NBC
NBC

Drama, emoción, romance y mucho estilo: las bodas de Friends lo tienen todo. En una serie que inicia con una novia fugitiva y en la que un mismo personaje se casó tres veces, es de esperarse que abunden los vestidos de novia, conversaciones sobre los preparativos, vestidos de fiesta que marcaron tendencia y hasta inspiración para el soundtrack y los pensamientos para invitaciones de boda más románticos. Revivan las bodas de Friends y tomen nota de ideas de esta famosa serie noventera para su celebración.

La serie cumple 25 años

NBC
NBC

El 22 de septiembre de 1994 la cadena NBC transmitió por primera vez Friends, la serie que acompañó a millones de telespectadores durante 10 años y que nunca ha dejado de ganar nuevos seguidores. Considerada una de las mejores sitcoms de la historia, Friends dejó un legado de bromas, momentos románticos y frases inolvidables. Con motivo de su 25º aniversario, recordemos los momentos más emblemáticos con las bodas que se celebraron en la serie. ¿Listos para recuperar algunas ideas? Al menos las más románticas y atemporales.

1. El de la (no) boda de Rachel y Barry

NBC
NBC

Todo comenzó con una boda que no se llevó a cabo. En el mítico Central Perk estaban estos televisivos amigos tomando café cuando Ross deseó volver a casarse (después de su divorcio de Carol) y Rachel entró hecha un torbellino con un voluminoso vestido de novia corte princesa, velo, tiara y todo el ajuar.

Rachel huyó del altar al darse cuenta de que una vida acomodada al lado de Barry, el odontólogo prestigioso, no era lo que deseaba de verdad. A lo largo de la serie, se dan más detalles de su relación, como la infidelidad de Barry y la despedida de soltera en la que Rachel estuvo a punto de tener una aventura ¡con Chandler!

Esta “no boda” es el inicio de una nueva vida para Rachel: independencia, éxito profesional, madurez sentimental y hasta el inicio inesperado de una familia serán algunos de los cambios que, de haberse casado con Barry, ella nunca habría experimentado.

Aunque no hay escenas de su boda, sí que se puede observar en otras temporadas la revancha de Barry, cuando finalmente se casa con Mindy, la exmejor amiga de Rachel. En esa boda, el vestido que Mindy elige para sus damas será la peor pesadilla de Rachel (y de cualquiera), pero logra recuperar su confianza cantando Copacabana frente a los invitados, como una señal de que ha dejado el pasado atrás.

2. El de la boda de Carol y Susan

NBC
NBC

La boda de Carol y Susan es una de las más organizadas de la serie: baile, buena comida y una locación urbana decorada con mucha elegancia. Con la presencia de su bebé encabezando el cortejo, la ceremonia es romántica y emotiva, hasta que la interrumpe el fantasma que comparte, temporalmente, el cuerpo de Phoebe.

Como los contratiempos no podían faltar, el catering de Carol les juega una mala pasada. Por suerte, Monica, su excuñada, está por convertirse en una chef profesional y siempre está dispuesta a poner en práctica sus conocimientos, sin importar el número de comensales.

Románticas y modernas, ambas novias lucen outfits muy sofisticados: Susan, un coordinado de saco y falda larga y Carol un vestido con asimetrías. Ambos looks tienen tejidos semisatinados en colores suaves. Además, las dos lucen sombreros de muy buen gusto. ¿Cómo no recordar una de las primeras grandes bodas entre dos mujeres que se pasaba por televisión?

3. El de la boda de Ross y Emily

NBC
NBC

Esta boda en Inglaterra no terminó bien, pero ha pasado a la historia como una de las más memorables de todas las temporadas. No hubo mucho tiempo para organizarla, pero en uno de los gestos más románticos de la serie, Ross y Monica convierten una iglesia en ruinas en la locación romántica que Emily siempre soñó, iluminada con velas y series de luces que, junto con las flores para boda, creaban un ambiente muy elegante y bohemio. De no ser porque, spoiler alert, Ross dice el nombre equivocado en la ceremonia, los invitados habrían podido disfrutar de una magnífica recepción con música en vivo.

Gracias a los preparativos de esta boda, Rachel, Monica y Phoebe protagonizaron una divertida escena en la que lucieron vestidos de novia sencillos. De hecho, fue Monica quien estrenó el vestido corte imperio con pedrería y tirantes lenceros de Emily: ¿le habrá dado mala suerte? Ross coordinó su chaqué con chaleco añil y corbatín con el de sus best men y las damas de honor vistieron en un flamante rojo.

4. El de la boda de Ross y Rachel

NBC
NBC

Una boda en medio de una escapada romántica a Las Vegas suena como el plan perfecto… siempre y cuando los novios tengan planeado casarse. La celebración de aniversario de noviazgo de Monica y Chandler se convierte en un viaje de grupo para visitar a Joey a la capital del juego y la vida nocturna. Parece que Chandler y Monica están listos para repentinamente llegar al altar, cuando tropiezan con Joey y Phoebe, que están invitados a la boda… de Rachel y Ross.

A pesar de que nadie ve la ceremonia y de que los novios tardan mucho en recordar los detalles, es uno de los enlaces más hilarantes de toda la serie. Ross con la cara pintada como ratón y Rachel con un ramo de novia artificial y un bigote (que Richard envidiaría) salen riéndose a carcajadas de la capilla. 

5. El de la boda de Monica y Chandler

NBC
NBC

La relación de estos dos amigos cambió completamente nada más y nada menos que en la boda de Ross y Emily, así que no todo fueron malas noticias. Desde la entrega del anillo de compromiso hasta el resbaladizo primer baile, esta pareja hizo suspirar al público y su boda es un ejemplo de organización, romance y mucho sentido del humor.

El vestido de novia de Monica, de corte ceñido, sin mangas, con un escote en V y un largo velo transparente son tan icónicos como los vestidos de fiesta de tono verde olivo con tocados a juego que lucieron sus damas de honor. Chandler lleva un elegante traje con chaleco dorado, con un boutonniere coordinado con el ramo de novia rojo de su prometida. Obvio que, si la planeaba Monica, la boda estaría muy cuidada.

Esta es la única boda de Friends con dos ambientes: la ceremonia en una amplia capilla con un camino al altar lleno de pétalos de rosas y la recepción en un clásico salón. Hermosa decoración, banda de jazz, seating plan… todos los detalles están bien retratados, no se podía esperar menos. Además, cada etapa de los preparativos está perfectamente identificada a lo largo de la temporada: desde la increíble propuesta de matrimonio o la plática sobre el presupuesto hasta la apertura de regalos.

La lección más importante de esta boda es que las parejas deben tener comunicación durante todo el proceso, ya que de esta manera crecerán juntos y tendrán una celebración perfecta.

6. La boda de Phoebe y Mike

NBC
NBC

Phoebe y Mike pueden ser polos opuestos, pero su boda es prueba de que el amor permite superar cualquier complicación. Después de despedir a Monica, quien obviamente nació para ser wedding planner, la boda de Phoebe amenaza con convertirse en un desastre. Sin embargo, ni siquiera una fuerte nevada es suficiente para impedir el feliz enlace.

Phoebe es una prometida poco convencional, amante y exponente de la moda bohemia. Su vestido de novia era de corte en A y tono lila lo acompañó con un contrastante velo blanco y mangas sisa que lució a pesar del frío. Las damas lucieron vestidos de diferentes tonalidades que tuvieron que acompañar con abrigos y chamarras. El colorido ramo de novia natural de Phoebe junto con el boutonniere de Mike crearon un mosaico muy animado en medio del paisaje invernal.

Se puede aprender mucho de esta boda: Monica está todo el tiempo en contacto con sus proveedores y lleva una bitácora estricta. Además, es posible celebrar una fiesta en cualquier clima, solo hay que dejar que la locación sea el centro de atención.

¿Cuál es su boda favorita de Friends? ¿Qué valiosas enseñanzas aprovecharán en su boda? Estilismos nupciales, intercambio de pensamientos de amor durante los votos matrimoniales y arreglos florales para bodas. Hay muchos elementos que pueden aprovechar para organizar una boda inolvidable y, sobre todo, disfrutar en compañía de sus seres queridos. ¡Pero ni un solo desliz inoportuno ante el altar!