Ramses Guerrero

Cuando estamos más relajados los pensamientos de amor y las ideas pueden surgir con mayor facilidad, pero si ya estás saturada de medirte vestidos de novia y ver opciones de arreglos de mesa para boda, es momento de un break. Ponte cómoda, préparate y disfruta con las mejores propuestas de matrimonio extraídas de la gran pantalla que hemos recopilado para ti. 

La mejor de mis bodas (The wedding singer)

“Quiero hacerte sonreír cuando estés triste, cargarte cuando tu artritis esté mal. Todo lo que quiero hacer es envejecer contigo”. Si aún no encuentras la melodía ideal para tu primer baile o para partir tu pastel de boda elegante, esta es una romántica opción. Interpretada por Adam Sandler, puede que te robe algún suspiro y alguna lagrimita como a Drew Barrymore, que también protagoniza la cinta.

Un amor para recordar (A walk to remember)

“El amor siempre es paciente y amable. Jamás es celoso. El amor nunca es jactancioso o engreído. Nunca es grosero ni egoísta. No se ofende y no se resiente. El amor no se complace en los pecados ajenos, sino que se deleita en la verdad. Siempre está dispuesto a perdonar, confiar, esperar y soportar lo que venga”. El amor de Jamie y Landon fue breve, pero más intenso de lo que probablemente muchos pueden sentir en toda una vida.

Él cumplió el mayor sueño de ella: casarse en la iglesia donde lo hicieron sus padres. Mientras cumplía otro, le pidió matrimonio y estas palabras fueron sus votos. Si de pensamientos de amor cortos se trata, sin duda este mensaje transmite lo que este sentimiento verdaderamente significa y que no siempre entendemos.

Quédate a mi lado (Stepmom)

Hay películas que logran jugar de principio a fin con todas las emociones humanamente posibles y, sin duda, esta es una de ellas. Luke, un hombre divorciado con dos hijos, le pide a Isabel, una joven fotógrafa sin hijos, que se case con él. La entrega de anillo de compromiso no implica circo, maroma y teatro; un día, lo que simplemente aparenta ser un cotidiano despertar matutino puede convertirse en un momento mágico.

No me olvides (Sweet home Alabama)

Es indiscutible que cada hombre tiene su estilo a la hora de impresionar a una mujer, pero Andrew Hennings apostó a ganar al proponerle matrimonio a Melanie. Llevó consigo no solo una sortija, sino toda una joyería completa de anillos de compromiso Tiffany.

Sex and the city

La primera vez todo fue espectacular: desde el vestido hasta el último detalle de lo que prometía ser el evento del año. Pero al final ¡no hubo boda! Mr. Big no llegó y Carrie quedó devastada. ¿Qué pasó? Bueno, no todo funciona a la primera y, sobre todo, como ellos querían estar juntos, comprendieron que casarse va mucho más allá de las apariencias de una fiesta. La segunda vez todo fue íntimo, personal y de ensueño. Compartieron su felicidad con sus seres queridos más cercanos y el amor, con todo y altibajos, prevaleció.

Realmente amor (Love actually)

En cualquier idioma, las acciones enriquecen el significado de las palabras y, como buen escritor, Jamie hace una magnífica selección para pedir matrimonio a su amada Aurelia, la cual te compartimos para que la incluyas en tu colección de pensamientos de amor para tu novio: “He venido aquí a pedirte que te cases conmigo. Sé que parezco una persona loca porque apenas te conozco, pero a veces las cosas son tan transparentes que no se necesitan pruebas”.

Sabemos que el simple hecho de ver el anillo de compromiso en tu mano ya te arranca suspiros, así que continúa con la planeación de tu día B, ¿cómo van los preparativos? Aprovecha para degustar opciones de pasteles de fondant para boda mientras disfrutas alguna de estas películas o repites tu favorita.