By Love
By Love

Romántica y bohemia, ¿así quieren que sea su boda? Entonces, ¡las proteas son para ustedes! Es en los ramos de novia la forma en la que se incorporan a las bodas con mayor frecuencia, pero su belleza también puede lucir en el altar o pueden plasmarlas en las invitaciones de boda a modo de ilustración. En general, son flores grandes y longevas. Algunas especies más que otras lucirán perfectas en los centros de mesa para boda. Ideas hay muchas, pero antes ¡un poquito de su historia!

Proteas, ¿qué son?

Son plantas florales que pertenecen a la familia Proteaceae. Aproximadamente, existen 80 géneros y mil 500 especies. Se estima que aparecieron hace 300 millones de años en Gondwana. Posteriormente, la Pangea se separó, los dinosaurios se extinguieron y hoy la mayor producción de proteas se concentra, principalmente, en Sudáfrica y Australia.

En vez de los pequeños botones tupidos de pétalos que normalmente se ven en los catálogos de ramos de novia, las especies más famosas se distinguen porque están constituidas por grandes cabezas rodeadas de brácteas (hojas) robustas y sus tallos son gruesos y largos. La mayoría son inflorescencias, es decir, sus flores nacen de un solo tallo y también se caracterizan por ser duraderas.

Edgar Irving
Edgar Irving

¿Por qué se llaman proteas?

El nombre está inspirado en el dios griego Proteo, quien podía predecir el futuro y se transformaba en animales, plantas o elementos para escapar de quienes lo buscaban con la intención de conocer su destino. Como Proteo, estas flores adoptan una gran variedad de formas, tamaños y colores. Por lo que, en 1735, el botánico sueco Carlos Linneo las bautizó en su honor.

Flores & Amores
Flores & Amores

Principales tipos de proteas

Ya que conocen un poco más sobre las proteas, ¿qué les parecería incluir alguna de estas exóticas especies en su boda?

1. King

Este es el ejemplar más conocido y es la flor nacional de Sudáfrica. Se distingue porque su cabeza puede medir hasta 30 cm, haciendo que esta especie se considere como la más grande. El color de las brácteas varía de un blanco cremoso a un carmesí profundo, pero las de color rosa pálido con un brillo plateado son las más apreciadas.

Porpora
Porpora

2. Pincushion

Esta especie puede aportar a los arreglos de mesa para boda una forma muy peculiar y un brillante colorido. Su nombre se debe a que las alargadas y abundantes flores que nacen de su tallo con hojas verdes la hacen parecer un alfiletero. Las inflorescencias rojas y naranjas son las más usuales y predominan de julio a noviembre.

3. Queen

El tamaño de su cabeza la posiciona como la segunda más grande. Son esponjosas y tienen forma de copa. El color de sus hojas varía en función a su edad. Los ejemplares bebé se destacan por su color crema o blanco. Conforme van creciendo, pasan por el rosa, salmón, carmín y marrón. Ya en su etapa más madura, se vuelven verdosas y grisáceas. Las brácteas tienen barbas que pueden ser de color blanco, morado negruzco o marrón. Florecen principalmente de mediados de verano a mediados de invierno, alcanzando en septiembre su máximo esplendor.

Edgar Irving
Edgar Irving

4. Sugarbush

Más que una especie, se trata de un apellido que llevan las proteas con cabeza alargada en forma de cáliz. Entre los nombres más conocidos, se encuentran las Ladismith Sugarbush, Repens y Bot River Sugarbush. Son medianas y sus colores van desde el blanco y crema hasta una amplia gama de rosas y rojos.

Estas dulces flores deben su apellido a la gran cantidad de néctar que producen. Su cabeza llega a alcanzar los 8 cm de diámetro, es redonda y sus brácteas abren más que las de sus hermanas. Cuando maduran pueden hacer que los ramos de novia naturales se vean más silvestres. De su tallo nacen hojas verdes más largas que sus brácteas rosadas o marrones. Al centro crecen muchas florescencias muy finas y puntiagudas, como agujas de color crema.

5. Oleander leaf

Su cabeza es grande y redonda. El color de sus brácteas varía de verde cremoso a rosa plateado y carmín profundo. Lo más especial de estas flores es la “barba” de pelos que delinea las brácteas, contrastando su tono interno con negro, púrpura o blanco. Las damas de honor pueden portar esta flor en sus ramos para que sus vestidos elegantes de noche resalten más.

Leandro Ruiz
Leandro Ruiz

6. Waratah

Se conoce comúnmente como Waratah de Nueva Gales del Sur, ya que es el emblema floral del estado. Su cabeza mide entre 7 y 10 centímetros de diámetro. Está rodeada de brácteas que alcanzan de 5 a 7 centímetros de largo. Por lo general, las inflorescencias son de color carmesí y aparecen en primavera.

José Luis Photographer
José Luis Photographer

7. Blushing Bride

En comparación con otras especies, la textura de sus florescencias es suave y le dan una apariencia como de estrella. Se caracterizan por sus tonalidades que varían de marfil a rosa. En el centro, crecen flores más pequeñas y finas que abren paso al sobresaliente capullo. Suelen florecer en invierno y primavera.

“¡Las queremos! ¿Cómo las conseguimos?”

Bridal Creations
Bridal Creations

En nuestro catálogo de proveedores pueden encontrar una amplia gama de servicios especializados en arreglos florales para boda. Una vez que elijan el que más compatible sea con sus gustos y presupuesto, hay algunos puntos que deberán considerar a la hora de armar la lista de preguntas para su florista. A diferencia de la exótica ave del paraíso, las proteas no son flores para boda de nacionalidad mexicana y cuesta más trabajo conseguirlas. No muchos floristas las manejan y, si lo hacen, suele ser sobre pedido.

Si han decidido que quieren proteas para la decoración de su boda o en el ramo de novia, tomen en cuenta que la disponibilidad depende también de la temporada. Por ejemplo, la protea King es la que con mayor frecuencia se ve, pero su color y tamaño pueden variar si se cultiva en primavera o en invierno.

Ahora que ya saben cuáles son las especies más famosas, ¿qué tipo de protea les gustaría incluir en su boda? ¡Cualquiera lucirá espectacular!