, tienen que tomar en cuenta el espacio que va a ocupar dentro de la maleta.

5. Exploren todas las opciones

Mike Moss PhotographyMike Moss Photography

Las opciones son infinitas, pues pueden elegir entre destinos para relajarse, culturales, llenos de aventura. En definitiva, todo lo que estén buscando lo pueden programar para disfrutar a tope la luna de miel.

Como opciones donde nunca se acaban los múltiples destinos podrían hacer un tour de capitales europeas o visitar Nueva York y combinarlo con la región de los Grandes Lagos en Estados Unidos o bajar desde el sur de Brasil hasta Tierra del Fuego, en Argentina, en el Cono Sur de América.

6. Escuchen de otros, pero decidan solo ustedes

Alex & Pao PhotographyAlex & Pao Photography

Podría parecer que está de más dar este tip, pero muchas veces es muy fácil dejarse llevar por las opiniones de otras personas. Está muy bien escuchar y leer nuestras recomendaciones y las de sus seres queridos, pero cada viajero tiene motivaciones e intereses personales a la hora de emprender su camino.

Así como escucharon diversas opiniones sobre los recuerdos de iglesia para la boda, pero finalmente acabaron escogiéndolos ustedes, ahora es momento de pensar con qué destinos han soñado toda la vida y hacerlos realidad junto al amor de su vida. Seguro llegarán a un común acuerdo y ambos quedarán contentísimos con la luna de miel.

Ahora que tienen toda esta información, es momento de planear juntos la luna de miel. No olviden sus anillos de compromiso ni dejen de empacar algunos vestidos de coctel y todo lo que necesiten para disfrutar del primero de muchísimos viajes de casados que están por llegar.